Guía Básica para Cultivar Tu Aloe Vera

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
aloe-vera-grow

La planta de aloe vera se ha vuelto muy popular. Es una planta muy fácil de cuidar, por lo que se ha convertido en un alimento básico en muchos hogares. Gran parte de la popularidad del aloe vera se puede atribuir al hecho de que cuenta con una amplia gama de propiedades saludables naturales. Estas versátiles plantas son conocidas por su capacidad para prosperar bajo prácticamente cualquier condición, dado que crecen igual de bien en interiores y al aire libre con un cuidado mínimo. Esta planta de nombre científico Aloe barbadensis miller, es una de las mejores plantas para alguien que es nuevo en la jardinería o que esté interesado ??en cultivar sus propios súper-alimentos.

Hoy hablaremos de lo que necesitas saber para cultivar tu propia planta de aloe vera. También compartiremos algunas de las cosas que debes tener en cuenta al cuidar tu planta. No importa lo pequeña que sea la planta la primera vez que la llevas a tu casa, puede aportarte muchas cosas. Esta planta es conocida por la rápida multiplicación de sus hojas y la producción de plántulas, conocidas como “bebés” y que se pueden separar por completo para hacer crecer plantas nuevas. Esto significa que una vez que tu planta alcance la madurez, podrás cosechar las hojas de aloe vera de forma continua.

Tradicionalmente, el aloe se ha conocido por sus beneficios tópicos, incluyendo la cicatrización de heridas y para mantener la piel hidratada y protegida. [1] Se ha utilizado en numerosos productos de belleza como aditivo por su contenido en vitaminas y contenido en acemanano; Sin embargo, sus propiedades nutricionales también hacen de esta planta un súperalimento vivo. ¡Aprendamos a cultivar nuestra propia planta!

Cultivar Tu Propio Aloe Vera

Al empezar a cultivar tu propia planta de aloe vera, la cosa más importante a considerar es el suelo y la ubicación de la planta. En primer lugar, tienes que decidir dónde vas a cultivar el aloe vera. Ya sea en el interior o en el exterior, es imprescindible que elijas un lugar donde tu planta reciba mucha luz. Sin embargo, esto puede ser un poco delicado dado que demasiada luz solar directa puede hacer que la planta se seque y sus hojas se vuelvan de color marrón – pero poca luz impediría el crecimiento de la planta. También es importante tener en cuenta que el aloe puede congelarse en invierno si está en el exterior, así que debes tener en cuenta tu clima local a la hora de elegir dónde deseas colocar la planta. Recomiendo elegir una maceta que puedas meter fácilmente al interior durante la época más fría o dejarla en un lugar donde la puedas cubrir con una lona o manta. Si la planta la cultivas en el interior, asegúrate de que la planta reciba suficiente luz solar indirecta; las ventanas orientadas al sur o al oeste son ideales.

aloe-plant Una vez que hayas decidido dónde colocar su aloe vera, es el momento de empezar a pensar en la tierra. Al aloe vera le gusta la tierra seca, por lo que recomiendo el uso de mezcla de tierra para cactus. La mejor opción sería el uso de tierra para macetas regular con perlitas añadidas. Al plantar el aloe vera, asegúrate de colocar la planta recta y cubrir la base y las raíces con la tierra. Deja varias pulgadas de espacio entre las plantas, ya que crecen hacia fuera desde el centro. Dale a tus plantas de aloe vera un poco de espacio dado que la planta madre producirá los “bebés” a partir de la base exterior.

También es importante elegir un macetero adecuado. Comienza con una maceta de tamaño medio a grande y asegúrate de que tenga un buen drenaje. Las macetas con un único agujero grande en la parte inferior son los mejores, ya que su planta no crecerá si queda agua estancada. De hecho, uno de los problemas más comunes que tienen los nuevos propietarios de plantas al tratar de cultivar el aloe vera es que riegan demasiado la planta. Al regarla, la tierra se debe sentir húmeda, pero no empapada. La mejor manera de medir el riego es sentir las hojas de las plantas cada pocos días, siempre y cuando se sientan frías o húmedas, la planta tiene suficiente agua. Si las hojas se sienten secas o quebradizas, primero examina las condiciones de luz solar y, a continuación, revisa el agua según sea necesario. Antes de regarla de nuevo, la tierra debe estar completamente seca. Durante los meses más fríos, necesitará menos agua.

Recolecta Las Hojas De Tu Planta De Aloe Vera

Una vez que la planta alcance la madurez, puedes comenzar a cosechar el aloe vera para disfrutar de sus beneficios nutricionales. Es adecuado comenzar este proceso una vez que hayan crecido hojas o brotes adicionales del centro de la planta. Para cosechar las hojas de tu aloe vera, comienza seleccionando las hojas maduras de la sección exterior de la planta. Córtalas desde tan cerca de la base como sea posible, pero debes tener cuidado de no dañar las raíces. Dado que se trata de una planta decorativa, yo sugeriría seleccionar las hojas de la planta que no perjudican la estética de la planta.

Las plántulas o “bebés” de tu aloe se pueden separar fácilmente desarraigándolas con cuidado, separándolas de la planta madre y replantándolas solas. Estas mini plantas funcionan como excelentes regalos. No es raro que las plantas de aloe se esparzan de forma exponencial, por lo que existe una amplia probabilidad de que termines con un montón de plantas de aloe antes de lo que te imaginas.

Consideraciones Adicionales Para Tu Planta De Aloe

Cuidar tu planta de aloe vera no es difícil. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas consideraciones:

  • No es necesario fertilizar las plantas de aloe. Si lo deseas o si crees que necesita un poco de alimento extra, utiliza un fertilizante a base de agua y alto fósforo, a fuerza media.
  • Si las hojas se ponen delgadas y curvas, necesita más agua.
  • Las hojas de aloe vera crecen hacia arriba desde la base. Si las hojas se inclinan o se abren completamente, es probable que necesite más luz solar.
  • Tu planta crecerá hacia el sol. Si está en una maceta, gírala según sea necesario para mantener la planta en posición vertical.

Si el aloe crece lentamente, estos son algunos problemas habituales que hay que revisar:

  • El suelo es demasiado alcalino. Esto se puede corregir añadiendo de un poco de azufre al suelo.
  • La planta tiene demasiada agua: el suelo está demasiado húmedo o retiene demasiada agua. Se puede corregir modificando la cantidad de riego.
  • Necesita más luz solar. Se puede solucionar con un simple cambio de ubicación.
  • Tiene demasiado fertilizante. En este caso, puedes simplemente replantar la planta con más tierra.
  • La planta necesita una maceta más grande para sus raíces. Con el tiempo, todas las plantas sanas de aloe vera es probable que lleguen a este punto.

Cosas Que Hay Que Vigilar

Al igual que cualquier otra planta, el aloe vera puede padecer plagas de insectos, enfermedades y hongos en su tallo o las raíces. Las cochinillas o cocoideos son pequeños insectos planos, de color canela o marrón que chupan la savia del aloe y son los problemas más habituales de insectos. También hay que revisar la podredumbre de la hoja, ya que es una dolencia común del aloe.

Para evitar los hongos, mantén el suelo y la planta seca. Puedes proteger la planta de aloe vera de las plagas con un pesticida natural. Busca un pesticida orgánico en lugar de uno que sea tóxico. Puedes incluso preparar tu propio pesticida orgánico y seguro en casa. Afortunadamente, debido a las condiciones ideales del cultivo de aloe vera, los hongos no son un problema habitual.

Asegúrate de protegerte tú también. Las plantas jóvenes de aloe vera tienen pinchos suaves en sus hojas que no van a hacer mucho daño, pero los pinchos de las plantas de más grandes pueden pinchar más si no tienes cuidado. Estos pinchos pueden romper la ropa e incluso punzar la piel. Ten cuidado cuando trasplantes o cortes las hojas del aloe y usa guantes durante su manipulación.

Recibe Algo A Cambio De Tu Planta De Aloe Vera

cultivar-aloe-vera La planta de aloe vera no solo es bonita y decora tu hogar. Muchas personas disfrutan de los muchos usos de la planta de aloe vera. Uno de los más comunes es el uso del gel del interior de la hoja de aloe vera como un remedio tópico para quemaduras, cortes y otras irritaciones de la piel. [2] Este gel del interior de la hoja también se puede consumir para ayudar al colágeno, como ayuda para la digestión, por sus propiedades de ayuda al sistema inmune y muchos otros beneficios.

Complementa Tu Dieta Con Aloe Vera

Para obtener el máximo rendimiento de tu planta de aloe vera, es crucial cuidar adecuadamente de tu planta y cosechar las hojas de manera correcta. Y, hay que señalar que el gel de las hojas se puede almacenar en el refrigerador durante un día o dos, sin embargo, no es el mejor alimento para llevar. Algunas personas encuentran su sabor ligeramente amargo así que, a menudo, lo consumen en batidos. Sólo ten cuidado de evitar la hoja exterior ya que contiene aloína, que puede actuar como un laxante severo. La aloína, el gusto y su corta vida útil hacen que la suplementación sea una excelente alternativa al consumo de aloe crudo.

El áloe se ha utilizado en todo el mundo durante siglos como suplementación nutricional y uso tópico. Es una fuente natural de vitaminas, minerales, oligoelementos y enzimas; todo esto apoya una función inmune saludable, calma y limpia el tracto digestivo, y apoya el sistema circulatorio.

¿Tienes algún consejo para cultivar el aloe vera o para consumirlo? Tómate un momento para dejar un comentario abajo y comparte tu experiencia con todos nosotros.

Referencias (2)
  1. Amar Surjushe, Resham Vasani and D G Saple. Aloe Vera: A Short Review. Indian J Dermatol. 2008; 53(4): 163–166.
  2. Feily A, Namazi MR. Aloe Vera in Dermatology: A Brief Review. G Ital Dermatol Venereol. 2009 Feb;144(1):85-91

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad