Amenazas Para La Función Tiroidea

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
Manos lavadas con agua

Situada justo debajo de la laringe, la glándula tiroides es parte del sistema endocrino y tiene una influencia significativa en muchos de los procesos más esenciales del cuerpo. La regulación del crecimiento, la temperatura corporal, el metabolismo y el desarrollo físico están todos propulsados por la glándula tiroides. [1] Mantener una función tiroidea normal depende de varios factores, incluyendo la nutrición y la abstención a la exposición a ciertas toxinas ambientales.

La tiroides controla el metabolismo de forma activa mediante la producción y la liberación de hormonas tiroideas en el torrente sanguíneo. Estas hormonas son necesarias para el desarrollo normal del cerebro, [2] la actividad gastrointestinal, [3] el desarrollo del esqueleto, [4] e incluso ayudan a mantener un estado de ánimo equilibrado. [5]

Los trastornos tiroideos son un problema habitual para muchas personas. El hipertiroidismo se caracteriza por la sobreproducción de hormonas tiroideas. Puede causar cambios de humor, un ritmo cardíaco acelerado y la pérdida de peso. Por el contrario, el hipotiroidismo es cuando la tiroides no produce suficientes hormonas; puede causar fatiga, aumento de peso o un metabolismo lento.

¿Qué Hace la Glándula Tiroides?

La tiroides produce y libera las hormonas triiodotironina (T3) y la tetraiodotironina (T4), que también se llama tiroxina. Muchos procesos en el cuerpo dependen de estas hormonas, especialmente la función metabólica. [3] La tiroides produce una tercera hormona, la calcitonina, pero no se considera una verdadera hormona tiroidea ya que también se sintetiza en los pulmones y el tracto intestinal. [6] Pero no por ello es menos importante; la calcitonina previene la pérdida ósea y fomenta unos niveles normales de calcio en la sangre. [7]

Amenazas Graves para la Función Tiroidea

Los disruptores endocrinos interfieren con la función endocrina y la producción de la hormona tiroidea. Por desgracia, su presencia es omnipresente en nuestro mundo moderno. [8] Algunos ejemplos de disruptores endocrinos incluyen productos farmacéuticos, pesticidas y el bisfenol-A (BPA), que se utiliza comúnmente en plásticos “seguros para los alimentos”, como envases de comida para llevar y botellas de soda.

Incluso el suministro de agua contiene fluoruro, [9] cloro, [10] y bromuro [11] – sustancias químicas que representan una amenaza real y grave para la función normal de la tiroides. Desafortunadamente, muchos problemas de tiroides son difíciles de detectar. A menudo, los médicos realizan diagnósticos erróneos de la función tiroidea debido a que la mayor parte los síntomas comunes son los mimos que los de muchas otras enfermedades y trastornos.

Qué Puedes Hacer para Apoyar una Función Saludable de la Tiroides

A pesar de que la tiroides es susceptible a muchos trastornos de la tiroides, se pueden tomar medidas para apoyar la salud de esta glándula. En primer lugar, es importante proporcionar los nutrientes esenciales a tu cuerpo para que pueda producir hormonas.

Ciertos alimentos apoyan la tiroides proporcionando nutrientes esenciales. Uno de tales nutrientes, el yodo, es necesario para la producción de hormonas tiroideas. [12] Igualmente importante es el selenio que, entre otras tareas, se requiere para la producción de glutatión peroxidasa, una enzima que protege la tiroides de los radicales libres. [13]

Tanto el yodo como el selenio se pueden obtener a través de la dieta. El yodo está presente naturalmente en los vegetales marinos (algas) y las plantas que crecen en suelos ricos en yodo; También se agrega a la sal de mesa yodada. [14] Las fuentes de selenio incluyen las nueces de Brasil, los cereales, los huevos, el pollo, el hígado, el ajo, la levadura de cerveza, el germen de trigo y los productos cultivados en suelos ricos en selenio. [15]

Si no consumes suficiente yodo o selenio en tu dieta, tu tiroides puede tener problemas. Además, los trastornos digestivos o intestinales pueden afectar negativamente a la absorción de nutrientes y el bienestar general. [16]

La deficiencia de yodo es un importante problema de salud que afecta a alrededor de 1,6 mil millones de personas en todo el mundo. [17] [18] La enorme prevalencia de la deficiencia de yodo es la prueba de que muchas personas no están obteniendo el espectro completo de nutrición de su cuerpo requiere. Para la mayoría de personas sería bueno hacer una evaluación de su ingesta de nutrientes y rellenar los huecos con suplementos. Para un apoyo nutricional para la tiroides, recomendamos nuestro Botiquín para la Salud de la Tiroides™.

Este kit cuenta con los tres mejores suplementos que necesitas para apoyar la tiroides a través de la nutrición: el yodo naciente, el selenio y la vitamina B-12. El yodo naciente se absorbe fácilmente y de hecho, se convierte en un componente integral de las hormonas tiroideas. Procedente de semillas de mostaza orgánica, nuestro suplemento de selenio ofrece las formas más biodisponibles de selenio. Vegansafe™ B-12 ofrece una combinación bioactiva de vitamina B-12 para fomentar unos niveles normales de energía. Juntos, estos tres suplementos proporcionan los nutrientes necesarios para mantener la salud normal de la tiroides y el metabolismo.

¿Qué consejos o información nos puedes ofrecer acerca de la salud de la tiroides? Deja un mensaje a continuación y comparte tus ideas.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (18)
  1. How does the thyroid work. PubMed Health. January 7, 2015.
  2. Bernal J. Thyroid hormones and brain development. Vitam Horm. 2005;71:95-122.
  3. Hays MT. Thyroid hormone and the gut. Endocr Res. 1988;14(2-3):203-24.
  4. Williams GR. Actions of thyroid hormones in bone. Endokrynol Pol. 2009 Sep-Oct;60(5):380-8.
  5. Bauer M, Heinz A, Whybrow PC. Thyroid hormones, serotonin and mood: of synergy and significance in the adult brain. Mol Psychiatry. 2002;7(2):140-56.
  6. Kusakabe, Takashi, Nobuo Hoshi, and Shioko Kimura. “Origin of the Ultimobranchial Body Cyst.” 235.5 (n.d.): n.pag. Web. 30 Sept. 2016.
  7. Bowen, R. “Calcitonin.” Colorado State University. 11 Oct. 2003. Web. 30 Sept. 2016.
  8. Endocrine Disruptors. National Institute of Environmental Health Services.
  9. Zhao W, Zhu H, Yu Z, Aoki K, Misumi J, Zhang X. Long-term Effects of Various Iodine and Fluorine Doses on the Thyroid and Fluorosis in Mice. Endocr Regul 1998 Jun;32(2):63-70.
  10. Ohno S, Itoh T, Morishima H, Honda Y. Relationship among iodine, bromine and chlorine concentrations in cow’s milk in Japan. Radioisotopes. 1989 Jun;38(6):279-81.
  11. Pavelka S. Metabolism of bromide and its interference with the metabolism of iodine. Physiol Res. 2004;53 Suppl 1:S81-90.
  12. Iodine Fact Sheet. National Institutes of Health.
  13. Selenium Fact Sheet. National Institutes of Health.
  14. Iodine in diet. Medline Plus.
  15. Selenium in diet. Medline Plus.
  16. Vagianos, Kathy, et al. “Nutrition Assessment of Patients with Inflammatory Bowel Disease.” JPEN J Parenter Enteral Nutr 31.4 (2007): 311–319. Web. 30 Sept. 2016.
  17. Umesh Kapil. Health Consequences of Iodine Deficiency. Sultan Qaboos Univ Med J. 2007 Dec; 7(3): 267–272.
  18. Arthur JR, Nicol F, Beckett GJ. Selenium deficiency, thyroid hormone metabolism, and thyroid hormone deiodinases. Am J Clin Nutr. 1993 Feb;57(2 Suppl):236S-239S.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad