Estudio Vincula la Exposición Prenatal a Sustancias Químicas a un Mayor IMC en Niños Pequeños

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
bebe

Hace unos días, un colega me envío los resultados de un estudio reciente (en inglés) que muestra un vínculo entre un mayor índice de masa corporal (IMC) en niños pequeños y la exposición prenatal de las madres a contaminantes ambientales como los pesticidas que se encuentran en los alimentos que consumimos.

De acuerdo con las conclusiones del estudio, realizado por la revista Environmental Health Perspectives (Perspectivas de Salud Ambiental), existe un vínculo directo entre la exposición prenatal a sustancias químicas y el peso y la talla al nacer.

El Dr. Hugh A. Tilson, editor de la revista planteó: “Teniendo en cuenta que la obesidad en la niñez continúa aumentando a una velocidad alarmante, este estudio es un paso importante para evaluar posibles mecanismos mediante los cuales los contaminantes pueden alterar el metabolismo energético a edades tempranas.”

Lamentablemente, este es otro ejemplo más de la creciente cantidad de datos científicos que respalda el conocimiento de que las sustancias químicas tóxicas presentes en nuestro aire, alimentos, agua, vacunas y bebidas tienen un efecto extremadamente negativo no solo en nuestro organismo sino también en el organismo de los niños que todavía no han nacido.

Formas de sustancias químicas nocivas como los pesticidas, sprays químicos en los alimentos que consumimos, los diclorodifenildicloroetilenos (DDE) y los policlorobifenilos (PCBs) están directamente relacionados al mal funcionamiento de nuestro sistema endocrino. Si los niños pequeños son expuestos a estas sustancias químicas desde una edad temprana, no deberá ser una sorpresa que su sistema endocrino se debilite.

Por qué necesitamos desintoxicar nuestras vidas

bebes en pañales

Estudios como este confirman aún más la necesidad que tenemos de desintoxicar nuestras vidas y limpiar los entornos que habitamos. Aunque actualmente es imposible vivir en un mundo sin toxinas, lo que podemos hacer es trabajar proactivamente para disminuir la sobrecarga tóxica. Para esto es necesario desintoxicar nuestro organismo, los alimentos que ingerimos, el agua que bebemos, el aire que respiramos y los artículos de nuestro hogar.

Mi libro más reciente, La Limpieza Verde, contribuye a que las personas hagan esto. Estas soluciones sencillas que se pueden realizar en el hogar le permiten eliminar sustancias químicas y toxinas de su organismo, su hogar y su oficina sistemáticamente. A menudo, los síntomas crónicos pueden ser consecuencia de un organismo, hogar o entorno laboral tóxicos. Cosas como la ansiedad, los dolores de cabeza, las alergias, el cansancio, los problemas del sueño y de la piel, la depresión o los problemas en el seno están siendo relacionados actualmente (mediante un número cada vez mayor de estudios científicos como este) con la toxicidad del entorno que habitamos.

Mientras leo cada vez más artículos como este, me siento más motivado a compartir nuestros productos de limpieza y “Vida Verde” con el mundo. Especialmente para las mujeres embarazadas, es más importante que nunca proteger al feto de los efectos nocivos de las toxinas ambientales. La madre no solo se ayuda ella misma al respirar aire más saludable, beber agua más limpia y vivir en un ambiente más saludable, sino que también estará contribuyendo a crear un mundo más limpio y menos tóxico para el futuro de su hijo.

Cómo purificar el entorno en el que habita

Para comenzar este proceso le exhorto a que analice las diferentes esferas de su vida:

  • Limpieza corporal: Es esencial para mantener limpio el organismo con una limpieza regular del tracto, hígado, organismos nocivos y metales tóxicos.
  • Calidad del aire: En nuestros hogares y centros de trabajo cerrados herméticamente, a menudo respiramos un aire que en realidad es más tóxico que el aire del exterior. Invierta en un sistema de purificación del aire de alta calidad.
  • Calidad del agua: Lamentablemente, la Agencia de Protección del Medio Ambiente estima que en el agua que sale de nuestra llave hay alrededor de 80 sustancias químicas posiblemente nocivas.Use un kit de prueba para el agua potable en el hogar para descubrir las toxinas que tiene su agua. Invierta en un buen purificador de agua para disminuir estos niveles.
  • Estrés: El estrés en la casa y en el trabajo puede estar relacionado al debilitamiento de nuestro sistema inmune. Invierta diariamente algún tiempo en caminar, meditar, practicar yoga o hacerse un masaje. Su cuerpo se lo va a agradecer.
  • Radiación: El zumbido interminable de las computadoras, los celulares y otros equipos eléctricos que son parte de nuestra vida puede debilitar progresivamente la salud de toda la nación.Esta radiación de campo electromagnético penetra en su organismo diariamente proveniente de dispositivos y equipos comunes en su casa y en su oficina. Evite los efectos nocivos de la radiación al invertir en un sistema de protección contra radiaciones para su casa y su oficina.

Creo firmemente que la única forma de prevenir y atacar en verdad estas enfermedades actuales es enfrentando la causa fundamental de la enfermedad (sobrecarga tóxica) y eliminando la fuente de estas toxinas causantes de enfermedades.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DABFM

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad