El Yodo y la Salud de las Mamas: 6 Cosas Debes Saber

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
healthy-breast

La necesidad de yodo no es exclusivo de la tiroides, todo el cuerpo lo necesita. Se podría decir que tu cuerpo requiere yodo al igual que un automóvil requiere aceite – simplemente, es necesario para que todo el sistema funcione correctamente. Muchas personas no se dan cuenta de que el tejido mamario femenino tiene una mayor concentración de yodo y necesita el yodo de forma especial. Cuando el tejido mamario contiene bajos niveles de yodo, esto puede desencadenar problemas de salud. Echa un vistazo a las seis primeras cosas que hay que saber con respecto al yodo y su impacto en la salud de las mamas.

1. La deficiencia de yodo es un problema

La deficiencia de yodo es un problema que afecta hasta un 40% de la población del mundo, incluyendo a las personas de Estados Unidos. Una de las causas principales es la inadecuada ingesta de yodo. Los alimentos son una fuente de yodo, pero esto ha estado en declive durante décadas. El pan es un ejemplo perfecto. Hasta 1980, se utilizó yodo para acondicionar la masa, luego se sustituyó por bromuro, un halógeno tóxico que no ofrece beneficios y que compite por la absorción con el yodo. El fluoruro es otro ejemplo, es un halógeno común que es tóxico y que está presente en muchos suministros de agua afectando negativamente a la absorción de yodo. La disminución en el consumo de yodo ha coincidido con un aumento de enfermedades de las mamas, ciertos tipos de cáncer, insuficiencia tiroidea y problemas de desarrollo en niños.

2. Las mamas sanas necesitan yodo

Cada célula, órgano y sistema en el cuerpo humano necesita yodo, y esto es doblemente cierto para el tejido de la mama femenina. El tejido mamario contiene una mayor concentración de yodo que la tiroides y las mismas proteínas que transportan yodo que utiliza la glándula tiroides. [1] [2] En un tejido mamario sano, el yodo ofrece beneficios antioxidantes.[3] Por el contrario, un tejido de mama deficiente en yodo es susceptible a la oxidación de lípidos, lo cual contribuye a muchas enfermedades incluyendo el cáncer.[4] [5] [6] [7]

3. ¿Qué es la enfermedad fibroquística de la mama?

La enfermedad fibroquística de la mama es una condición extremadamente común y de la que poco se habla, en la que los quistes se desarrollan, influidos por hormonas, en el tejido mamario. [1] Los quistes, que pueden causar dolor y sensibilidad en los senos, especialmente antes de la menstruación, son bastante fáciles de detectar. De hecho, son los que se detectan más frecuentemente durante los exámenes en casa y son a menudo una fuente de ansiedad inmediata para las mujeres que los descubren y temen lo peor – el cáncer de mama. Aunque la enfermedad fibroquística de la mama en sí es a menudo benigna, el New England Journal of Medicine ha informado de que se trata de un factor de riesgo para el cáncer de mama. [8]

4. La enfermedad fibroquística de la mama está vinculada a la carencia de yodo

Sin el yodo adecuado, el tejido mamario es susceptible a estimulación estrogénica. Esto puede conducir a la producción de microquistes que, a su vez, pueden conducir a la enfermedad fibroquística de la mama.[8] Los estudios en animales han demostrado, directamente, que privar a los tejidos mamarios de yodo es un catalizador inmediato para la enfermedad fibroquística de la mama.[9] [10] [11]

5. El yodo fomenta la salud de las mamas

Aunque las pastillas para el control de la natalidad a veces se utilizan para reducir los quistes, muchas mujeres prefieren evitar los riesgos para la salud asociados y, en su lugar, optan por suplementos de yodo. El yodo no sólo es seguro, sino que fomenta la salud de las mamas. [12] Un estudio de 1993 informó de que la administración de suplementos de yodo había reducido los indicios de la enfermedad fibroquística de la mama. [13] Un estudio de 2004 concluyó que el 50% de las mujeres que experimentaron sensibilidad en los senos debido a la enfermedad fibroquística mejoraron después de la administración de suplementos de yodo.[14]

6. El yodo es aún más importante durante la lactancia

Una madre lactante necesita una nutrición suficiente para cubrir sus propias necesidades y producir leche para su bebé. El yodo es importante para la salud materna e igualmente importante para el desarrollo normal del cerebro en los niños. La deficiencia de yodo es, de hecho, la causa número uno de los problemas de desarrollo. El yodo es crucial para el cerebro del recién nacido y la leche materna es el medio perfecto para el suministro de yodo para el lactante. [15]

¿Estás consumiendo suficiente yodo?

Obtener el yodo suficiente tiene que ver con el consumo de alimentos que contienen yodo y, para muchas personas, también tomar suplementos de yodo. Hay varias formas de yodo, algunas más beneficiosas que otras. Existen pruebas que pueden determinar si necesitas yodo y si lo necesitas, lo mejor es comparar suplementos de yodo para tomar una decisión en cuanto a cuál es el mejor para ti.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (15)
  1. Patrick L. Iodine: deficiency and therapeutic considerations. Altern Med Rev. 2008 Jun;13(2):116-27.
  2. Kilbane MT, Ajjan RA, Weetman AP, Dwyer R, McDermott EW, O’Higgins NJ, Smyth PP. Tissue iodine content and serum-mediated 125I uptake-blocking activity in breast cancer. J Clin Endocrinol Metab. 2000 Mar;85(3):1245-50.
  3. Smyth PP. Role of iodine in antioxidant defence in thyroid and breast disease. Biofactors. 2003;19(3-4):121-30.
  4. Venturi S, Donati FM, Venturi A, Venturi M, Grossi L, Guidi A. Role of iodine in evolution and carcinogenesis of thyroid, breast and stomach. Adv Clin Path. 2000 Jan;4(1):11-7.
  5. Venturi S. Is there a role for iodine in breast diseases? Breast. 2001 Oct;10(5):379-82.
  6. Stadel BV. Dietary iodine and risk of breast, endometrial, and ovarian cancer. Lancet. 1976 Apr 24;1(7965):890-1.
  7. Many MC, Papadopolos C, Martin I,. Iodine induced cell damage in mouse hyperplastic thyroid is associated with lipid peroxidation. Progress in Thyroid Research. New York, NY: Routledge; 1991:213-5.
  8. Lynn C. Hartmann, M.D., Thomas A. Sellers, Ph.D., Marlene H. Frost, Ph.D., Wilma L. Lingle, Ph.D., Amy C. Degnim, M.D., Karthik Ghosh, M.D., Robert A. Vierkant, M.A.S., Shaun D. Maloney, B.A., V. Shane Pankratz, Ph.D., David W. Hillman, M.S., Vera J. Suman, Ph.D., Jo Johnson, R.N., Cassann Blake, M.D., Thea Tlsty, Ph.D., Celine M. Vachon, Ph.D., L. Joseph Melton, III, M.D., and Daniel W. Visscher, M.D. Benign Breast Disease and the Risk of Breast Cancer. N Engl J Med 2005; 353:229-237July 21, 2005DOI: 10.1056/NEJMoa044383.
  9. Triggiani V, Tafaro E, Giagulli VA, et al. Role of iodine, selenium and other micronutrients in thyroid function and disorders. Endocr Metab Immune Disord Drug Targets. 2009 Sep;9(3):277-94.
  10. Eskin BA. Iodine and mammary cancer. Adv Exp Med Biol. 1977;91:293-304.
  11. Krouse TB, Eskin BA, Mobini J. Age-related changes resembling fibrocystic disease in iodine-blocked rat breasts. Arch Pathol Lab Med. 1979 Nov;103(12):631-4.
  12. MedlinePlus. Iodine. (Last accessed 2013-11-26)
  13. Ghent WR, Eskin BA, Low DA, Hill LP. Iodine replacement in fibrocystic disease of the breast. Can J Surg. 1993 Oct;36(5):453-60.
  14. Kessler JH. The effect of supraphysiologic levels of iodine on patients with cyclic mastalgia. Breast J. 2004 Jul-Aug;10(4):328-36.
  15. Topper YJ, Freeman CS. Multiple hormone interactions in the developmental biology of the mammary gland. Physiol Rev 1980 Oct;60(4):1049-106.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad