Yodo en la Sal: ¿Por Qué se le Agrega?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
yodo en la sal

Probablemente la mayoría de los aparadores de cocina en los estados Unidos contengan una caja de sal yodada. La etiqueta de la mayoría de las sales que se venden en los supermercados dice: “esta sal suministra yodo, un nutriente necesario”.

Pequeñas cantidades de muchas sales diferentes que contienen yodo son añadidas a la sal de mesa ya que la dieta estadounidense común suministra muy poca. Sin embargo, la sal yodada puede ser dañina.

Historia del yodo en la sal

El yodo fue añadido a la sal alrededor del año 1924, a solicitud de iniciativas gubernamentales, debido a la creciente necesidad de regular los trastornos ocasionados por el déficit de yodo. En la década del 20 en los Estados Unidos, los Grandes Lagos y la región del noroeste del Pacífico del país padeció de una alta incidencia de bocio (enfermedad común provocada por un mal funcionamiento de la glándula tiroidea). Esto se debió a que los niveles de yodo del suelo eran extremadamente bajos y las personas no consumían alimentos ricos en yodo.

Investigadores de la Universidad de Michigan decidieron copiar la práctica suiza de añadir yodo a la sal utilizada para cocinar para intentar remediar el problema. Como resultado, la incidencia de bozo disminuyó drásticamente (en inglés) y pronto la práctica se convirtió en una norma. [1]

De hecho, debido al éxito experimentado en Michigan, la Morton Salt Company por primera vez vendió sales enriquecidas con yodo a escala nacional. Los comités de regulaciones se percataron de que sería fácil tomar una medida simple y rentable para prevenir este desbalance de salud y por un costo aproximado de $0,05 por persona por año la sal se volvió yodada.

La sal se utilizó como portadora de yodo porque era un método fácil y libre de daños de introducir el yodo en la cadena alimenticia. La sal es un alimento que casi todo el mundo consume durante el día y todos los días. La sal yodada también fue añadida al pienso animal ya que ofrecía igualmente beneficios para apoyar la glándula tiroidea del ganado.

Entonces, ¿por qué es mala la sal yodada?

Las cosas han cambiado desde la década del 20 con la fabricación de sustancias químicas tóxicas y formas más rentables de cultivar la sal. La mayoría de la sal que se cultivaba en aquella época era sal natural proveniente del mar o de depósitos naturales de sal y contenía el microelemento yodo beneficioso.

La sal de mesa o “sal yodada” no es una roca, cristal ni sal de mar saludable que ocurre de manera natural. Es un tipo de sodio fabricado que se llama cloruro sódico con yodo agregado.

Al yodo presente en la sal disponible en las tiendas de víveres, restaurantes y prácticamente en todos los alimentos procesados se le han añadido sustancias químicas sintéticas. Estas sustancias químicas pueden incluir formas fabricadas de yodo, co-aluminato de sodio en solitario, fluoruro de bicarbonato de sodio, cantidades tóxicas de yoduro de potasio, agentes antipelmazantes y derivados de aluminio. La sal de mesa también ha sido blanqueada. Desafortunadamente, la mayoría de la sal de mesa no es solo mala para la salud sino también tóxica para el organismo y nunca debe ser considerada una fuente de yodo saludable.

La sal encontrada en la naturaleza usualmente no es blanca, tiene un color rosado como la Sal Cristalina del Himalaya la cual es cultivada en montañas prístinas y secadas al sol de forma natural.

Por supuesto, necesitamos este yodo porque la glándula tiroidea lo necesita para producir tiroxina y triyodotironina, dos hormonas esenciales para la función metabólica. Formas de yodo utilizadas comúnmente incluyen yodato de potasio, yoduro de potasio, yodato de sodio y yoduro de sodio. Cada una de estas formas de yodo ofrece al cuerpo las hormonas T4 y T3 necesarias para la glándula tiroidea.

¿Es suficiente el yodo de la sal?

Aún al consumir sal de mesa fortificada con yodo usted puede correr el riesgo de tener deficiencias de micronutrientes. Gracias a un estudio realizado en la Universidad de Texas en Arlington y publicado (en inglés) en la revista de la Sociedad Americana de Química, Ciencia Ambiental y Tecnología se descubrió que la sal por sí sola no puede prevenir la deficiencia de yodo. [2]

La investigación analizó los niveles de yodo en más de 80 tipos de marcas de sal yodada vendida comúnmente y se descubrió que 47 de ellos (¡más de la mitad!) no cumplía con las recomendaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos referentes a los niveles saludables de yodo. Además, con el tiempo, los niveles de yodo tienden a disminuir en los productos de sal que se almacenan en condiciones húmedas. El estudio concluyó que solo el 20% de la llamada sal “yodada” que se vende en las tiendas tiene suficientes micronutrientes para considerar que es suficiente para la adquisición de los niveles diarios.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DABFM

Referencias (2)
  1. McClure RD. Goiter prophylaxis with iodized salt. Science. 1935 October 18. vol82 no. 2129 pp.370-371 DOI: 10.1126/science.82.2129.370.
  2. Purnendu K. Dasgupta, Yining Liu, Jason V. Dyke. Iodine nutrition: iodine content of iodized salt in the United States. Environ. Sci. Technol. 2008 January 9. 42 (4), pp 1315–1323 DOI: 10.1021/es0719071.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad