ATENCIÓN: Antes de comenzar su limpieza, recomendamos leer la siguiente información sobre los pasos de limpieza que han servido de maravilla para nuestros clientes en sus resultados de limpieza. [Leer los pasos]

La Vesícula y los Cálculos Biliares

Hígado y Vesícula Biliar

Se estima que los cálculos biliares afectan a 20 millones de personas al año tan sólo en los Estados Unidos.1 Mientras que muchas personas pueden tener cálculos y no saberlo, casos agudos pueden provocar la perforación eventual de la vesícula y posiblemente hasta la muerte. Comprender su vesícula (y aprender a ayudar al cuerpo para que expulse los cálculos biliares y evitarlos en el futuro) es fundamental para tener un estilo de vida saludable, libre de estos dolorosos malestares.

La Vesícula: Ubicación, Descripción y Función

Situada en el cuadrante superior derecho del abdomen y localizada debajo del hígado, la vesícula es un órgano en forma de frijol rojo que está conectado al hígado y al conducto hepático. La vesícula funciona como un lugar de almacenamiento que guarda alrededor de una pinta de bilis que el hígado produce a diario. Las células de las paredes intestinales secretan la hormona colecistoquinina. Esta hormona hace que la vesícula se contraiga, por lo tanto envía bilis al conducto biliar común.

La bilis es un apoyo esencial para la enzima lipasa dentro del proceso de digestión de grasas, descomponiéndolas en partículas más pequeñas (mismas que, a cambio, incrementan la superficie de los lípidos sobre la cual la lipasa actúa). La vesícula almacena bilis hasta que la necesita, entonces la bilis se secreta hacia los intestinos después de que usted ingiere comidas grasosas.

¿Cuál es el Propósito de la Bilis Digestiva?

Luego de que la bilis descompone las grasas, otras toxinas y las células muertas de la sangre, los intestinos se mueven entre la mezcla para ayudar en la digestión y la eliminación normales. De hecho, la bilis promueve la acción peristáltica que eventualmente hace que usted tenga un movimiento intestinal. Puede decirse, en este sentido, que la producción de bilis ayuda a prevenir el estreñimiento y fomenta la eliminación natural de toxinas y de otros desechos orgánicos que están dentro de los intestinos. Algunos estudios indican que la bilis también ofrece algunos beneficios antimicrobianos.2

Al igual, la bilis descompone las vitaminas A, D, E y K, que son solubles en grasas, mientras que promueve la asimilación de ácidos grasos. Mucha gente cree que el color café de un movimiento intestinal normal es causado por lo que come. Mientras que el color anormal de las heces puede ser el resultado de los alimentos y las bebidas (y ciertos trastornos digestivos), es un hecho que la hemoglobina procesada desde las células sanguíneas le da a la bilis su tono amarillo-verdoso, lo cual, a cambio, se mezcla con la comida para crear el color característico de los desechos humanos.3

¿Cómo se Desarrollan los Cálculos Biliares?

Los cálculos biliares se forman cuando se almacena demasiado colesterol en la vesícula. Por lo tanto, el 80% de las veces, una mala dieta es el factor principal que contribuye a la formación de cálculos biliares.4 Sin embargo, los científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania, recientemente descubrieron un gen dentro del cuerpo que fomenta de manera significativa las posibilidades de producir cálculos biliares.5 Por lo tanto, tanto la herencia como la dieta juegan un rol importante en la producción de cálculos biliares.

La Composición de los Cálculos biliares

La bilis se forma principalmente con colesterol que es disuelto, pero un exceso de colesterol puede provocar que se cristalice, por lo tanto forma piedras pequeñas y duras dentro de la vesícula.6 Las piedras también pueden formarse por un exceso de bilirrubina o debido a la acumulación de sales de calcio en la vesícula, sin embargo, a éstas comúnmente se les conoce como piedras de pigmento. Varios grupos demográficos tienen un riesgo más elevado de desarrollar cálculos biliares: las mujeres (especialmente si están embarazadas o son de edad avanzada), los nativo-americanos, y cualquier persona con sobrepeso. Por supuesto, como se mencionó, la genética y la dieta también contribuyen a que este padecimiento de manifieste.

Estadísticas Generales de los Cálculos Biliares

  • Cada año en los Estados Unidos, aproximadamente 1 millón de personas son diagnosticadas con cálculos biliares.
  • Tan sólo en los Estados Unidos, más de 500,000 extracciones de vesícula (colecistectomías) se llevan a cabo cada año, lo cual hace que este procedimiento quirúrgico sea el que más comúnmente se practica. La mayoría de las extracciones de vesícula se relacionan con la presencia de cálculos.7
  • Hasta 42 millones de americanos (alrededor del 14% de la población) padecen cálculos biliares. Muchas de estas personas no saben que tienen este padecimiento.8

Síntomas de los Cálculos Biliares

Es muy común vivir con estos cálculos todos los días sin tener síntomas aparentes. Sin embargo, cuando se presenta un cuadro provocado por las piedras, el resultado puede ser un dolor intenso que puede durar minutos, varias horas o más. El dolor usualmente comienza en el abdomen y de ahí se proyecta hacia el pecho, la espalda, el omóplato, y puede ser acompañado por gases, gastritis e indigestión.

Si los cálculos biliares bloquean el conducto biliar, el riesgo de infección aumenta. Si el dolor va acompañado por náuseas, vómito, fiebre y escalofríos, entonces es que ya se está dando la infección. Una vez que la infección pasa al hígado, el enfermo tendrá la piel ictérica y la región blanquecina de los ojos se tornará amarillenta.

Los cálculos biliares también pueden bloquear el conducto quístico, el cual puede inflamar la vesícula. Cuando esto sucede, el dolor en el lado superior derecho del abdomen y en el hombro izquierdo será evidente y la persona tendrá fiebre. Este padecimiento es llamado Colecistitis. Otro padecimiento, el íleo biliar, se provoca cuando un cálculo penetra el intestino delgado para bloquear el paso al intestino grueso. El íleo biliar sólo puede corregirse mediante cirugía. Sin embargo, medidas proactivas, tales como tomar suplementos herbales de gran calidad, pueden promover una salud óptima del hígado para que esto jamás suceda.

¿Qué Sucede Si Ya Me Quitaron la Vesícula?

Cuando a la persona le extraen la vesícula, el cuerpo humano generalmente compensa su ausencia. El conducto biliar, encontrado en el lado visceral del hígado, aumenta su tamaño para asumir el papel de almacenador de bilis. Algunos pacientes experimentan diarrea, el Síndrome del Colon Irritable, y otros trastornos gastrointestinales mientras que otros no exhiben ningún tipo de síntoma post-quirúrgico.

Una teoría indica que la bilis almacenada en el conducto biliar continuamente "goteará" dentro del intestino delgado (incluso cuando no haya alimentos presentes) consecuentemente provocando que el tracto intestinal se inflame. El efecto a largo plazo de esta irritación es que puede contribuir al desarrollo de cáncer de colon.

¿Cuál es la Mejor Dieta para la Vesícula?

Dado a que el colesterol es un principal contribuyente para el desarrollo de cálculos biliares, tiene sentido la recomendación de mantener una dieta baja en grasas y en colesterol. Una dieta elevada en fibra proveniente de organismos vivos puede ayudar a mantener la vesicular y el resto de su aparato digestivo funcionando adecuadamente. Los alimentos que deben evitarse incluyen el café, los refrescos, la leche, el chocolate, las carnes, los productos lácteos, y especialmente los alimentos que contienen mucha azúcar.

¿Las Alergias a los Alimentos Pueden Afectar mi Vesícula?

El doctor J.C. Breneman, un pionero en la investigación de alergias alimenticias, recientemente descubrió que es posible que al eliminar de la dieta comidas que pueden provocar alergias los síntomas de la vesícula disminuyan. Se encontró que la reacción alérgica a los alimentos de estos pacientes causaba inflamación en los conductos biliares, lo cual, a cambio, restringía el flujo de bilis y provocaba un mayor grado de dolor.

¿Cómo Puedo Limpiar Mi Vesícula?

Tener un colon limpio y en buen funcionamiento es vital para la salud general del cuerpo. Para que usted goce de la mejor salud que puede tener es esencial que limpie el hígado y la vesícula para que ayude a promover un aparato digestivo saludable y fuerte. Livatrex®, el increíble limpiador de hígado y de vesícula del Global Healing Center, está diseñado para ayudar al cuerpo en lo que respecta a su trabajo natural de limpieza.

Livatrex® contiene nueve ingredientes orgánicos que funcionan juntos para ayudar a desintoxicar y purgar el hígado y la vesícula de toxinas y sustancias nocivas. Livatrex® ayuda a estimular una vesícula lenta y a limpiar la sangre y el hígado al mejorar el flujo de bilis y ayudar a desbaratar los cálculos biliares y renales.

Artículos Recomendados


Referencias

1 Everhart, J. E., Khare, M., Hill, M. and K. R. Maurer. "Prevalence and ethnic differences in gallbladder disease in the United States." Gastroenterology. Pub. Sept 1999. Vol. 117, Issue 3. (632-9).
Available: www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=10464139&dopt=AbstractPlus PMID ID=10464139

2 Begley, M., Gahan, C. G. and C. Hill. "The interaction between bacteria and bile." FEMS microbiology reviews. pub. Sept 2005. Vol. 29, Issue 4. (625-51).
Available: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=16102595&dopt=AbstractPlus PMID: 16102595

3 University of Chicago Medical Center. "Biliary System - Anatomy, Functions." Online. Accessed 25 Sept 2007.
Available: http://www.uchospitals.edu/online-library/content=P00659

4 National Digestive Diseases Information Clearinghouse. "Gallstones." Online. Accessed 25 Sept 2007.
Available: http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/gallstones/index.htm

5 Lammert, F., Grünhage, F., Walier, M. and T. Wienker. "Research team discovers gallstone gene." Pub. in Hepatology. 11 July 2007. Issue 46. DOI 10.1002/hep.21847. Online. Accessed 25 Sept 2007.
Available: http://www.uni-bonn.de/en/News/93_2007.html

6 T. S. Low-Beer. "Nutrition and cholesterol gallstones." Proceedings of the Nutrition Society. Pub. Feb 1985. Vol. 44, Issue 1. (127-134 [8]).
Available by Subscription: http://www.ingentaconnect.com/content/cabi/pns/1985/00000044/00000001/art00026;jsessionid=2ow2ghpr7eaaw.alexandra

7 National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. "Dieting and Gallstones." Online. Accessed 25 Sept 2007.
Available: http://win.niddk.nih.gov/publications/gallstones.htm#whatare

8 Ibid.

9 Breneman, J. C., "Allergy elimination diet as the most effective gallbladder diet." Annals of allergy. Pub. 1968. Vol. 26. (83-7).