Hormonas Tiroideas: la Importancia de la Tiroides

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Importancia de la Tiroides

Las hormonas tiroideas son sustancias químicas, producidas y secretadas por la glándula tiroides. Son esenciales para el metabolismo y desarrollo normal. Hay tres tipos de hormonas tiroideas: la tiroxina (T4), la triyodotironina (T3) y la calcitonina.

¿Qué Es la Tiroides?

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa ubicada en la parte frontal del cuello, justo por encima de la clavícula. Es una parte crucial de tu sistema endocrino, es decir, del conjunto de glándulas que secretan hormonas en el torrente sanguíneo para regular varias funciones corporales. La importancia de la tiroides radica en que produce hormonas que regulan el crecimiento, la maduración y el metabolismo. [1]

¿Qué Regulan las Hormonas Tiroideas?

La T3 y la T4 se fabrican a través de una reacción en cadena hormonal. Estas hormonas las produce la glándula tiroides, pero la tiroides en sí la controla la glándula pituitaria. A su vez, a la glándula pituitaria la controla el hipotálamo. Cuando los niveles de hormonas tiroideas son bajos, el hipotálamo produce una hormona llamada hormona liberadora de tirotropina o TRH (según sus siglas en inglés). Esto estimula la glándula pituitaria a producir TSH o la hormona estimulante de la tiroides. La hormona estimulante de la tiroides, por supuesto, estimula la tiroides, que produce T4. Parte de esta T4 se convierte entonces en T3 en la tiroides, el hígado y la glándula pituitaria.

La T4 y la T3 están compuestas principalmente de yodo convertido. [1] De las dos, la T4 es más común en todo el cuerpo. Alrededor del 80% de todas las hormonas tiroideas que se producen son T4, pero la T3 es mucho más potente. Ambas, la T4 y la T3, tienen funciones similares actuando como mensajeros químicos y afectando al metabolismo de cada célula en el cuerpo.

Desde la matriz y durante toda la vida, estas hormonas son esenciales para el crecimiento y el desarrollo. Los renacuajos que no reciben hormonas tiroideas no se desarrollan adecuadamente en ranas y los efectos sobre los seres humanos no son muy diferentes. [2] En los fetos, en los bebés y en los niños, la falta de T4 y T3 impide el crecimiento físico y paraliza el desarrollo del cerebro. [3] Esto significa que las mujeres embarazadas deben revisar el estado de salud de su tiroides y asegurarse de que su bebé recibe una nutrición completa.

Sistema_Endocrino_Nervio_central

Las hormonas tiroideas también regulan el metabolismo. En este papel, la T4 y la T3 incrementan el consumo de oxígeno en todos los tejidos. Gobiernan la velocidad a la que el cuerpo quema la grasa y procesa los hidratos de carbono. Como efecto secundario de su papel en el metabolismo, la T4 y la T3 también afectan a la temperatura del cuerpo. Si notas que siempre tienes más frío o más calor que los demás, puede que esto sea debido a unos niveles desequilibrados de la hormona tiroidea. [3]

Una tercera hormona, la calcitonina, también se produce en la glándula tiroides. El papel biológico de la calcitonina no se conoce tan bien como el de las T3 o T4. Es por ello que, a menudo, se pasa por alto la calcitonina en las discusiones sobre las hormonas tiroideas. La calcitonina se produce en unas células tiroideas especiales llamadas células C. Parece que disminuye la concentración de calcio y fosfato en la sangre. [4] Algunos teorizan que esta hormona tiene un papel en la distribución de calcio y fosfato en los huesos, pero esta hipótesis aún no se ha probado de manera concluyente. [5]

Los médicos pueden realizar un panel hormonal para revisar los niveles de estas hormonas en la sangre. Incluye paneles de TSH, T3 y T4, junto con paneles de otras hormonas como el estrógeno, la progesterona y la testosterona para descartar otras causas.

El Papel de los Minerales Esenciales en la Tiroides

Para que la tiroides pueda realizar su trabajo de creación de hormonas vitales, necesita materias primas. Al igual que no se puede construir una casa sin madera, piedra y metal, la tiroides no puede sintetizar T3 y T4 sin yodo, selenio, hierro y zinc.

El yodo es un mineral esencial, posiblemente, el mineral más importante para la salud de la tiroides. Es un componente esencial de las hormonas tiroideas. Dentro de la tiroides, unas células especializadas convierten el yodo y el aminoácido tirosina en T3 y T4. No se pueden sustituir: si no tienes suficiente yodo en tu sistema, tu tiroides no puede producir estas hormonas de ninguna manera. La falta de yodo puede causar varios trastornos incluyendo: [6]

  • Bocio: una glándula tiroides severamente dilatada que parece una gran masa en el cuello
  • Muerte fetal e infantil
  • Deterioro cognitivo permanente
  • Retraso en el crecimiento
  • Sordomudez
  • Parálisis cerebral

La deficiencia de yodo es un problema enorme. A nivel mundial, es una de las principales causas de deterioro cognitivo en los niños. La verdadera tragedia es que los efectos de la deficiencia de yodo son totalmente prevenibles. Muchos países han empezado a añadir yodo a la sal de mesa con la intención de que todo el mundo reciba este nutriente esencial. Se han realizado grandes avances, pero la deficiencia de yodo aún afecta a unos 2 millones de personas en todo el mundo. [7]

El selenio es otro mineral crucial para la salud de la tiroides. Mejora la estructura de la tiroides y es necesario para una síntesis y activación de hormonas adecuadas. [8] [9] La mayoría de la gente puede obtener un suministro adecuado de este mineral de los alimentos, pero el contenido de selenio en los alimentos depende del contenido de selenio en el suelo donde se cultivaron. Muchas regiones sufren de condiciones de crecimiento deficientes en selenio. Otras condiciones, como el VIH o la enfermedad renal, también pueden contribuir a la deficiencia de selenio. [10]

Aunque el yodo está más estrechamente relacionado con la salud de la tiroides, el hierro y el zinc son igualmente cruciales. La deficiencia de hierro, conocida como anemia, reduce la capacidad de la tiroides para absorber el yodo, lo que conlleva a una deficiencia de yodo, incluso cuando los niveles de yodo son adecuados. [11] Una deficiencia de zinc reduce la capacidad de la tiroides para secretar cantidades adecuadas de la hormona tiroidea y puede resultar en un bocio. [12] Por el contrario, la toma de suplementos de zinc tiene un efecto positivo en la salud de la tiroides, aumentando los niveles de T3 en el cuerpo. [13]

El Papel de la B-12 en el Metabolismo y la Tiroides

Las funciones biológicas más conocidas de la vitamina B-12 son el metabolismo celular y la síntesis de ADN, pero también puede desempeñar un papel en la salud de la tiroides. La naturaleza exacta de su función aún no se entiende en su totalidad, pero la deficiencia de vitamina B-12 es muy común en los casos de hipotiroidismo.

Un estudio con pacientes de hipotiroidismo descubrió que las personas con deficiencia de vitamina B-12 mostraron una mejoría inmediata tras la toma de suplementos. Sin embargo, los pacientes con hipotiroidismo que no tenían esta deficiencia también mostraron una mejoría notable después de tomar suplementos de vitamina B-12. [14] La B-12 y la salud de la tiroides parecen estar relacionadas, pero es necesario llevar a cabo más estudios antes de que podamos decir con seguridad por qué.

El cuerpo humano no puede producir su propia B-12. Debe obtener este nutriente vital de alimentos y suplementos. Los mejores alimentos con B-12 son, en su mayoría, productos de origen animal como la carne, productos lácteos, pescados y mariscos. Las únicas fuentes vegetales reales son los cereales y la leche de origen vegetal con B-12 añadida. Si sigues una dieta vegana, recomiendo que consideres la suplementación con vitamina B-12.

Enfermedad de la Tiroides

Casi cualquier persona puede desarrollar un trastorno de la tiroides, pero algunos grupos están en mayor riesgo que otros. Las mujeres padecen trastornos de la tiroides más frecuentemente que los hombres. La enfermedad de la tiroides también es más común en personas mayores de 50 años. [15] [16]

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo, o la tiroides hipoactiva, es un trastorno que provoca que la glándula tiroides no pueda producir suficientes hormonas. En los fetos en desarrollo y los niños en crecimiento, el hipotiroidismo puede impedir su desarrollo físico y mental. Los adultos enfermos de hipotiroidismo pueden experimentar: [17]

  • Aumento de peso
  • Fatiga y debilidad
  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Estreñimiento
  • Cabello y uñas quebradizos
  • Ciclos menstruales abundantes o irregulares
  • Dolor en las articulaciones y músculos

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo, también llamado tiroides hiperactiva, es cuando la tiroides produce demasiadas hormonas tiroideas. Los síntomas del hipertiroidismo incluyen: [17]

  • Pérdida de peso
  • Mayor apetito
  • Bocio
  • Movimientos intestinales frecuentes y diarrea
  • Temblores
  • Sudoración y aumento de la sensibilidad al calor
  • Pérdida de cabello
  • Ciclos menstruales irregulares
  • Palpitaciones del corazón
  • Inquietud e insomnio

Un Estilo de Vida Adecuado para la Tiroides

Algunas actividades poco saludables como comer los alimentos equivocados, no descansar lo suficiente o un estrés excesivo, crean un ambiente tóxico en el cuerpo. Esto es perjudicial para todo, incluyendo la tiroides.

En última instancia, la mejor manera de cuidar la salud de la tiroides es llevar un estilo de vida saludable en general. Beber mucha agua, hacer ejercicio regularmente y reducir el estrés siempre que sea posible. El yodo, el selenio, el hierro y el zinc son minerales esenciales que ayudan a cuidar la salud de la tiroides. No importa cuál sea el estado de tu tiroides, es importante llenar tu dieta con alimentos ricos en estos minerales.

La mayoría de las personas deberían ser capaces de obtener suficientes nutrientes para la tiroides de los alimentos, pero las deficiencias nutricionales siguen siendo un problema para muchos. La cantidad de minerales necesarios para la tiroides en los alimentos varía considerablemente según la región y la calidad del suelo. El yodo, por ejemplo, es abundante en el agua de mar, pero escaso en regiones montañosas y las zonas del interior. Si no puedes obtener los nutrientes esenciales para la tiroides de los alimentos o, simplemente, necesitas un poco de ayuda, ofrecemos un Kit para la Salud de la Tiroides™. Este kit contiene tres de nuestros mejores suplementos de apoyo a la tiroides: Yodo Naciente Detoxadine, Selenio y VeganSafe B-12. Se trata de la mejor fuente de nutrición especializada para la salud de la tiroides.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (17)
  1. “How Does the Thyroid Work?” PubMed Health. U.S. National Library of Medicine, 7 Jan. 2015. Web. 18 Aug. 2016.
  2. Miyata, Kaori, and Keiko Ose. “Thyroid Hormone-Disrupting Effects and the Amphibian Metamorphosis Assay.” Journal of Toxicologic Pathology 25.1 (2012): 1–9. PMC. Web. 18 Aug. 2016.
  3. Bowen, R. “Mechanism of Action and Physiologic Effects of Thyroid Hormones.” Endocrine Index. Colorado State University, 24 July 2010. Web. 18 Aug. 2016.
  4. “The Endocrine System.” The Endocrine System. Georgia Highlands College, n.d. Web. 18 Aug. 2016.
  5. Felsenfeld, Arnold J, and Barton S Levine. “Calcitonin, the Forgotten Hormone: Does It Deserve to Be Forgotten?” Clinical Kidney Journal, vol. 8, no. 2, 4 Jan. 2015, pp. 180–187, http://ckj.oxfordjournals.org/content/8/2/180.full. Accessed 18 Aug. 2016.
  6. Kapil, Umesh. “Health Consequences of Iodine Deficiency.” Sultan Qaboos University Medical Journal 7.3 (2007): 267–272. Print.
  7. WHO. “Sustaining the Elimination of Iodine Deficiency Disorders (IDD).” World Health Organization, World Health Organization, 19 June 2007. Accessed 18 Aug. 2016.
  8. Drutel, A, et al. “Selenium and the Thyroid Gland: More Good News for Clinicians.” Clinical Endocrinology., vol. 78, no. 2, 11 Oct. 2012, pp. 155–64. Accessed 18 Aug. 2016.
  9. Köhrle, J. “The Trace Element Selenium and the Thyroid Gland.” Biochimie., vol. 81, no. 5, 14 July 1999, pp. 527–33. Accessed 18 Aug. 2016.
  10. “Office of Dietary Supplements – Dietary Supplement Fact Sheet: Selenium.” National Institutes of Health, U.S. Department of Health and Human Services, 11 Feb. 2016, https://ods.od.nih.gov/factsheets/Selenium-HealthProfessional/#h5. Accessed 18 Aug. 2016.
  11. Zimmermann, MB, and J Köhrle. “The Impact of Iron and Selenium Deficiencies on Iodine and Thyroid Metabolism: Biochemistry and Relevance to Public Health.” Thyroid : Official Journal of the American Thyroid Association., vol. 12, no. 10, 19 Dec. 2002, pp. 867–78. Accessed 18 Aug. 2016.
  12. Ertek, S, et al. “Relationship Between Serum Zinc Levels, Thyroid Hormones and Thyroid Volume Following Successful Iodine Supplementation.” Hormones (Athens, Greece)., vol. 9, no. 3, 7 Aug. 2010, pp. 263–8. Accessed 18 Aug. 2016.
  13. Maxwell, C, and SL Volpe. “Effect of Zinc Supplementation on Thyroid Hormone Function. A Case Study of Two College Females.” Annals of Nutrition & Metabolism., vol. 51, no. 2, 2 June 2007, pp. 188–94. Accessed 18 Aug. 2016.
  14. Jabbar, A, et al. “Vitamin B12 Deficiency Common in Primary Hypothyroidism.” JPMA. The Journal of the Pakistan Medical Association., vol. 58, no. 5, 29 July 2008, pp. 258–61. Accessed 18 Aug. 2016.
  15. Morganti, S, et al. “Thyroid Disease in the Elderly: Sex-Related Differences in Clinical Expression.” Journal of Endocrinological Investigation., vol. 28, 9 June 2006, pp. 101–4. Accessed 18 Aug. 2016.
  16. Strieder, TG, et al. “Risk Factors for and Prevalence of Thyroid Disorders in a Cross-Sectional Study Among Healthy Female Relatives of Patients with Autoimmune Thyroid Disease.” Clinical Endocrinology., vol. 59, no. 3, 16 Aug. 2003, pp. 396–401. Accessed 18 Aug. 2016.
  17. Wisse, Brent, et al. Hypothyroidism: MedlinePlus Medical Encyclopedia. 23 Apr. 2015. Accessed 18 Aug. 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad