¿Son Las Bebidas Energéticas Malas para Usted?

Publicado el 18 de May de 2017 por Dr. Edward F. Group III, DC, ND

Las bebidas energéticas son populares entre jugadores, estudiantes, atletas, profesionales y cualquier persona que tenga que conducir de Milwaukee a St. Louis. También son un gran negocio. Los estadounidenses gastaron 12,500 millones de dólares en bebidas energéticas en 2012. bebidas energéticas
Los expertos del mercado predicen que el número va a subir hasta 21,5 mil millones de dólares en 2017.[1] Está claro que estas bebidas siguen creciendo en popularidad. Con tanta gente consumiéndolas todos los días, ¿realmente las bebidas energéticas pueden ser tan malas? La respuesta corta es sí.

Las bebidas energéticas pueden ser devastadoras para su salud. Contribuyen a problemas cardíacos, presión arterial alta, obesidad, diabetes, ansiedad, insomnio y varios otros riesgos para la salud. En algunos casos raros, las bebidas energéticas incluso han resultado fatales.

Una Creciente Preocupación de Salud Pública

En el 2011, Sara Milosevic, de 16 años de edad, fue a una fiesta donde consumió varias bebidas energéticas alcohólicas premezcladas. Unas horas después empezó a vomitar violentamente. Los otros asistentes de la fiesta asumieron que era culpa del alcohol. A las 11 pm, la adolescente llamó a sus padres para que la recogieran. A las 3 de la mañana, Sara había muerto. Una autopsia reveló que su contenido de alcohol en la sangre era solamente de .04, ni siquiera era lo suficiente para que una persona sea considerada ebria según la ley. El padre de Sara, químico de profesión, cree que las bebidas energéticas causaron su muerte.[2, 3]

En el 2011, pocos días antes de Navidad, Anais Fournier, de 14 años, sufrió un infarto de miocardio. Durante las 48 horas previas a su muerte, consumió cuatro bebidas energéticas. En total, Anais consumió 480 mg de cafeína, menos de una décima parte de la dosis fatal oficial del estimulante, pero casi cinco veces más que el límite recomendado para adolescentes. Los médicos especulan que las bebidas energéticas estimularon una condición cardíaca genética preexistente.

No son sólo los adolescentes los afectados. En el 2015, Martin Bowling sufrió un ataque al corazón después de consumir ocho bebidas energéticas en un pub. Bowling fue llevado rápidamente a un hospital y sobrevivió. Había estado gastando $150 por semana en bebidas energéticas.

“Las había tomado durante unos siete años y era como si me hubiera vuelto adicto. Ahora veo esas bebidas como la muerte en una lata.”[5, 6]

Incluso los atletas más conocidos pueden sucumbir a la toxicidad de las bebidas energéticas. En el 2003, el luchador profesional “Stone Cold” Steve Austin fue hospitalizado con palpitaciones graves en el corazón. Él cree que su hábito de consumir 3-5 bebidas energéticas cada día fue una causa primaria de su crisis de salud.

“Creo que me estoy muriendo, voy a morir seguro”, recuerda Austin del evento. “Mi corazón latía tan fuerte que parecía que iba a romperme una costilla y saltar de mi pecho. Mi corazón podría estar a 160 o 180 latidos por minuto. Me temblaban las piernas y no podía hacer que pararan. Estaba seguro de que estaba teniendo un ataque al corazón”.

Entre el 2004 y 2014, las bebidas energéticas, oficialmente, han sido un factor en, al menos, 34 muertes.[8] De manera no oficial, quizás muchas más. Las muertes por cafeína, a menudo, son atribuibles a otros factores y muchas no se reportan y ni se diagnostican. Algunos médicos sospechan que el número real podría ser mucho mayor.[9] Miles de personas han sido hospitalizadas con síntomas de sobredosis por bebidas energéticas, incluyendo insomnio, ansiedad, convulsiones, presión arterial alta, ataques cardíacos y otras complicaciones cardiovasculares. Las alas que te dan las bebidas energéticas puede que vengan acompañadas de arpa y aureola.

Cómo Reacciona Su Cuerpo a las Bebidas Energéticas

Todos necesitamos un poco de energía de vez en cuando, pero hay opciones más saludables. Las bebidas energéticas son un cóctel químico de cafeína, azúcar refinado y otros ingredientes. Algunos de los cuales, como las hierbas y vitaminas, incluso pueden parecer sanos. Entonces, ¿qué es lo que hace que las bebidas energéticas sean tan peligrosas?

Un estudio examinó el efecto que tenía consumir sólo una lata de 16 onzas de una marca líder de bebidas energéticas en las funciones básicas y vitales. ¿Los resultados? La presión arterial saltó un promedio de 6,6 puntos en el transcurso de treinta minutos del consumo, y la norepinefrina, una hormona del estrés, aumentó en un 75%. La noradrenalina también mejora la producción de cortisol, una hormona que almacena las grasas, aumentando significativamente el riesgo de aumento de peso.[10]

Los fabricantes de bebidas energéticas sostienen que sus productos son seguros cuando se consumen en las cantidades recomendadas. ¿Sabe cuál es la ingesta máxima recomendada? Para la mayoría de las marcas, son dos o tres latas por día. Para otras, es sólo una.

Estas advertencias son fáciles de pasar por alto. Los fabricantes generalmente, las ocultan en letra pequeña en la parte posterior de la lata con otra información que pocas personas se molestan en leer, eso es, si hay alguna advertencia. No se equivoque, los fabricantes de bebidas quieren que usted tome tantos de sus productos como sea posible.

Existen dos peligros principales para la salud de las bebidas energéticas: neurológicos y cardiológicos. En otras palabras, son peligrosas para su sistema nervioso y su corazón. Estos problemas son causados ​​por los mismos ingredientes que le hacen sentir energizado: unos niveles escalonadamente altos de cafeína y azúcar.

Las Bebidas Energéticas Son Altas en Azúcar

Las bebidas energéticas pueden contener hasta 78 gramos de azúcar por porción. Eso son 20 cucharaditas de azúcar cada vez que toma una.[11] Es cierto que ese es el máximo, pero estas bebidas tienen, como promedio, alrededor de 30 gramos de azúcar y 280 calorías por lata. Eso no es comida sana. Si mantenerse delgado es su objetivo, tomar sólo una bebida energética hará que eso sea 280 calorías más difícil. Eso son unos 35 minutos de sentadillas.

Incluso si se mantiene suficientemente en forma para evitar la diabetes y el aumento de peso, el azúcar puede arruinar su salud de otras maneras. El exceso de azúcar es uno de los principales contribuyentes a las enfermedades del corazón. Un estudio concluyó que la gente que consume el 25% o más de sus calorías diarias del azúcar duplica sus posibilidades de morir de enfermedad cardíaca.[12]

Muchas compañías tienen versiones sin azúcar o sin calorías de sus productos, pero ¿qué usan para reemplazar el azúcar? Los edulcorantes artificiales como el aspartame pueden ser aún peores para su salud. Pueden interferir con su bioma intestinal, dañar su metabolismo, fomentar la obesidad y contribuir a la diabetes.[13, 14, 15]

Las Bebidas Energéticas Son una Fuente de Cafeína

Las cantidades exactas varían, pero una bebida energética media contiene alrededor de 70-100 mg de cafeína, tanto como una taza de café.[16] Eso no suena muy peligroso y, para un adulto sano, por lo general, no lo es. La cafeína es tóxica pero generalmente, segura en pequeñas cantidades. El problema es la combinación de cafeína y los otros estimulantes de una bebida energética, así como los ingredientes menos estudiados como la taurina. Este cóctel químico puede desencadenar problemas de salud existentes, incluyendo trastornos genéticos que ni siquiera puede saber que tiene todavía.

Esto es probable que sucediera en el caso de Anais Fournier. Anais tenía una condición cardíaca llamada prolapso de la válvula mitral, una condición relativamente común que afecta a 1 de cada 20 estadounidenses.[4] Ella consumió sólo dos bebidas energéticas durante las 24 horas previas a su muerte. Eso no parece mucho pero, combinado con su condición, fue suficiente para traer consecuencias trágicas.

Las Bebidas Energéticas y los Niños

El caso desafortunado de Fournier es poco probable que sea el último. El consumo de bebidas energéticas por parte de los jóvenes va en aumento. La cultura y los medios de comunicación influyen en nuestras dietas en muchos sentidos, tanto directa como indirectamente. Por ello, los jóvenes son propensos a ver las bebidas energéticas como sólo una especie de refresco más de moda. Un estudio de 2014 estimó que el 68% de los adolescentes y el 18% de los niños menores de 10 años consumen bebidas energéticas.[17]

Mientras que la cafeína es segura en pequeñas cantidades para los adultos sanos, es un riesgo probado para la salud de los niños. Casi el 50% de las personas con sobredosis de cafeína tienen menos de 19 años.[18] Los adolescentes deben limitar su consumo a no más de 100 mg de cafeína al día. Los niños de 4 a 6 años de edad no deben consumir más de 45 mg al día.[19] Para los niños más jóvenes el número debe ser cero.

A diferencia de los cigarrillos y el alcohol, por lo general, no existen restricciones de edad para comprar bebidas energéticas en los EE.UU. Otros países están siendo más inteligentes. En Suecia, por ejemplo, la mayoría de las bebidas energéticas sólo pueden venderse en farmacias y la venta a niños está prohibida.[17] La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que las bebidas energéticas tienen un “efecto negativo demostrado en los niños”.[17] La conclusión es simple: los niños nunca deben consumir bebidas energéticas.

Las Bebidas Energéticas y el Alcohol

A principios de los años 2000, las empresas de bebidas energéticas, ávidos de nuevas utilidades, comenzaron su comercialización a las personas que acuden al bar. Instaron a los camareros a fomentar las bebidas con mezclas de alcohol y bebidas energéticas. Siento ser un buzzkill (agua fiestas), pero la combinación de bebidas energéticas con el alcohol aumenta sustancialmente los peligros de ambos. La cafeína es un estimulante, mientras que el alcohol es un depresor. La combinación de los dos puede desequilibrar su sistema.

Una forma en que esto se manifiesta es con una sensación de “embriaguez retrasada”. Los estimulantes enmascaran algunas de las señales sensoriales que normalmente utilizamos para determinar nuestro nivel de intoxicación. En otras palabras, está ebrio, con la misma pérdida de cognición y habilidades motoras como de costumbre, pero no se da cuenta. Esto significa que es probable que tome mucho más y mucho más rápido de lo normal.

Sé que algunas personas podrían pensar que esto suena como algo bueno. Podrá salir de fiesta más tiempo, ¿verdad? Bueno, eso es lo que los vendedores de bebidas energéticas quieren que crea.

La cafeína no cambia su nivel de alcohol en la sangre real, sólo su percepción. Eso significa que a medida que bebe más para llegar al puntillo, todos los peligros habituales de consumir alcohol se magnifican. Un estudio encontró que las personas que mezclan alcohol y bebidas energéticas eran más de dos veces más propensas a conducir bajo los efectos del alcohol y mucho más propensas subir como pasajero en un coche con un conductor borracho.[20] A medida que sienta la necesidad de beber más para llegar al puntillo al que esté acostumbrado, el riesgo de intoxicación por alcohol también aumenta. Por si todo eso no fuera suficiente, la resaca también va a ser peor.[21]

Hace algunos años, las compañías de bebidas energéticas estaban deseosas de aprovechar el potencial de una nueva fuente de ingresos con las bebidas alcohólicas. Comenzaron a vender las bebidas energéticas alcohólicas premezcladas. La FDA advirtió a los consumidores que tenían que evitar estas bebidas peligrosas y envió cartas de advertencia a las compañías de bebidas energéticas llamando a esos brebajes una amenaza para la salud pública.[22] Las bebidas energéticas alcohólicas premezcladas desaparecieron rápidamente de los estantes estadounidenses poco después. Eso no impedirá que pueda ordenar una bebida energética mixta en un bar o mezclar la suya propia, pero yo actuaría con cautela.

El Efecto de las Bebidas Energéticas en el Rendimiento Deportivo

Las bebidas energéticas siguen siendo muy populares entre los atletas por sus supuestos efectos en la mejora del rendimiento. Algunas personas no se preocupan por sus efectos secundarios, siempre que les ofrezca resultados. Bueno, si la idea de un ataque al corazón en el medio de un partido de kickboxing no le disuadió, tal vez esto sí: las bebidas energéticas arruinan el rendimiento atlético a largo plazo.

Los estudios sobre los efectos reales en la mejora del rendimiento han revelado resultados mixtos. Algunos estudios han encontrado un impulso menor a corto plazo, mientras que otros no han encontrado efectos de mejora del rendimiento.[23] La verdad es que no hay ninguna poción mágica para ganar dentro de esas latas. Cualquier efecto potenciador en el rendimiento que se perciba es el resultado de una sencilla fórmula: combinar cafeína con hidratos de carbono, y hay maneras más saludables de obtenerlos.

Nuestros cuerpos rápidamente desarrollan una tolerancia a sustancias como la cafeína y el azúcar. Las reacciones a la cafeína incluyen, con frecuencia, inestabilidad del intestino, cambios de humor y ansiedad. En el caso del azúcar, es el aumento de peso y la diabetes. Ambos pueden causar insomnio y otros trastornos del sueño. Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition encontró que las bebidas energéticas aumentaron significativamente el insomnio y la ansiedad en los atletas.[24]

El Aluminio: Una Toxina Oculta

Hay otra fuente potencial de toxicidad en las bebidas energéticas que usted probablemente no haya considerado: la propia lata. Las latas de aluminio han sido el envase estándar durante décadas, pero el aluminio es tóxico para el cuerpo humano. Esperemos que nadie se coma la lata después de consumir la bebida, pero las bebidas energéticas son ácidas y separan trazas de aluminio que contaminan la bebida en sí. El estadounidense promedio ingiere cerca de 7-9 miligramos de aluminio al día en los alimentos y bebidas.[25]

Si ingiere una pequeña cantidad de aluminio, los procesos naturales de desintoxicación de su cuerpo normalmente pueden filtrar y eliminar las toxinas. Consumir una cantidad excesiva de bebidas enlatadas durante un período prolongado es una historia diferente. Cuando usted ingiere material tóxico más rápidamente de lo que su cuerpo puede procesarlo, ese material se acumula, abrumando su sistema. Quienes padecen problemas renales existentes están especialmente en riesgo debido a una capacidad de filtrar toxinas reducida.[25]

Los altos niveles de aluminio pueden causar trastornos en el cerebro, los huesos y el sistema nervioso incluyendo confusión, debilidad muscular, huesos quebradizos y convulsiones. En los niños, la toxicidad del aluminio puede afectar el desarrollo mental y físico.[26]

Mezclar sus propias bebidas frescas en casa es lo mejor que puede hacer para saciar su sed, pero entiendo que eso no siempre es práctico. Si debe comprar las bebidas pre-empaquetadas, sólo compre las bebidas en envases de vidrio.

Alternativas a las Bebidas Energéticas

Sin lugar a dudas, un estilo de vida saludable con una dieta adecuada, un montón de descanso y ejercicio regular, es la mejor manera de sentirse plenamente energizado. Sin embargo, hay momentos en que todo el mundo necesita ese impulso adicional. Si las bebidas energéticas están descartadas, ¿cuáles son las mejores opciones?

Ginseng

La mayoría de las bebidas energéticas dicen contener ginseng. El ginseng en sí es excelente, mejora la energía, el apetito y la calidad del sueño.[27] Sin embargo, el ginseng utilizado en bebidas energéticas es barato, procesado, de baja calidad y presente en cantidades tan pequeñas que su efecto terapéutico es prácticamente inexistente.[28] Cuando además consideramos la cantidad perjudicial de azúcar y los ingredientes tóxicos, los beneficios potenciales del ginseng quedan más que aniquilados.

¿Por qué no evitar el cóctel químico e ir directamente a la fuente? Un suplemento de ginseng es mucho más activo, si es de alta calidad. De hecho, la efectividad del ginseng depende completamente de la calidad y la calidad varía considerablemente. Sólo compre de empresas de renombre que sean completamente transparentes sobre su abastecimiento y producción, y sólo invierta en productos que sean completamente naturales y libres de toxinas, como Ginseng Fuzion™.

Vitamina B-12

Si se siente falto de energía constantemente, puede ser uno de los 40% de los estadounidenses que tienen una deficiencia de vitamina B-12.[29] La deficiencia de B-12 conduce a un recuento bajo de glóbulos rojos, un tipo de anemia. Los síntomas incluyen fatiga, debilidad y dificultad para concentrarse.[30, 31] La carne roja, los moluscos y los productos lácteos son las fuentes más ricas de vitamina B-12. Hay pocas fuentes no animales, por lo que aquellos de nosotros que seguimos una dieta a base de plantas debemos considerar un suplemento de alta calidad de B-12 como   VeganSafe™ B-12.

El Té Negro y Verde

Si realmente necesita el impulso de la cafeína en la mañana, al menos, intente obtenerlo de una mejor fuente que las bebidas energéticas. El té negro o verde puede proporcionar un impulso mental similar. El té tiene menos cafeína que las bebidas energéticas y causa menos interrupciones del sueño.[32] De acuerdo con dos estudios doble ciego, aleatorizados, controlados con placebo, el té mejora la atención y el estado de alerta, según los pacientes.[33] La combinación de teanina y cafeína, ingredientes de origen natural en el té, mejora el rendimiento cognitivo.[34]

Yo sólo recomiendo el té para adultos y adolescentes, no para niños. Aunque el té tiene significativamente menos cafeína que las bebidas energéticas, cualquier cantidad de cafeína es un riesgo potencial para la salud para un cerebro y cuerpo en desarrollo.

Frutos Secos (Nueces)

Si necesita un impulso de energía rápido, pruebe un puñado de nueces. Los frutos secos o nueces son ricos en nutrientes ayudan a su cuerpo a mantener los niveles de energía y son una buena fuente de proteínas de alta calidad.[35] También contienen valiosos fitoquímicos como carotenoides, ácidos fenólicos, fitoesteroles y flavonoides. Estos nutrientes fomentan el bienestar físico y mental, ayudando al cuerpo a mantener unos niveles de energía más altos. Las nueces, las almendras, los anacardos, las avellanas, las macadamias, las pacanas y los pistachos proporcionan la mayor cantidad por su dinero.

Agua

Si se siente irritable y cansado, en realidad, podría estar ligeramente deshidratado. Los estudios muestran que incluso una deshidratación leve puede causar cambios drásticos en el estado de ánimo y los niveles de energía.[36] Es importante mantener una hidratación adecuada, especialmente cuando haga ejercicio. Olvídese de las bebidas deportivas de colores brillantes, el colorante azul no le va a ayudar. Los electrolitos son importantes, pero en el contexto de la comercialización de bebidas energéticas, es sólo una palabra pomposa para el potasio y la sal. Es importante reemplazar los minerales perdidos después de un entrenamiento intenso, pero puede obtener el mismo efecto añadiendo una pizca de sal cristalina del Himalaya al agua purificada.

Ejercicio

Puede sonar contradictorio, pero el ejercicio, en realidad, hará que se sienta menos cansado. De hecho, el ejercicio regular es lo mejor que puede hacer para aumentar la energía, controlar el peso y para la calidad de vida en general.[37] En caso de necesidad, incluso cinco minutos de ejercicio ligero, de baja intensidad, pueden mejorar tu estado de ánimo, concentración y niveles de energía.[38]

Dormir

¿Cansado? He aquí una idea loca: ¿Ha intentado dormir? Incluso una siesta de diez minutos hará maravillas por sus niveles de energía. Para tener éxito a largo plazo, necesita obtener la cantidad apropiada de sueño cada noche. Algunas personas necesitan más, otras menos, pero la cifra de la sabiduría popular de 8 horas de sueño cada noche es una buena regla general.

Ya sé, ¿quién tiene tiempo para dormir? ¿Conoce a alguien que duerma 8 horas cada noche? Es más probable que conozca a alguien que se jacte de dormir sólo cuatro horas. Un subproducto desafortunado de la vida moderna es esta extraña idea de que un sueño adecuado es igual a debilidad.

Esta manera de pensar es pura locura autodestructiva.  Necesita dormir. Ningún producto que potencia la energía es un sustituto. La cafeína no le da energía, engaña al cuerpo para que no se dé cuenta de lo cansado que está. Todo lo que está haciendo es esperar un poco más de tiempo, por el que pagará más tarde.

¿Cuál es su opinión sobre las bebidas energéticas? Deje un comentario a continuación y comparta sus ideas y experiencias con nosotros.

 


†Los resultados pueden variar. La Información y declaraciones hechas son para fines educativos y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no provee consejos médicos, recetas o diagnosticos de enfermedad. Los puntos de vista nutricional y consejos expresados por Global Healing Center no tienen la intención de ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave o alguna preocupación de salud, consulte a su médico.


Regístrese Gratis para Recibir un Boletín de Salud Natural
Tome control de su salud hoy introduciendo su correo electrónico:

  

Categoría: Artículos Sobre Noticias de Salud, Artículos Sobre Riesgos Para La Salud
Dr. Edward F. Group III, DC, ND

Sobre el Autor:

El Dr. Group ha estudiado métodos curativos naturales durante más de 20 años y ahora enseña a los individuos y a los practicantes de todo el mundo. Ya no atiende pacientes pero se concentra exclusivamente en dar a conocer temas de salud y bienestar a la comunidad global. Bajo su liderazgo el Global Healing Center, Inc. ha obtenido reconocimiento como uno de los recursos alternativos, orgánicos y naturales más populares del Internet.

Nuestra Compañía

Productos

Ayuda

PÓNGASE EN CONTACTO

  • Global Healing Center
    2040 North Loop West, Ste. 234
    Houston, Texas 77018
    Telephone: 713-476-0016
    Toll Free: 1-800-476-0016
  • Contáctenos

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA). Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net
Exención de responsabilidad | Política de Privacidad