Cómo Afecta el Alcohol al Microbioma Intestinal

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
Cómo Afecta el Alcohol al Microbioma Intestinal

El Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y Alcoholismo (NIAA) informa que el consumo de alcohol forma parte normal de la vida de muchas personas. [1] Aunque es difícil considerar el consumo de alcohol como algo “sano”, parece que beber de manera responsable y con moderación es la situación de muchas de las personas que se dan este gusto. Beber “con riesgo”, sin embargo, puede causar problemas. El NIAA considera que beber con riesgo es tomar más de cuatro bebidas por día o catorce por semana para los hombres, y más de tres bebidas al día o siete por semana para las mujeres.

¿Qué tan común es este tipo de problema con la bebida? En 2013, el 24,6% de los adultos reportó que consumieron alcohol en exceso en el último mes. Aproximadamente, el 25% de las personas que superan los límites de la NIAA tiene un trastorno de consumo de alcohol. En 2014, esto ascendió a 16,3 millones de adultos en EE.UU.

Beber en exceso puede conducir a varios problemas de salud graves. En este artículo, nos centraremos en uno de los menos conocidos, la disbiosis, que es un desequilibrio en la flora intestinal. [2]

El tracto gastrointestinal es el hogar de las bacterias y microbios que forman un ecosistema conocido como la microbiota intestinal. Esta colección de bacterias es esencial para la digestión, el sistema inmunológico, la salud mental y más. [3] Los microbios contienen genes, lo que se conoce como el microbioma intestinal. [4]

El crecimiento y el mantenimiento de estas bacterias se pueden ver influenciados, positiva o negativamente, por varios factores. Una dieta saludable de alimentos crudos y orgánicos, ricos en prebióticos, estimula la flora intestinal a florecer. Por el contrario, una dieta poco saludable que sea, por ejemplo, alta en azúcar refinado e ingredientes artificiales tiene un efecto perjudicial y puede causar un desequilibrio entre las bacterias buenas y malas. Una dieta poco saludable es sólo una posible causa de un desequilibrio intestinal. Otros factores que pueden conducir a un desequilibrio incluyen: [5]

Veamos cómo el alcohol afecta al microbioma humano.

Cambios Inducidos por el Alcohol en Microbiota Intestinal

Algunas de las bacterias que conforman la flora intestinal son “buenas” y fomentan la buena salud; otras son “malas”. Todos tenemos bacterias buenas y potencialmente malas viviendo dentro de nosotros. De hecho, el tracto digestivo puede contener hasta 1000 especies diferentes de bacterias en un momento dado.

La mayor parte del tiempo, para la mayoría de la gente, las bacterias buenas mantienen a las bacterias nocivas en jaque. [7] Sin embargo, si la armonía y el equilibrio se rompen, las bacterias malas pueden afianzarse y convertirse en un “problema”. A veces, el problema puede estar en una digestión ineficiente, a veces puede ser una enfermedad más específica.

Investigaciones recientes sugieren que el alcohol puede influir en la microbiota intestinal. El abuso de alcohol, en concreto, puede alterar el delicado equilibrio y perturbar el ambiente intestinal. [8]

No sólo el abuso de alcohol altera la flora intestinal, sino que puede causar permeabilidad intestinal, también conocida como síndrome de intestino permeable. [9] Algunos investigadores han planteado la hipótesis de que síndrome de intestino permeable puede conducir a la translocación bacteriana. [8]

“La translocación bacteriana es la invasión de bacterias intestinales indígenas a través de la mucosa del intestino a los tejidos y los órganos internos normalmente estériles.” [10] En otras palabras, es cuando las bacterias en el intestino se escapan a otras partes de tu cuerpo. Esto provoca un efecto dominó: un evento malo es el catalizador de otro. El consumo de alcohol altera la flora intestinal, dando lugar al síndrome de intestino permeable, lo que lleva a la translocación bacteriana, dando lugar a cambios inflamatorios en el hígado y en otros lugares. [11]

La translocación también permite a las toxinas del intestino entrar en el torrente sanguíneo. Entre los muchos problemas que esto causa, exponen el hígado a las toxinas y aumenta la probabilidad de una lesión hepática.

La Relación Entre el Hígado y la Microbiota Intestinal

La salud intestinal está estrechamente relacionada con la salud del hígado dado que las bacterias en el intestino tienen cierto control sobre diversas funciones metabólicas. Parece que existe una relación simbiótica entre los microbios del intestino, la forma en que afectan a la microbiota y el impacto que tienen sobre la salud en general. [12]

Un estudio publicado en mayo el año 2015, sugiere que el abuso de alcohol cambia la composición de la microbiota intestinal. [13] Varios estudios consideran que la modulación de la microbiota intestinal es una estrategia prometedora para reducir el daño hepático inducido por el alcohol. [14]

Antes de analizar la mejor manera de mantener un microbioma intestinal sano, vamos a echar un breve vistazo a los otros efectos del alcohol en el cuerpo humano.

Otros Efectos del Alcohol en el Cuerpo Humano

El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro, lo que afecta el estado de ánimo, el comportamiento y la coordinación, e incluso puede interrumpir el crecimiento de las células del cerebro. [15] El uso excesivo de alcohol se asocia con la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados con la memoria. [16]

El exceso de consumo de alcohol daña el corazón y contribuye a la miocardiopatía alcohólica y arritmia. [17] El alcohol puede causar problemas hepáticos, incluyendo el hígado graso y cirrosis. [18]

El alcohol pasa factura al páncreas y al sistema inmune y, en realidad, aumenta el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer. [19] Altera el equilibrio hormonal, lo que provoca deficiencias en la reproducción en ambos sexos, tiene un impacto negativo sobre la función del sistema inmunológico y afecta a la salud ósea. [20]

Estos son sólo algunos de los efectos negativos para la salud asociados con el alcohol, pero volvamos al tema principal… cómo proteger el microbioma intestinal de sus daños.

Cómo Proteger y Cuidar el Microbioma Intestinal

La forma más fácil de proteger el microbioma intestinal del alcohol es, simplemente, abstenerse de consumir alcohol. No todo el mundo está a favor de ser abstemio, pero hay más razones para evitar el alcohol que para no hacerlo. Por no mencionar que, para algunos, la bebida puede ser una pendiente resbaladiza que rápidamente se convierte en un mal hábito y una eventual adicción, con los problemas de salud que lo acompañan. ¿Quién lo necesita?

En aras de la información justa, hay algunas opiniones que dicen que, dado que el alcohol contiene polifenoles que fomentan la actividad probiótica, el vino tinto “fomenta” la salud del intestino. [21] En un estudio, se concluyó que el vino tinto aumenta el Bifidobacterium y Prevotella. Esto puede tener efectos beneficiosos sobre el microbioma intestinal reduciendo los lipopolisacáridos del plasma, un tipo de endotoxina que desencadena una respuesta inmune. [22]

Lleva un estilo de vida saludable. No consumas alcohol en exceso. Consume muchos vegetales de hojas verdes y alimentos crudos, integrales. Si no comes alimentos fermentados, considera tomar un suplemento probiótico de buena calidad para fomentar un ambiente intestinal positivo y equilibrado. Los mejores suplementos probióticos contienen una mezcla de cepas probióticas. El año pasado, lanzamos Floratrex™, un suplemento probiótico de alta calidad que contiene 23 de las mejores cepas de probióticos disponibles. Los comentarios que hemos recibido de los clientes son increíbles.

¿El alcohol forma parte de tu estilo de vida o te abstienes? ¿Por qué motivos? Deja un comentario abajo y comparte tus ideas con nosotros.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (22)
  1. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. Alcohol Facts and Statistics.
  2. Mutlu EA1, Gillevet PM, Rangwala H, Sikaroodi M, Naqvi A, Engen PA, Kwasny M, Lau CK, Keshavarzian A. Colonic microbiome is altered in alcoholism. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2012 May 1;302(9):G966-78. doi: 10.1152/ajpgi.00380.2011. Epub 2012 Jan 12.
  3. Phillip A. Engen; Stefan J. Green, Ph.D.; Robin M. Voigt, Ph.D.; Christopher B. Forsyth, Ph.D.; and Ali Keshavarzian, M.D. The Gastrointestinal Microbiome: Alcohol Effects on the Composition of Intestinal Microbiota.
  4. University of Utah Health Sciences. The Human Microbiome. Genetic Science Learning Center. 2016.
  5. Hawrelak JA, Myers SP. The causes of intestinal dysbiosis: a review. Altern Med Rev. 2004 Jun;9(2):180-97.
  6. Mutlu EA, Gillevet PM, Rangwala H, Sikaroodi M, Naqvi A, Engen PA, Kwasny M, Lau CK, Keshavarzian A. Colonic microbiome is altered in alcoholism. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2012 May 1;302(9):G966-78. doi: 10.1152/ajpgi.00380.2011. Epub 2012 Jan 12.
  7. National Institutes of Health. NIH Human Microbiome Project defines normal bacterial makeup of the body. NIH. June 13, 2012.
  8. Medscape. Alcohol and Gut Microbiota.
  9. Bode C, Bode JC. Effect of alcohol consumption on the gut. Best Pract Res Clin Gastroenterol. 2003 Aug;17(4):575-92.
  10. Vaishnavi C. Translocation of gut flora and its role in sepsis. Indian J Med Microbiol. 2013 Oct-Dec;31(4):334-42. doi: 10.4103/0255-0857.118870.
  11. Vishnudutt Purohit,a,* J. Christian Bode,b Christiane Bode,b David A. Brenner,c Mashkoor A. Choudhry,d Frank Hamilton,e Y. James Kang,f Ali Keshavarzian,g Radhakrishna Rao,h R. Balfour Sartor,i Christine Swanson,j and Jerrold R. Turnerk. Alcohol, Intestinal Bacterial Growth, Intestinal Permeability to Endotoxin, and Medical Consequences. Alcohol. 2008 Aug; 42(5): 349–361.
  12. American Society for Microbiology. “Gut bacteria can control organ functions.” ScienceDaily. ScienceDaily, 21 March 2011.
  13. Jasmohan S Bajaj MD, MS, Phillip B Hylemon PhD and Zobair Younossi MD, MPH. The Intestinal Microbiota and Liver Disease. Am J Gastroenterol Suppl (2012) 1:9–14; doi:10.1038/ajgsup.2012.3.
  14. Vassallo G, Mirijello A, Ferrulli A, Antonelli M, Landolfi R, Gasbarrini A, Addolorato G. Review article: Alcohol and gut microbiota – the possible role of gut microbiota modulation in the treatment of alcoholic liver disease. Aliment Pharmacol Ther. 2015 May;41(10):917-27. doi: 10.1111/apt.13164. Epub 2015 Mar 23.
  15. NIAAA. ALCOHOL’S DAMAGING EFFECTS ON THE BRAIN. Alcohol Alert. Number 63 October 2004.
  16. Alzheimer’s Association. Korsakoff Syndrome. Alzheimer’s Association. 2016.
  17. NIAAA. Beyond Hangovers: Understanding alcohol’s impact on your health. NIH Publication No. 13-7604. Printed September 2010.
  18. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. Alcohol Alert. No. 19 PH 329 January 1993.
  19. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism. Alcohol’s Effects on the Body. 2016.
  20. NICHOLAS EMANUELE, M.D., AND MARY ANN EMANUELE, M.D. Alcohol Alters Critical Hormonal Balance. The Endocrine System. VOL. 21, NO. 1, 1997.
  21. Phillip A. Engen, Stefan J. Green, Ph.D., Robin M. Voigt, Ph.D., Christopher B. Forsyth, Ph.D., and Ali Keshavarzian, M.D. The Gastrointestinal Microbiome: Alcohol Effects on the Composition of Intestinal Microbiota. Alcohol Res. 2015; 37(2): 223–236.
  22. Clemente-Postigo M1, Queipo-Ortuño MI, Boto-Ordoñez M, Coin-Aragüez L, Roca-Rodriguez MM, Delgado-Lista J, Cardona F, Andres-Lacueva C, Tinahones FJ. Effect of acute and chronic red wine consumption on lipopolysaccharide concentrations. Am J Clin Nutr. 2013 May;97(5):1053-61. doi: 10.3945/ajcn.112.051128. Epub 2013 Apr 10.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad