Los Beneficios Saludables de los Probióticos para Mujeres

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Bebida probiótica como la kombucha es beneficiosa para las mujeres.

Apreciando el papel importante que juegan las bacterias probióticas en la promoción de la buena salud ha llegado a los temas principales, y más personas están tomando nota. Ya sea que estén buscandolo en el yogur o Kombucha o tomando un suplemento probiótico, es de conocimiento común que los probióticos ofrecen enormes beneficios para la salud. Los probióticos no sólo son útiles para promover la digestión saludable, pero investigaciones muestran que estos microbios beneficiosos ofrecen beneficios específicos para la salud en las mujeres.

¿Qué son los Probióticos y Cómo se Utilizan?

Los probióticos son microbios, generalmente bacterias pero a veces hongos, que tienen un efecto beneficioso en el cuerpo y la salud humana. Louis Pasteur, el padre de la teoría del germen, encontró que diferentes especies de bacterias compiten entre sí para crear “ecosistemas” dentro del cuerpo humano y el equilibrio de diferentes microbiota buenas y malas afectan a muchos aspectos de la salud. Los probióticos trabajan en el intestino aumentando el número de microbios sanos y manteniendo el número de bacterias dañinas en control.[1] Desde estos descubrimientos tempranos, la investigación médica se ha enfocado más en el desarrollo de antibióticos para matar bacterias malas en lugar de promover el crecimiento de bacterias buenas.[1]

Pero, en las últimas décadas, investigaciones ha encontrado que las bacterias probióticas beneficiosas pueden aliviar el malestar digestivo, apoyar un sistema inmunológico saludable y un mejor estado de ánimo, mejorar la absorción de nutrientes y ayuda a los síntomas del síndrome de intestino irritable (SII) y el estreñimiento.[2] Los probióticos incluso han sido estudiados como una alternativa a los antibióticos que, en los círculos médicos, se denomina como un tratamiento de interferencia microbiana (TIM).

¿Cuáles son los Beneficios de los Probióticos para las Mujeres?

  • Promueve los movimientos intestinales normales
  • Puede aliviar los síntomas de síndrome de intestino irritable (SII)
  • Promueve el equilibrio vaginal
  • Defiende contra las infecciones urinarias
  • Puede reducir el impacto de los microbios dañinos

Las mujeres tienen diferentes problemas de salud, diferentes hormonas y diferentes cuerpos que los hombres, por lo que no debería ser una sorpresa que las necesidades de salud de las mujeres también sean únicas. Los probióticos ofrecen muchos beneficios para ambos sexos, pero tienen algunos beneficios específicos para las mujeres, incluyendo el apoyo a la salud vaginal, la salud de las vías urinarias, y ayuda a otros problemas que son más comunes en las mujeres, como el síndrome del intestino irritable (SII), infecciones de levadura y vaginosis bacteriana.

¿Los Probióticos Pueden Promover Movimientos Intestinales Normales?

Las mujeres son más susceptibles a desarrollar el síndrome del intestino irritable a comparación de los hombres, y aun así no pueden buscar la atención que necesitan para aliviar los síntomas. El SII es un problema común en las mujeres, con síntomas como calambres, estómago hinchado, frecuente diarrea o estreñimiento ocasional.[3, 4, 5] Las mujeres también tienden a experimentar un estreñimiento predominante de SII más que la diarrea predominante de SII. Los estudios demuestran que los síntomas de SII de las mujeres cambian a lo largo de el ciclo menstrual, empeorando el tiempo de menstruación debido a los cambios hormonales. Las mujeres con SII reportan dolores de estómago, calambres, náuseas y diarrea durante sus períodos en comparación con las mujeres que no tienen SII.

Afortunadamente, medicamentos y otras intervenciones médicas podrían no ser necesarias en casos de estreñimiento y SII leve a moderado. Tanto el estreñimiento ocasional como el SII (si se asocia con estreñimiento o no) responden bien a la terapia probiótica. En un estudio, 20 pacientes de SII que recibieron la cepa probiótica, Lactobacillus Plantarum experimentaron un menor malestar estomacal con una mejoría en la frecuencia de las heces.[1]

Otros estudios han encontrado que el Lactobacillus ayudó a proteger contra ciertos organismos dañinos que afectan al intestino.[6] Una cepa probiótica diferente, Bifidobacterium lactis – encontrada en productos lácteos fermentados y vegetales fermentadas, así como suplementos – promovió la frecuencia y consistencia normal del movimiento intestinal.[7, 8]

¿Son Buenos los Probióticos para Promover el Equilibrio Vaginal?

Aunque los probióticos benefician a todos, para las mujeres específicamente, pueden ayudar a promover la salud vaginal normal y defender contra las condiciones que causan un flujo desagradable y picazón.

El canal vaginal tiene típicamente un nivel de pH alrededor de 4.5, que es altamente ácido. Investigaciones sugieren que las bacterias en el canal vaginal son responsables de producir el ácido láctico, que causa la acidez de la vagina, más que el cuerpo humano por sí mismo. Este pH bajo, a su vez, ayuda a luchar contra los organismos dañinos que pueden afectar y causar problemas.

La dieta, la edad, los niveles hormonales, las prácticas sexuales, las duchas vaginales y los medicamentos también afectan la microbiota vaginal.[9] Una dieta alta en azúcar, así como el uso de ciertas drogas farmacéuticas y particularmente los antibióticos-que matan selectivamente las bacterias-resultando en un crecimiento descontrolado de hongos llamados albicans de la Cándida que causa infecciones de levadura.[10, 11]

Gardnerella vaginalis es la especie principal de las bacterias que causa vaginosis bacteriana, y algunas cepas de Lactobacillus han ayudado a impedir el adherimiento de G. vaginalis en el epitelio vaginal – el tejido fino que recubre las paredes vaginales.[12] La pérdida de lactobacilos vaginal es un contribuyente a los desequilibrios en el microbiota vaginal, haciendo una suplementación probiótica crucial.[13]

¿Son Buenos los Probióticos Para la Salud del Tracto Urinario?

Según las investigaciones, los probióticos también pueden promover la salud de las vías urinarias. Se han encontrado ciertas cepas de Lactobacillus que defiende en contra de las infecciones urinarias, incluso en mujeres con infección recurrente.[6, 14] La mayoría de los tratamientos convencionales para las infecciones del tracto urinario usan antibióticos, pero el aumento a la resistencia de los antibióticos hace que este enfoque sea un problema.[15] Mientras que los antibióticos pueden proporcionar ventajas a corto plazo, los antibióticos matan bacterias buenas y malas no selectivamente, mientras que los probióticos proporcionan un aumento en las bacterias beneficiosas que compiten con las especies malas. Los probióticos proporcionan una manera más natural de crear un microbiota más sana en el cuerpo evitando los efectos secundarios de los antibióticos.

¿Cómo Afectan los Probióticos a las Enfermedades de Transmisión Sexual?

Los estudios han encontrado que las cepas de bacterias probióticas de Lactobacillus que producen peróxido de hidrógeno (H2O2) crean un ecosistema vaginal más saludable para las mujeres. Las mujeres con Lactobacillus que producen H2O2 no sólo tenían una microbiota vaginal más saludable sino también una tasa más bajas de ciertas enfermedades de transmisión sexual.[6, 16, 17, 18]

Los científicos todavía están tratando de averiguar exactamente cómo los probióticos reducen el impacto de varios microbios dañinos. Hay algunas hipótesis científicas diferentes sobre cómo funcionan. Una es que el peróxido de hidrógeno liberado por las bacterias probióticas mata a los microbios de forma justa. Otra hipótesis científica es que el peróxido de hidrógeno previene que las especies malas se adhieran a las paredes celulares de las vías urinarias o del canal vaginal. Finalmente, los científicos creen que la introducción de especies de probióticos buenos permiten competir con las especies malas.[19, 20] Lo más probable es que pueda ser una combinación de todos estos factores.

¿Se Puede Tomar Probióticos Durante el Embarazo?

Sí, las mujeres embarazadas pueden tomar probióticos con seguridad. Los institutos nacionales de salud (INS) han concluido que los probióticos tienen un historial bueno de seguridad, y los efectos adversos son raro de los probióticos.[21] Una revisión sistemática de estudios científicos encontró que el consumo de probióticos durante el embarazo no aumentó o disminuyó el riesgo de parto prematuro; en otras palabras, la suplementación con probióticos fue segura y no afectó negativamente en los resultados del nacimiento.[22] Sin embargo, las mujeres embarazadas y cualquier persona con dolores serios deben consultar a su médico para un consejo específico.[23]

Además de mejorar la salud en general, los estudios han encontrado que los probióticos pueden incluso tener beneficios para las mujeres embarazadas. Un estudio encontró que las mujeres embarazadas con diabetes gestacional tuvieron mejores resultados de colesterol cuando empezaron a consumir probióticos.[21, 23]

¿Cuáles son los Mejores Probióticos Para las Mujeres?

Algunas cepas específicas de probióticos apoyan la salud de las mujeres promoviendo un equilibrio saludable de bacterias en la vagina y promoviendo una salud normal digestiva. Las especies de Lactobacillus que producen peróxido de hidrógeno son ideales ya que se han encontrado que protegen contra organismos dañinos y tienen muchos otros beneficios para las mujeres.

Estos probióticos tienen una buena documentación científica como probióticos efectivos[6]:

  • Lactobacillus plantarum 299V
  • Lactobacillus johnsonii LJ1 (anteriormente llamado Lactobacillus acidophilus LA1)
  • Lactobacillus acidophilus NCFB 1748 & NCFB,
  • Lactobacillus crispatus CTV05
  • Lactobacillus casei DN114, CRL431 & Shirota
  • Lactobacillus rhamnosus gr-1 y GG
  • Lactobacillus fermento B-54 & RC-14
  • Bifidobacteria bifidum

Como se mencionó anteriormente, L. plantarum puede ayudar a las mujeres con síntomas de intestino irritable. Para las infecciones urinarias, Lactobacillus rhamnosus y Lactobacillus reuteri son eficaces para reducir este riesgo.[24] Investigaciones sugieren que algunas cepas de Lactobacillus impiden que la Gardnerella vaginalis (la causa principal de vaginosis bacteriana) se adhiere al epitelio vaginal.[25]

Elegir el Probiótico Adecuado

Hay diferentes opciones de probiótico para las mujeres, incluyendo supositorios vaginales y suplementos dietéticos. Los suplementos dietéticos se toman vía oral, y diariamente. Este método introduce millones a billones de bacterias en el tracto digestivo que luego colonizan los intestinos así como otras áreas del cuerpo. Con un supositorio, se insertan las especies probióticas en la cavidad vaginal. Esto ayuda a restablecer el equilibrio dentro de la vagina mientras se protege contra microbios dañinos que causan problemas.

Por Qué son Importantes los Probióticos

Los probióticos apoyan un ambiente vaginal saludable y un tracto urinario saludable. Sin un equilibrio bacteriano apropiado, la salud se ve amenazada por una amplia gama de invasores dañinos. Una manera de asegurar la cantidad y la calidad correcta de las bacterias beneficiosas que el cuerpo tiene en todo momento, es tomar un suplemento probiótico, particularmente uno que contenga una combinación de diversas cepas beneficiosas de las bacterias que se han demostrado que impactan positivamente la salud. Floratrex™ es uno que recomiendo, especialmente para las mujeres.

¿Cuál es Su Historia?

¿Ha tomado un suplemento probiótico para apoyar la salud? ¡Nos encantaría que compartiera un comentario y nos contará su experiencia!

Referencias (25)
  1. Bengmark S. "Ecological control of the gastrointestinal tract. The role of probiotic flora." Gut. 1998;42(1),2-7.
  2. Cunningham-Rundles, S, et al. "Probiotics and immune response." Am. J. Gastroenterol. 2000;95(1 Suppl),22–25.
  3. Mayer EA, et al. "Review article: gender-related differences in functional gastrointestinal disorders." Aliment Pharmacol Ther. 1999;13(S2),65-9.
  4. Herman J, et al. "Gender distribution in irritable bowel syndrome is proportional to the severity of constipation relative to diarrhea." Gender Medicine. 2010;7(3),240-246.
  5. Niedzielin K, et al. "A controlled, double-blind, randomized study on the efficacy of Lactobacillus plantarum 299V in patients with irritable bowel syndrome." Eur J Gastroenterol Hepatol. 2001;13(10),1143-7.
  6. Reid G, Burton J. "Use of Lactobacillus to prevent infection by pathogenic bacteria." Microbes Infect. 2002;4(3),319-24.
  7. Dimidi E, et al. "The effect of probiotics on functional constipation in adults: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials." Am J Clin Nutr. 2014 Oct;100(4):1075-84. doi: 10.3945/ajcn.114.089151.
  8. Picard C, et al. "Review article: bifidobacteria as probiotic agents – physiological effects and clinical benefits." Aliment Pharmacol Ther. 2005;22(6),495-512.
  9. Cribby S et al. "Vaginal Microbiota and the Use of Probiotics." Interdiscip Perspect Infect Dis. 2008;2008,256490.
  10. Man A, et al. "New perspectives on the nutritional factors influencing growth rate of Candida albicans in diabetics. An in vitro study." Mem Inst Oswaldo Cruz. 2017;112(9),587–592
  11. Weig M, et al. "Limited effect of refined carbohydrate dietary supplementation on colonization of the gastrointestinal tract of healthy subjects by Candida albicans." Am J Clin Nutr. 1999;69(6),1170-3.
  12. Castro J, et al. "Reciprocal Interference between Lactobacillus spp. and Gardnerella vaginalis on Initial Adherence to Epithelial Cells." Int J Med Sci. 2013;10(9),1193-1198.
  13. was 6 Beerepoot MA, et al. "Lactobacilli vs antibiotics to prevent urinary tract infections: a randomized, double-blind, noninferiority trial in postmenopausal women." Arch Intern Med. 2012;172(9),704-12.
  14. Stapleton AE, et al. "Randomized, Placebo-Controlled Phase 2 Trial of a Lactobacillus crispatus Probiotic Given Intravaginally for Prevention of Recurrent Urinary Tract Infection." Clin Infect Dis. 2011;52(10),1212-17.
  15. Zaman SB, et al. "A Review on Antibiotic Resistance: Alarm Bells are Ringing." Cureus. 2017;9(6),e1403.
  16. Antonio M et al. "The identification of vaginal lactobacillus species and the demographic and microbiologic characteristics of women colonized by these species." J Infect Dis 1999;180(6),1950-6.
  17. Hillier SL, et al. "The relationship of hydrogen peroxide-producing lactobacilli to bacterial vaginosis and genital microflora in pregnant women." Obstet Gynecol 1992;79(3),369–373.
  18. Mijač VD, et al. "Hydrogen peroxide producing lactobacilli in women with vaginal infections." Eur J Obstet Gynecol Reprod Biol. 2006;129(1),69-76.
  19. Velraeds MMC, et al. "Interference in Initial Adhesion of Uropathogenic Bacteria and Yeasts to Silicone Rubber by A Lactobacillus Acidophilus Biosurfactant." J Med Microbiol. 1998;47(12),1081-5.
  20. Reid G. "Probiotics to Prevent the Need For, and Augment the Use Of, Antibiotics." Can J Infect Dis Med Microbiol. 2006; 17(5),291–295.
  21. "Probiotics In Depth." National Center for Complementary and Integrative Health. NIH.gov. 22 Feb. 2018. Accessed 17 May 2018.
  22. Jarde A, et al. "Pregnancy outcomes in women taking probiotics or prebiotics: a systematic review and meta-analysis." BMC Pregnancy Childbirth. 2018;18(1):,14.
  23. Sanders ME, et al. "Safety assessment of probiotics for human use." Gut Microbes. 2010;1(3),164-185.
  24. Pan J, et al. "Efficacy of probiotic supplement for gestational diabetes mellitus: a systematic review and meta-analysis." J Matern Fetal Neonatal Med. 2017;19:1-7.
  25. Falagas ME, Betsi GI, Tokas T, Athanasiou S. “Probiotics for prevention of recurrent urinary tract infections in women: a review of the evidence from microbiological and clinical studies.” Drugs. 2006;66(9):1253-61.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2018 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad