¿Qué es la Menopausia?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
la Menopausia

La menopausia es un cambio importante en la vida de una mujer. Se caracteriza por el cese de los ciclos menstruales y una serie de síntomas físicos: sofocos, disminución de la energía y estado de ánimo deprimido, sólo para nombrar unos pocos.[1] La medicina moderna ha medicalizado esta experiencia natural, convirtiéndola en una enfermedad diagnosticable que se puede remediar con fármacos y terapias hormonales. Pero esta es la realidad: la menopausia no es una enfermedad. A pesar de las molestias iniciales que, a menudo, son temporales y gestionables, esta transición natural puede ser una experiencia liberadora.

Explorar la Menopausia

Aunque, por lo general, pensamos en la menopausia como algo que ocurre principalmente en el cuerpo, la realidad es que esta fase de la vida se origina principalmente en el cerebro. El hipotálamo es la glándula maestra que controla el sistema endocrino y esta glándula actúa como un sistema de mensajería hormonal que mantiene las hormonas en equilibrio. [2] Esta glándula decide cuando el cuerpo está listo para poner fin a sus años reproductivos e iniciar la menopausia.

En ese momento, los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona. Este cambio puede causar molestias, ya que el cuerpo está tratando de encontrar un nuevo equilibrio hormonal. Los cambios hormonales que ocurren pueden comenzar años antes de que la menopausia tenga lugar realmente. Este período de malestar hormonal se llama “perimenopausia” y puede durar muchos años en el caso de algunas mujeres. La terapia de reemplazo hormonal (TRH) es lo que se utiliza actualmente para los síntomas de la menopausia y la perimenopausia, a pesar de que una serie de estudios sugieren que aumenta el riesgo de cáncer de mama. [3]

Síntomas de la Menopausia

Cada mujer experimenta la menopausia de una manera diferente. Algunas mujeres pueden pasar por este proceso de cambio sin mucha molestia, otras experimentan todas las quejas más habituales. Si bien es prácticamente imposible enumerar todos los síntomas de la menopausia, aquí están algunos de los más comunes.

1. Aumento de Peso

La menopausia, por desgracia, tiende a exacerbar los problemas de peso. [4] Los cambios hormonales y los cambios en el metabolismo parecen ser síntomas comunes en muchas mujeres menopáusicas.

2. Sofocos

La mayoría de la gente asocia la menopausia con los sofocos. Estas sensaciones febriles de calor, por lo general, en el pecho, son los síntomas más típicos para muchas mujeres. Los sofocos pueden dificultar el sueño, especialmente si van acompañados de transpiración severa.

3. Períodos Irregulares

La irregularidad menstrual puede ser un problema molesto previo a la menopausia, dado que la regularidad y el flujo de los periodos varían en gran medida durante este cambio. Por lo general, los períodos menstruales se aligeran gradualmente hasta que desaparecen por completo.

4. Cambios Sexuales

Una de las cuestiones más difíciles que enfrentan algunas mujeres durante la menopausia es una pérdida de libido. A menudo, las membranas mucosas vaginales se vuelven más secas y más delgadas después de la menopausia, causando picazón o dolor durante el coito. [5] En el extremo opuesto, algunas mujeres experimentan una mejora en el placer durante el acto sexual.

Por difícil que estos síntomas sean, es importante darse cuenta de que no son necesariamente inevitables ni eternos. La mayoría de las mujeres se dan cuenta de que muchos de estos síntomas disminuyen con el tiempo, especialmente si utilizan métodos naturales de salud para mejorar su bienestar durante la transición.

Soluciones Naturales para la Menopausia

Si bien no existe una “cura” para la menopausia (no es que creamos que sea algo que se debe curar), hay algunas maneras naturales de ayudar al cuerpo durante esta etapa de la vida. Lo más importante a recordar es que la mayoría de las mujeres menopáusicas experimentan síntomas adversos de manera estrictamente temporal.

La TRH sigue siendo uno de los remedios más ampliamente utilizados, por no hablar de una de las técnicas más controvertidas para gestionar la menopausia. La terapia hormonal se ha relacionado con enfermedades del corazón. [6] En lugar bombear hormonas con la esperanza de que el cuerpo se adapte, puede que sea mejor dejar que la naturaleza siga su curso. El cuerpo es inteligente y cuando detecta un desequilibrio, a menudo, trata de fomentar la homeostasis.

La homeopatía puede ser extremadamente útil durante la menopausia y muchas mujeres reportan resultados positivos. [7] A menudo, se utiliza la nutrición para maximizar los beneficios de la homeopatía. los ácidos grasos omega-3, abundantes en el pescado, las nueces y las semillas, se ha demostrado que fomentan un buen estado de ánimo y alivian los sofocos.[8] [9] La medicina china tradicional, como la acupuntura y las terapias a base de hierbas, también pueden aliviar la gravedad de los sofocos.[10]

Una Reflexión Final

La menopausia es justo lo que significa: una pausa momentánea; un momento para hacer un balance y reagruparse. Aunque puede ser un momento difícil, también puede señalar un nuevo capítulo en la vida. Las mujeres que están en transición hacia esta nueva fase puede que experimenten una libertad emocional más grandiosa de lo que han experimentado nunca. Cuidándote ahora mismo, a través de las estrategias naturales apropiadas descritas anteriormente, podrás ayudar a mantener tu integridad y gracia a medida que avanza este proceso.

¿Cómo haces/has hecho frente a tus síntomas de la menopausia? ¿Qué conocimiento has adquirido durante este proceso de transición? ¡Explícanoslo en los comentarios!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (10)
  1. Robert F Casper, MD. Clinical manifestations and diagnosis of menopause. UpToDate. February 4, 2014.
  2. John H. Morrison, Roberta D. Brinton, Peter J. Schmidt, and Andrea C. Gore. Estrogen, Menopause, and the Aging Brain: How Basic Neuroscience Can Inform Hormone Therapy in Women. The Journal of Neuroscience. 11 October 2006, 26(41): 10332-10348; doi: 10.1523/JNEUROSCI.3369-06.2006.
  3. Lai JN, Wu CT, Chen PC, Huang CS, Chow SN, Wang JD. Increased risk for invasive breast cancer associated with hormonal therapy: a nation-wide random sample of 65,723 women followed from 1997 to 2008. PLoS One. 2011;6(10):e25183. doi: 10.137/journal.pone.0025183.
  4. Davis SR, Castelo-Branco C, Chedraui P, Lumsden MA, Nappi RE, Shah D, Villaseca P. Understanding weight gain at menopause. Climacteric. 2012 October;15(5):419-29. doi: 10.3109/13697137.2012.707385.
  5. Kao A, Binik YM, Kapuscinski A, Khalife S. Dyspareunia in postmenopausal women: a critical review. Pain Research & Management. 2008 May-June;13(3):243-54.
  6. Ningqui Hou, Susan Hong, Wenli Wang, Olufunmilayo I. Olopade, James J. Dignam and Dezheng Huo. Hormone Replacement Therapy and Breast Cancer: Heterogeneous Risks by Race, Weight, and Breast Density. Journal of the National Cancer Institute. 2013. 105 (18): 1365-1372. doi: 10.1093/jnci/djt207.
  7. Bordet MF, Colas A, Marijnen P, Masson J, Trichard M. Treating hot flushes in menopausal women with homeopathic treatment–results of an observational study. Homeopathy. 2008 January;97(1):10-5. doi: 10.1016/j.homp.2007.11.005.
  8. Freeman MP, Hibbeln JR, Silver M, Hirschberg AM, Wang B, Yule AM, Petrillo LF, Pascuillo E, Economou NI, Joffe H, Cohen LS. Omega-3 fatty acids for major depressive disorder associated with the menopausal transition: a preliminary open trial. Menopause. 2011 March;18(3):279-84. doi: 10.1097/gme.0b013e3181f2ea2e.
  9. Lucas M, Asselin G, Merette C, Poulin MJ, Dodin S. Ethyl-eicosapentaenoic acid for the treatment of psychological distress and depressive symptoms in middle-aged women: a double-blind, placebo-controlled, randomized clinical trial. The American Journal of Clinical Nutrition. 2009 February;89(2):641-51. doi: 10.3945/ajcn.2008.26749.
  10. Dodin S, Blanchet C, Marc I, Ernst E, Wu T, Vaillancourt C, Paquette J, Maunsell E. Acupuncture for menopausal hot flushes. Cochrane Database of System Reviews. 2013 July 30;7:CD007410. doi: 10.1002/14651858.CD007410.pub2.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad