Incontinencia Flatulenta y Mujeres: ¿Qué es y Por qué Sucede?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
 mujeres sufren de incontinencia flatal

Los gases incontrolables (flatos o gases flatulentos) se conocen como incontinencia flatulenta. Esta condición se define como una flatulencia involuntaria al menos una vez o más por semana. El gran problema es que puede ocurrir en cualquier lugar. Si sucede mientras estás en una tienda, restaurante o en la oficina crea situaciones embarazosas. Puede deteriorar la confianza en uno mismo. Puede afectar negativamente las relaciones personales. Peor aún, la sensación de ser incapaz de controlarse puede estresar y aislar a un individuo. Por desgracia, es un problema que afecta a las mujeres en todo el mundo.

Embarazo, Parto y Gases Incontrolables

Durante el embarazo y el parto natural, el esfínter anal (el músculo que controla el ano) y los músculos del perineo (los músculos de la zona pélvica) sufren traumas. Como resultado, muchas mujeres experimentan una pérdida de control sobre los movimientos del intestino y el gas, inmediatamente después del parto. Si bien esto es muy común, ciertamente no es deseable.

Los estudios han encontrado que casi 1 de cada 3 mujeres que dan a luz por vía vaginal informan experimentar gas incontrolable. En algunas mujeres, el problema persiste sólo durante un tiempo corto. Para otras, el problema se vuelve crónico. [1]

Los investigadores han tratado de identificar por qué esto afecta a algunas mujeres y a otras no, sobre todo después del embarazo y el parto. Un estudio vincula el uso de instrumentos en el parto, tales como fórceps o extractor de vacío, a un mayor riesgo de trauma en los músculos perineales, dando como resultado la incontinencia flatulenta. [2]

El uso de instrumentos durante el parto por sí solo no explica el problema. Se ha observado que las mujeres que tienen múltiples nacimientos naturales reportan una mayor incidencia de incontinencia flatulenta. Si bien esto puede sugerir que una cesárea podría ser una forma de evitar este problema, los investigadores han demostrado que las cesáreas no ofrecen protección contra la incontinencia flatulenta. [3]

Tal vez el Parto No es la Causa…

Un estudio entre mujeres coreanas con incontinencia flatulenta después del parto ofreció un resultado interesante. Las mujeres coreanas en este estudio experimentaron el trauma habitual de un parto natural, con laceraciones en el esfínter. También se utilizó la extracción de vacío. Sin embargo, el estudio reportó que la incontinencia flatulenta se produce casi un 20% menos en las mujeres coreanas que en las mujeres de los países occidentales, a pesar de factores de riesgo similares. [4]

Por supuesto que esto nos lleva a la pregunta…

¿Qué Factores Contribuyen a la Incontinencia Flatulenta?

La edad parece ser un factor que contribuye al problema del control de gases. El estudio coreano muestra que el problema existe a nivel mundial. Investigadores de varios países indican que aproximadamente 1 de cada 3 mujeres a partir de los 30 años sufren la liberación involuntaria de gases. [5] [6]

Otro estudio identificó la menopausia, la obesidad y una mayor incidencia de la incontinencia urinaria como factores que aumentan la probabilidad de incontinencia flatulenta. [7] Esto sugiere que otros factores adicionales pueden afectar la capacidad de los músculos perineales y anales de funcionar correctamente.

Las investigaciones apoyan esta idea. Un estudio de mujeres entre 18 a 50 años, concluyó que el estrés aumentó significativamente la posibilidad de una liberación involuntaria de gases. [8] Mientras que el parto ha sido asociado como una de las causas, las investigaciones en curso demuestran que el problema de la incontinencia flatulenta se extiende más allá del parto como la única explicación.

Esperanza para las Mujeres que Sufren de Incontinencia Flatulenta

La investigación ha demostrado que factores más allá del parto puede causar incontinencia flatulenta en las mujeres. Este problema no debe ser ignorado ni se debe “aprender a vivir con él”. Para aquellas personas que sufren esta desagradable y potencialmente embarazosa condición, tenéis que saber que muchas mujeres la padecen. ¿La incontinencia flatulenta afecta tu vida? ¿Cómo has lidiado con esta situación? Deja un comentario y comparte tu experiencia.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (8)
  1. Casillas S, Hull TL, Zutshi M, Trzcinski R, Bast JF, Xu M. Incontinence after a lateral internal sphincterotomy: are we underestimating it? Dis Colon Rectum. 2005 Jun;48(6):1193-9.
  2. Chiarelli P, Murphy B, Cockburn J. Fecal incontinence after high-risk delivery. Obstet Gynecol. 2003 Dec;102(6):1299-305.
  3. Goldberg RP, Kwon C, Gandhi S, Atkuru LV, Sorensen M, Sand PK. Prevalence of anal incontinence among mothers of multiples and analysis of risk factors. Am J Obstet Gynecol. 2003 Dec;189(6):1627-30; discussion 1630-1.
  4. Jung E, Huh CY, Choe BK. Anal incontinence after childbirth: incidence in the Korean population. Gynecol Obstet Invest. 2008;66(4):248-52. doi: 10.1159/000148655. Epub 2008 Jul 31.
  5. Boreham MK, Richter HE, Kenton KS, Nager CW, Gregory WT, Aronson MP, Vogt VY, McIntire DD, Schaffer JI. Anal incontinence in women presenting for gynecologic care: prevalence, risk factors, and impact upon quality of life. Am J Obstet Gynecol. 2005 May;192(5):1637-42.
  6. Rømmen K, Schei B, Rydning A, H Sultan A, Mørkved S. Prevalence of anal incontinence among Norwegian women: a cross-sectional study. BMJ Open. 2012 Jul 30;2(4). pii: e001257. doi: 10.1136/bmjopen-2012-001257. Print 2012.
  7. Abramov Y, Sand PK, Botros SM, Gandhi S, Miller JJ, Nickolov A, Goldberg RP. Risk factors for female anal incontinence: new insight through the Evanston-Northwestern twin sisters study. Obstet Gynecol. 2005 Oct;106(4):726-32.
  8. Zutshi M, Hull TL, Bast J, Hammel J. Female bowel function: the real story. Dis Colon Rectum. 2007 Mar;50(3):351-8.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad