Nuevo Estudio: Disminuye la Cantidad de Personas que Siguen un Estilo de Vida Saludable en los Estados Unidos

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
mujer corriendo

Las decisiones que se toman en relación con el estilo de vida desempeñan un papel primordial en nuestra salud física, mental y emocional. Las malas decisiones en torno al estilo de vida traerán como consecuencia un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, obesidad y muchos otros problemas de salud.

El procesamiento de decisiones se vuelve lento ya que al tener mala salud conduce a una vida más sedentaria. Por lo tanto, esto provocará una disminución en el flujo sanguíneo hacia el cerebro lo cual afecta todo su cuerpo.

El rendimiento en el trabajo, la escuela y en casa se vuelve mediocre a medida que los problemas de salud comienzan a consumir tiempo y dinero. Se pierde autoestima y confianza y esto afecta las relaciones que de lo contrario serían saludables.

A pesar de las consecuencias de no vivir una vida saludable, la cantidad de adultos de mediana edad en los Estados Unidos que están obesos ha aumentado de un 28% a un 36% durante los últimos 18 años, según un estudio reciente publicado en la Revista Americana de Medicina.[1] El estudio comparó cinco factores que influyen en el estilo de vida de un grupo de 7 340 adultos de mediana edad (40-74 años) de 1988-1994 con un grupo de 7 811 adultos de mediana edad de 2001-2006.

5 Hábitos saludables en nuestro estilo de vida

Cigarro
  1. No fumar
  2. Actividad física al menos 12 veces al mes
  3. Consumo de 5 raciones de frutas y vegetales diariamente
  4. Mantener un peso saludable (IMC entre 18.5 y 29.9)
  5. Consumo moderado de alcohol, en caso de que se consuma

Lo que descubrieron los investigadores del Departamento de Medicina Familiar, Universidad Médica de California del Sur (en inglés), Charleston fue que al comparar el grupo de 1998-1994 con el de 2001-2006 en este último hubo una disminución del 10% en la cantidad de personas de mediana edad que practicaban actividad física 12 o más veces por mes y un aumento del 8% en la obesidad para el mismo grupo.

A pesar del hecho de que el consumo de tabaco aumenta el riesgo de cáncer, el por ciento de la población que fuma no cambió en el intervalo de siete años entre los grupos.[2] Incluso a pesar de que los “remedios para la salud de moda” están aumentando, la cantidad de personas que consume cinco o más porciones de frutas y vegetales por día ha disminuido del 42% al 26%.

Motivos por los cuales se sigue un estilo de vida poco saludable

¿Por qué las personas no se adhieren a los cinco principios saludables que podrían salvar sus vidas?

Muchas de ellas simplemente no pueden, no porque no tengan posibilidades financieras o físicas, sino porque llevan la carga de la depresión relacionada a su salud en declive[3], la obesidad, el estrés, la dependencia a distintas sustancias, o el estilo de vida.

Es estresante sentir que la vida pasa demasiado rápido, así que las personas acuden a las comidas de preparación rápida que están cargadas de sodio, azúcar y conservantes, además ponen como excusa que no tienen tiempo suficiente para hacer ejercicios y luego beben alcohol para relajarse.

Este estilo de vida demasiado rápido está contribuyendo a que tengamos una sociedad poco saludable en la cual las personas simplemente no duermen lo suficiente. La falta de sueño puede contribuir (en inglés) con una serie de problemas de salud incluida la depresión y la obesidad. A menudo la depresión trae consigo la inactividad y puede conducir al abuso de drogas o alcohol. Un estilo de vida saludable trae consigo el bienestar mental, incluso a edades avanzadas. [4]

Otros motivos de la disminución del número de estadounidenses que llevan un estilo de vida saludable se deben a que sencillamente sienten que no pueden costearlo. Por ejemplo, los individuos con menor nivel educacional [5] (y por lo tanto, empleos donde les pagan menos) tienen un índice de masa corporal (IMC) mayor que el de los individuos con mejores posibilidades económicas. Quizás esto sea debido a que están obligados a trabajar durante más horas por un salario más bajo o a tener más de un empleo y por lo tanto, no tienen tiempo ni energía para practicar ejercicios de forma regular. Estos mismos individuos que viven apurados son más propensos a depender de la comida rápida o de otros métodos fáciles y rápidos que ocasionan daños a la salud.

Promover un estilo de vida saludable

Antioxidantes: Fresas, Frambuesas, Arándano

La Dra. Dana King, autora de un artículo investigativo reciente [6] acerca de la disminución en las decisiones que llevan a seguir un estilo de vida saludable en los Estados Unidos, destaca que la promoción de cambios que conduzcan a un estilo de vida saludable es invaluable para disminuir el riego de muerte prematura y discapacidad, cardiopatías coronarias y obesidad.

La doctora estima que los gastos médicos relacionados con la inactividad física son casi de 76 mil millones de dólares. No obstante, los hábitos saludables que se adoptan a edades más avanzadas todavía pueden marcar la diferencia.[7] Adoptar hábitos saludables en sus 40 o 50 no es demasiado tarde para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares simplemente viviendo mejor.

Si bien la cantidad de personas que practican los cinco factores para tener un estilo de vida saludable está disminuyendo, usted puede tomar las riendas de su propia salud. Sin importar su edad (viejo o joven), nunca es demasiado tarde (o demasiado pronto) para estar saludable. Comience comiendo alimentos más saludables como bayas, aguacates o granadas.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DABFM

Referencias (7)
  1. King DE, Mainous AG 3rd, Carnemolla M, et al. Adherence to healthy lifestyle habits in US adults, 1988-2006. Am J Med. 2009 Jun;122(6):528-34.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19486715
  2. Jemal A, Thun MJ, Ries LA, et al. Annual Report to the Nation on the Status of Cancer, 1975–2005, Featuring Trends in Lung Cancer, Tobacco Use, and Tobacco Control. J Natl Cancer Inst. 2008 Dec 3;100(23):1672-94.
    Available from: http://jnci.oxfordjournals.org/content/100/23/1672.long
  3. Boulanger L, Zhao Y, Bao Y, et al. A retrospective study on the impact of comorbid depression or anxiety on healthcare resource use and costs among diabetic neuropathy patients. BMC Health Serv Res. 2009 Jun 30;9:111.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19566952
  4. Yates LB, Djoussé L, Kurth T, et al. Exceptional longevity in men: modifiable factors associated with survival and function to age 90 years. Arch Intern Med. 2008 Feb 11;168(3):284-90.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18268169
  5. Regidor E, Gutiérrez-Fisac JL, Ronda E, et al. Impact of cumulative area-based adverse socioeconomic environment on body mass index and overweight. J Epidemiol Community Health. 2008 Mar;62(3):231-8.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18272738
  6. King DE, Mainous AG 3rd, Carnemolla M, et al. Adherence to healthy lifestyle habits in US adults, 1988-2006. Am J Med. 2009 Jun;122(6):528-34.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19486715
  7. King DE, Mainous AG 3rd, Geesey ME. Turning back the clock: adopting a healthy lifestyle in middle age. Am J Med. 2007 Jul;120(7):598-603. Epub 2007 Apr 19.
    Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17602933

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad