Estudio: Anuncios de Comida por TV Estimulan Costumbres Poco Saludables

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Television con Sabritas y Cerveza -

Un nuevo estudio (en inglés) publicado este año en la Revista de la Asociación Dietética Estadounidense, revela impactantes datos que demuestran que el consumo único de los alimentos anunciados continuamente en la televisión conlleva a una dieta poco saludable.

Los detalles brindados por el estudio muestran lo poco saludable que una dieta a base de “televisión” pudiera ser. Estos datos son un válido recordatorio de que todos debemos ser cuidadosos con lo que llevamos a nuestro cuerpo.

Se analizaron un total de 100 horas de televisión durante un período de 28 días. De estas 100 horas, 84 de ellas eran en horario estelar. También se incluyeron 12 horas de televisión matutina de los sábados para tener una mejor muestra de los anuncios de comida dedicados a los niños.

Los investigadores calcularon el valor nutritivo de las dietas compuestas totalmente por alimentos que fueron anunciados específicamente en la TV. Durante el estudio se ignoraron todas las propuestas alimenticias que fueron utilizadas como soporte – por ejemplo la comida de un restaurante en un anuncio romántico de una joyería.

¿Qué Descubrieron los Investigadores?

A simple vista notaron que los alimentos anunciados contenían una cantidad desproporcionada de azúcares, grasas y carne. También se notó que los anuncios carecían de frutas, vegetales y productos lácteos. Una investigación más profunda mostró carencia en vitaminas esenciales y minerales.

Los alimentos mostrados en los comerciales que fueron analizados estaban cargados con proteína, sodio, niacina y colesterol, entre otras cosas. Por otro lado, carecían de importantes nutrientes como hierro, fibra soluble, fósforo, calcio, potasio, magnesio y vitaminas D, A y E.

Efecto a Largo Plazo y Soluciones a los Comerciales No Saludables

En las últimas décadas, la obesidad, las enfermedades cardíacas y otros padecimientos han estado relacionados directamente con una dieta poco balanceada. Esto se traduce en millones y millones de dólares desperdiciados en alimentos de baja calidad y tratamientos médicos que pudieran ser evitados.

Después un cuidadoso análisis, los investigadores determinaron que la solución ideal para combatir los malos hábitos dietéticos de los consumidores era mediante tres pasos.

Primero, ellos sugirieron la utilización de etiquetas de alerta que informen sobre los alimentos que tienen un excesivo desbalance nutritivo; estas etiquetas serían parecidas a las encontradas en los productos alcohólicos y los cigarrillos. Al menos se deberían implementar etiquetas de alerta en aquellos alimentos que contengan más de la cantidad diaria de azúcar o grasa recomendada.

Segundo, recomendaron el lanzamiento de campañas de educación pública, diseñadas no solo para fomentar mejores hábitos alimenticios, sino también para que los consumidores tengan conocimiento sobre las tácticas de mercadeo utilizadas para atraerlos a dietas no saludables.

Tercero, recomiendan que el público esté involucrado directamente en la implementación de un grupo de directrices nutricionales que reflejen con precisión las necesidades y los deseos de los consumidores modernos y que se preocupen por sus hábitos alimenticios. Mientras tanto, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la implantación de pequeños cambios diarios, como leer siempre las etiquetas en los productos y planificar las comidas con antelación, son pasos pequeños y sencillos que pueden conllevar a una reducción sustancial en el consumo de calorías vacías y mejorar considerablemente el estado de salud general.

En lo personal, yo prohibiría todos los anuncios de alimentos y bebidas no saludables, pero todos sabemos que eso sería prácticamente imposible de lograr. En mi último libro La Limpieza Verde del Cuerpo usted puede informarse más sobre los productos no saludables que se encuentran en los alimentos y cómo agregar técnicas alimenticias orgánicas a su rutina diaria.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DABFM

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad