8 Cosas Que Debes Saber Acerca de la Deficiencia de Yodo en los Perros

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
yodo en los perros

Cuando se trata de la salud de nuestros animales domésticos, no siempre nos damos cuenta de que ellos también pueden padecer deficiencias nutricionales. Nos preocupamos tanto por su seguridad que podemos pasar por alto el espectro de nutrientes que requieren sus cuerpos. Como resultado, muchos perros no obtienen los nutrientes necesarios (algunos de los cuales tampoco se encuentran en la dieta de una persona promedio).

El yodo, por ejemplo, es esencial para la salud de la tiroides – en los seres humanos y en los animales – pero la mayoría de nosotros no consumimos suficiente y tampoco los perros.

El yodo ayuda al metabolismo de tu perro y ayuda a producir hormonas tiroideas. Cuando los niveles de yodo son demasiado bajos, lo que también se conoce como hipotiroidismo, son habituales los desequilibrios de peso, energía y estado de ánimo. Aunque la mayoría de alimentos para perros comerciales contienen yodo en forma de yoduro de potasio, yodito de potasio, yoduro de sodio o yoduro de calcio, es importante asegurarse de que tu perro está recibiendo el suficiente. Una estimación aproximada es de al menos 0,7 miligramos de yodo por libra de alimento seco todos los días; sin embargo, esto varía según el tamaño y la edad del perro. No tomar suficiente yodo, puede resultar en una deficiencia de yodo.

He aquí 8 cosas que debes tomar en cuenta acerca del papel que el yodo juega en la salud de tu perro.

1. La insuficiencia de yodo puede conducir a hipotiroidismo

El hipotiroidismo es un trastorno hormonal común en los perros. [1] Puede impedir el crecimiento, causar sed, pérdida de cabello, letargo y aumento de peso. Algunas personas incluso dicen que sus mascotas experimentan un cambio en el comportamiento, por lo general, depresión o agresión. El trastorno se desarrolla cuando se presenta una deficiencia de hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), a menudo, causada por la insuficiencia de yodo en la dieta. [2]

2. A diferentes perros les afecta de manera diferente

La deficiencia de yodo es más común en perros de mediano a gran tamaño entre 4 y 10 años de edad. [3] Algunas razas, incluyendo los Doberman, Setter Irlandés, Golden Retriever, Gran Danés, Bobtail, Perro Salchicha, Schnauzer miniatura, Boxer, Caniche y Cocker Spaniel están más predispuestos al hipotiroidismo que otros.[4] La deficiencia de yodo es también más común en perros que han sido esterilizados o castrados.

3. El alimento para perros comercial puede no ser fiable

Un estudio de 2011 descubrió que algunos alimentos comerciales para perros tienen un desequilibrio de minerales y vitaminas necesarias para mantener tu perro sano – incluido el yodo. [5] Debes revisar la etiqueta de los alimentos para perros al igual que revisas la etiqueta de tu comida. Revisar cuidadosamente los ingredientes es la mejor manera de asegurarte de que tu perro recibe el yodo que necesita. Si el yodo escasea, puede que sea necesario encontrar otra marca, preparar tu propio alimento para perros o complementar las necesidades nutricionales de tu mascota.

4. El pescado puede ser una solución

Aparte de elegir un alimento para perros que incluya “pescado” como primer ingrediente enumerado, incorporar un alimento rico en yodo como el pescado en la dieta de tu mascota puede proporcionar el yodo suplementario. El pescado es una excelente fuente de yodo y también ofrece calcio y proteínas. Elije sólo pescado de pesca silvestre bajo en mercurio como las sardinas, el lenguado y el salmón fresco.

5. Las algas son mejores

Si prefieres opciones vegetarianas, las algas marinas pueden ser la mejor opción. Las algas tienen una gran cantidad de yodo natural y son una excelente manera de complementar las necesidades nutricionales de tu perro. [6] Las algas rojas y marrones, como el kombu, contienen la mayor cantidad de yodo. Una advertencia… dado el estado actual de Fukushima, es una buena idea tener en cuenta el origen y la pureza de cualquier alga que tu mascota consuma (o tú).

6. ¿La deficiencia de yodo supone un riesgo de cáncer?

Tal vez sí, tal vez no. Sin embargo, una cosa de la cual sí estamos seguros es que el cáncer de tiroides y otras enfermedades tumorales en los perros se redujeron del 48% en 1982 al 3,2% en 2002 con sólo la introducción de yodo en los alimentos comerciales para perros. Incluso si la cantidad no es exactamente la adecuada, el yodo es un componente crucial en la dieta de tu mascota. [7]

7. Realizar pruebas ayuda a determinar el estado de yodo del perro

¿Quieres asegurarte que las cantidades de yodo que ingiere tu mascota sean las adecuadas? Tu veterinario te puede ayudar. El diagnóstico correcto incluye un historial médico completo, la documentación de los signos clínicos, un examen físico completo y pruebas de diagnóstico para evaluar diversas funciones de los órganos, incluyendo (pero no limitado a):

  • Recuento sanguíneo completo (CBC)
  • Perfil bioquímico
  • Análisis de orina
  • Niveles de tiroxina (T4)
  • Niveles de T4 libre
  • Prueba TSH canina

8. Las hormonas sintéticas son una opción

Quizás no sea la mejor opción, pero a veces el hipotiroidismo se trata con hormonas sintéticas para intentar reparar la tiroides. Un veterinario hará un seguimiento regular los niveles de yodo de tu perro para determinar si la terapia hormonal será un requisito para toda la vida o de corto plazo. Esta decisión depende del nivel de deficiencia de yodo y la extensión del daño a la tiroides. La mayoría de tratamientos hormonales son temporales y se proporcionan sólo hasta que los niveles de yodo (y otros marcadores) entran en equilibrio.

Una Última Reflexión

La prevención es el primer paso contra la deficiencia de yodo en los perros. Asegúrate de que le estás dando a tu mascota un alimento para mascotas de calidad (hacerlo tú mismo es una opción) con todos los nutrientes necesarios, especialmente yodo. Complementar la dieta de tu perro con alimentos ricos en yodo, como pescado y algas, puede ser especialmente útil para cuidar la salud de tu perro. Si sospechas que tu perro tiene una deficiencia de yodo, una visita al veterinario puede proporcionarte la información necesaria para evitar daños permanentes en la tiroides.

¿Qué haces para cuidar la salud de tu perro? ¿Alguna vez has alimentado a tu mascota con algas o pescado? ¡Deja un comentario y comparte tus consejos!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (7)
  1. Scott-Moncrieff JC. Thyroid disorders in the geriatric veterinary patient. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice. 2012 July;42(4):707-25, vi-vii. doi: 10.1016/j.cvsm.2012.04.012.
  2. Bojanic K, Acke E, Jones BR. Congenital hypothyroidism of dogs and cats: a review. New Zealand Veterinary Journal. 2011 May;59(3):115-22. doi: 10.1080/00480169.2011.567964.
  3. Meeking SA. Thyroid disorders in the geriatric patient. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practic. 2005 May;35(3):635-53.
  4. Rijnberk A, Kooistra HS, Mol JA. Endocrine diseases in dogs and cats: similarities and differences with endocrine diseases in humans. Growth Hormone & IGF Research. 2003 August;13 Suppl A:S158-64.
  5. Dillitzer N, Becker N, Kienzie E. Intake of minerals, trace elements and vitamins in bone and raw food rations in adult dogs. British Journal of Nutrition. 2011 October;106 Suppl 1:S53-6. doi: 10.1017/S0007114511002765.
  6. Rey-Crespo F, López-Alonso M, Miranda M. The use of seaweed from the Galician coast as a mineral supplement in organic dairy cattle. Animal. 2014 April;8(4):580-6. doi: 10.1017/S1751731113002474.
  7. Aupperle H, Gilesche K, Schoon HA. Tumors of the thyroid gland in dogs–a local characteristic in the area of Leipzig. Dtsch Tierarztl Wochenschr. 2003 April;110(4):154-7.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad