20 Condiciones Que Imitan el TDAH

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
tdah

El TDAH o trastorno de déficit de atención con hiperactividad se diagnostica a través de la simple observación de los síntomas y sin ningún tipo de pruebas científicas. No hay escáneres cerebrales, análisis de sangre ni lecturas biológicas para determinar el TDAH, sólo un enorme número de síntomas conductuales y psicológicos. [1]

A pesar de que muchos de los síntomas surgen de una causa subyacente, la mayoría de los médicos que diagnostican a niños y adultos con TDAH tienden a pasar por alto factores de salud subyacentes y prescriben un medicamento para el TDAH. Puede ser que los problemas de concentración sean el resultado de una alergia, de una falta de estimulación física o mental o de la mala absorción de nutrientes y los malos diagnósticos seguirán contribuyendo al fuerte aumento de casos de TDAH.

Condiciones Que Imitan el TDAH

Hay muchas condiciones biológicas, fisiológicas, emocionales y médicas que pueden causar síntomas similares a los que se atribuyen al TDAH. Éstos son sólo algunos de los problemas que pueden estar produciendo un comportamiento similar al TDAH.

La hipoglucemia

Los problemas de azúcar en la sangre son comunes, especialmente en los niños que consumen regularmente alimentos ricos en hidratos de carbono. Los alimentos altamente procesados suelen provocar caídas de azúcar en la sangre. Los niveles bajos de azúcar, o hipoglucemia, pueden causar irritabilidad, falta de concentración y enfoque, y bajos niveles de energía, los cuales son síntomas clásicos de “TDAH”. [2] Aunque la investigación no ha demostrado que el azúcar cause TDAH, sí ha demostrado que incrementa los síntomas observables.

Las alergias

Las reacciones alérgicas a los tintes sintéticos, conservantes y otros productos químicos en alimentos pueden conllevar síntomas asociados con el TDAH. [3] [4] Uno de los primeros pasos a seguir si estás experimentando problemas de concentración o enfoque es evitar los productos sintéticos, los procesados y los alimentos no orgánicos siempre que sea posible.

Dificultades de aprendizaje

Hay muchas razones por las que un niño o niña (o incluso una persona adulta) pueden tener problemas de aprendizaje. Tal vez aprenden a un ritmo más lento. Por otro lado, puede que asimilen nueva información más rápidamente que los que los rodean, lo que resulta en más tiempo de inactividad para soñar despierto y sentirse inquietos. Cualquiera que sea la causa, algunos problemas no diagnosticados pueden dar lugar a un diagnóstico erróneo de TDAH. Tal vez lo único que requiere para mejorar los síntomas es un cambio de ambiente o de método de enseñanza.

Hiper o hipotiroidismo

Tanto la producción insuficiente como la sobreproducción de hormonas tiroideas pueden causar desequilibrios de energía, trastornos del estado de ánimo y problemas de concentración. Cualquier persona que actualmente esté experimentando este tipo de problemas debe revisar su tiroides antes de iniciar las terapias tradicionales para el TDAH. [5]

Problemas de audición y visión

Si un niño o niña tienen problemas para ver o escuchar al maestro, esto podría afectar la manera en que se desempeñan en el aula. Esto puede afectar a los adultos también y muchos adultos mayores son reacios a informar a su médico acerca de sus problemas de audición o de visión. Corregir los problemas de visión o audición puede ser útil para evitar un diagnóstico erróneo de TDAH.

Envenenamiento por plomo

Las personas con niveles anormales de plomo en su cuerpo son más propensas a mostrar un menor coeficiente intelectual, déficit de atención y rendimiento escolar negativo. Los estudios indican que el plomo puede ser uno de los principales culpables del aumento de la hiperactividad en niños y niñas. [6]

Condiciones Genéticas Que Imitan el TDAH

Ciertas enfermedades genéticas, como la diabetes y las enfermedades del corazón, también pueden incrementar los síntomas del TDAH. Las personas que han sido diagnosticadas con TDAH deben hacer el esfuerzo de intentar determinar si padecen cualquiera de las siguientes condiciones en lugar de TDAH.

Diabetes

Las personas que tienen antecedentes familiares de diabetes deben asegurarse de que mantienen sus niveles de azúcar en la sangre bajo control. Un alto nivel de azúcar en la sangre, ya sea genético o no, podría presentar síntomas relacionados con los del TDAH, como ansiedad, falta de concentración y agresión. [7]

Enfermedad del corazón

Cualquier tipo de anomalía cardíaca puede afectar a la sangre, el oxígeno y el flujo de nutrientes al cerebro. Adultos y niños por igual deberán tener en cuenta su salud del corazón si están a punto de ser diagnosticados con TDAH, especialmente si la enfermedad cardíaca prevalece en la familia.

Anemia

Mientras que la anemia no siempre se hereda, esta condición, marcada por una falta de células rojas en la sangre, a menudo, es resultado de la genética. La anemia puede causar una disminución del nivel de oxígeno en el cerebro, que puede dar lugar a una disfunción cerebral.

Desorden bipolar

Muchos expertos en salud creen que el 85% de los niños con trastorno bipolar cumplen con los criterios establecidos para el TDAH. [8] Para los niños que sufren de trastorno bipolar, los cambios de humor pueden ocurrir durante todo el día y muchos médicos, padres y profesores malinterpretan estas ocurrencias como TDAH.

Otros Factores Que Imitan el TDAH

Las siguientes condiciones más raras y menos conocidas también afectan al estado de ánimo, el comportamiento y la función mental…

Problemas de la columna vertebral

La columna vertebral está conectada directamente al cerebro y una desalineación puede afectar a los nervios y provocar síntomas vinculados con el TDAH. Explorar esta opción con un quiropráctico capacitado puede ser útil para las personas que sufren de síntomas relacionados con el TDAH. [9]

Sobrecarga de toxinas

Los vapores de gasolina, pesticidas y el plomo son sólo algunas de las toxinas que impregnan la vida cotidiana. A veces, al estar sobrecargado de toxinas puedes manifestar ciertos síntomas y condiciones, incluyendo los asociados con el TDAH. [10] [11] Cuando el hígado no está funcionando como debiera, puede provocar falta de concentración, enfoque e irritabilidad.

Desordenes metabólicos

Ciertos trastornos metabólicos que interfieren con la capacidad del cuerpo para metabolizar o descomponer y absorber ciertos nutrientes pueden conducir a una degeneración mental. [12] Un cerebro que no puede utilizar adecuadamente la glucosa, por ejemplo, puede experimentar dificultad para procesar y retener la información, un síntoma notorio del trastorno de déficit de atención.

Problemas para dormir

Los hábitos de sueño inadecuados pueden aumentar las posibilidades de una persona de ser diagnosticada con TDAH. La falta de sueño o dormir demasiado puede hacer que te sientas aturdido y agitado lo cual interfiere con la concentración.

Infecciones

Una infección viral o bacteriana podría conducir a cambios temporales en el comportamiento, y no para mejor. [13] Las personas con sistemas inmunitarios debilitados son las más susceptibles. Incluso las infecciones menores pueden afectar el comportamiento, estado de ánimo y la claridad mental.

Dieta

La cafeína y el azúcar son dos de los peores enemigos cuando se trata de mantener una buena salud y claridad mental. Ambos se comportan como drogas y tienen cualidades adictivas. El estrés que causan el azúcar y la cafeína en las glándulas suprarrenales conduce a bajones de energía, problemas nerviosos y agitación, e incluso contribuye a la disminución de la memoria y la atención. Una cantidad insuficiente de vitaminas y minerales también puede interferir con el metabolismo del cerebro, especialmente las vitaminas B. Toda dieta debe incluir un equilibrio de proteínas, fibra y grasa para evitar picos de azúcar en la sangre que producen estancamientos de energía y problemas de concentración, dos síntomas típicos del TDAH.

Tomar medicamentos recetados

Algunos medicamentos recetados pueden conducir a una atrofia cerebral menor, una condición que puede causar una alteración en la cognición. Los medicamentos recetados también pueden interferir con la función cerebral que causa fatiga mental y física.

Trastornos cerebrales

Los niños o adultos con trastornos cerebrales que interfieren con sus facultades sensoriales pueden mostrar síntomas de TDAH. Los trastornos convulsivos menores, si no son diagnosticados, se pueden confundir con el trastorno de déficit de atención. Aunque es poco común, estos problemas se deben considerar antes de iniciar un tratamiento de TDAH convencional.

Desequilibrio intestinal

Un desequilibrio de las bacterias buenas en los intestinos puede interferir con la función cerebral. La serotonina, un neurotransmisor presente en los intestinos, es un importante factor de influencia del estado de ánimo y el comportamiento. Las bacterias malas en el intestino pueden afectar negativamente a este neurotransmisor. El azúcar, los hidratos de carbono procesados y la falta de luz solar pueden interferir con el equilibrio entre las bacterias buenas y malas en el cuerpo.

Falta de ejercicio

La actividad física es buena para el cuerpo y la mente y ayuda a liberar energía y tensión. El ejercicio también aumenta el consumo de oxígeno y estimula la actividad cerebral. Las investigaciones han demostrado que el ejercicio, especialmente en la naturaleza, puede mejorar la concentración y disminuir los síntomas comunes del TDAH. [14] [15]

Una Última Reflexión

Nadie conoce su cuerpo o situación mejor que tú. Si tú o alguien que conoces padeces síntomas parecidos a los del TDAH, o incluso ha sido diagnosticado con TDAH, puede valer la pena realizar una investigación más profunda para determinar si ese es realmente el problema. Después de todo, los medicamentos para la mente que se prescriben normalmente son… cuestionables, por decir lo menos.

¿Cómo has lidiado con los problemas de atención? Deja un comentario abajo y ¡comparte tu conocimiento!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (15)
  1. Rowland AS. The epidemiology of attention-deficit/hyperactivity disorder (ADHD): a public health view. Ment Retard Dev Disabil Res Rev. 2002;8(3):162-70.
  2. Yujeong Kim and Hyeja Chang. Correlation between attention deficit hyperactivity disorder and sugar consumption, quality of diet, and dietary behavior in school children. Nutrition Research and Practice. June 2011; 5(3): 236-245.
  3. Joel T. Nigg, Ph.D., Kara Lewis, Ph.D., Tracy Edinger, N.D., Michael Falk, Ph.D. Meta-Analysis of Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder or Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder Symptoms, Restriction Diet, and Synthetic Food Color Additives. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry. Volume 51, Issue 1, Pages 86-97 .e8, January 2012.
  4. Kanarek RB. Artificial food dyes and attention deficit hyperactivity disorder. Nutrition Review. 2011 July;69(7):385-91. doi: 10.1111/j.1753-4887.2011.00385.x.
  5. Weiss RE, Stein MA, Trommer B, Refetoff S. Attention-deficit hyperactivity disorder and thyroid function. Journal of Pediatrics. 1993 October;123(4):539-45.
  6. Kim S, Arora M, Fernandez C, Landero J, Caruso J, Chen A. Lead, mercury, and cadmium exposure and attention deficit hyperactivity disorder in children. Environmental Research. 2013 October;126: 105-10. doi: 10.1016/j.envres.2013.08.008.
  7. Chen HJ, Lee YJ, Yeh GC. Association of attention-defict/hyperactivity disorder with diabetes: a population-based study. Pediatric Research. 2013 April;73(4 Pt 1):492-6. doi: 10.1038/pr.2013.5.
  8. Singh MK, DelBello MP, Kowatch RA, Strakowski SM. Co-occurrence of bipolar and attention-deficit hyperactivity disorders in children. Bipolar Disorder. 2006 December;8(6):710-20.
  9. Jeffrey M. Muir. Chiropractic management of a patient with symptoms of attention-defcit/hyperactivity disorder. Journal of Chiropractic Medicine. September 2012; 11(3): 221-224.
  10. Yousef S, Adem A, Zoubeidi T, Kosanovic M, Mabrouk AA, Eapen V. Attention deficit hyperactivity disorder and environmental toxic metal exposure in the United Arab Emirates. Journal of Tropical Pediatrics. 2011 December;57(6):457-60. doi: 10.1093/tropej/fmq121.
  11. Curtis LT, Patel K. Nutritional and environmental approaches to preventing and treating autism and attention deficit hyperactivity disorder (ADHD): a review. Journal of Alternative and Complementary Medicine. 2008 January-February;14(1):79-85. doi: 10.1089/acm.2007.0610.
  12. Zametkin AJ, Liebenauer LL, Fitzgerald GA, King AC, Minkunas DV, Herscovitch P, Yamada EM, Cohen RM. Brain metabolism in teenagers with attention-deficit hyperactivity disorder. Archives of General Psychiatry. 1993 May;50(5):333-40.
  13. Barichello T, Generosos JS, Milioli G, Elias SG, Teixeira AL. Pathophysiology of bacterial infection of the central nervous system and its putative role in the pathogenesis of behavioral changes. The Revista Brasileira de Psiquiatria. 2013 March;35(1):81-7.
  14. Frances E. Kuo, PhD and Andrea Faber Taylor, PhD. A Potential Natural Treatment for Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder: Evidence From a National Study. American Journal of Public Health. 2004 September; 94(9): 1580-1586
  15. Claudia Verret, Marie-Claude Guay, Claude Berthiaume, Phillip Gardiner, Louise Béliveau. A Physical Activity Program Improves Behavior and Cognitive Functions in Children with ADHD: An Exploratory Study. Journal of Attention Disorders: January 2012 vol. 16 no. 1 71-80.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad