¡La Ansiedad Puede Provenir de Tus Tripas!

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
mujer sentada en un valle, la ansiedad y tus tripas

¿Cuántas veces has tenido la sensación de haber reaccionado de manera visceral? ¿Has sentido alguna vez cómo la ansiedad revolotea en el centro de tu estómago? Puede que no sea simple nerviosismo. A menudo, el intestino humano recibe el nombre del “segundo cerebro” y por muy buenas razones.

La ciencia ha comenzado a entender la relación entre el estado de ánimo y el comportamiento, y la forma en que ambos se ven afectados directamente por las bacterias del intestino. El intestino, y no sólo el cerebro, es uno de los principales causantes de la ansiedad.

Bacterias y Estado de Ánimo: ¿Cuál es el Vínculo?

Las dolencias gastrointestinales están frecuentemente asociadas con la ansiedad y un estado de ánimo desequilibrado, y muchos investigadores tienen la teoría de que las personas afectadas podrían aliviar sus síntomas simplemente equilibrando la microbiota intestinal con más bacterias beneficiosas.[1] La especulación en torno a otros trastornos mentales, como el autismo, también ha estado estrechamente vinculada con los desequilibrios de la flora intestinal.[2]

Las bacterias en el intestino son responsables de una serie de procesos metabólicos y biológicos dentro del cuerpo. La salud del cerebro y de la estabilización del humor se ven profundamente afectados por el equilibrio de las bacterias buenas en la flora intestinal. Un estudio de la Universidad de McMaster ha verificado recientemente esta idea, observando lo poderoso que es el intestino en influir en la química cerebral y el comportamiento.

En el estudio, los investigadores perturbaron el conteo de bacterias intestinales normales en ratones sanos administrando antibióticos y medicamentos que destruyen todas las bacterias a su paso – incluyendo las bacterias buenas. Tras la interrupción del equilibrio normal de la flora intestinal, los ratones se volvieron menos cautelosos y los cambios en el factor neurotrófico derivado del cerebro de los animales – una proteína asociada con los trastornos del estado de ánimo – aumentaron significativamente. Al interrumpir los antibióticos, las bacterias del intestino se normalizaron y la química del cerebro fue restaurada a niveles pre-estudio.

Los investigadores de este estudio indicaron que, mientras que muchos factores juegan un papel en el estado de ánimo y la salud mental, las bacterias en el intestino influyen fuertemente en el comportamiento y se pueden alterar notablemente durante la administración de antibióticos. Esta conclusión lleva a muchos a creer que el uso de probióticos, las bacterias beneficiosas que influyen en los niveles de serotonina, el sistema inmunológico y la digestión, puede ser una herramienta terapéutica útil para los trastornos de la conducta.[3]

Serotonina: El Neurotransmisor del Intestino para Mejorar el Estado de Ánimo

Alrededor del 90% de la serotonina se encuentra en el tracto intestinal, y aproximadamente un 5-10% en el cerebro. [4] De hecho, se puede co-relacionar la salud del tracto intestinal con los niveles de serotonina, un neurotransmisor monoamina responsable de la regulación del estado de ánimo. Alrededor de 1 billón de bacterias y unas 100 millones de neuronas residen en los intestinos, cargándose el mito de que nuestra salud neuronal está influenciada sólo por el cerebro. En realidad, es cuestión de mantener todo el cuerpo sano como única manera de mantener un equilibrio adecuado del estado de ánimo.

Cuidar la Salud Mental a Través de un Intestino Sano

Cuidar la salud digestiva consumiendo alimentos naturales, especialmente aquellos con propiedades probióticas, y beber mucha agua purificada, puede ser útil para fomentar una salud mental normal. El ejercicio, la exposición diaria la luz del sol y el aumento de la ingesta de probióticos pueden ser formas útiles para incrementar los niveles de serotonina y gestionar el estado de ánimo de forma natural.[5] Si estás buscando un suplemento probiótico de alta calidad, yo uso y recomiendo Latero-Flora™, una cepa única de Bacillus laterosporus (cepa de BOD™) que ayuda a poblar el intestino con bacterias beneficiosas.

¿Has notado algún efecto mental cuando añades probióticos a tu régimen nutricional? ¿Te sientes menos ansioso cuando comes sano y sigues un estilo de vida saludable? ¡Explícanoslo en los comentarios!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (5)
  1. Emmanuel Denou, Wendy Jackson, Jun Lu, Patricia Blennerhassett, Kathy McCoy, Elena F. Verdu, Stephen M. Collins, Premysl Bercik. The Intestinal Microbiota Determines Mouse Behavior and Brain BDNF Levels. Gastroenterology, Vol. 140, Issue 5, Supplement 1, Page S-57.
  2. Helena MRT Parracho, Max O Bingham, Glenn R Gibson and Anne L McCartney. Differences between the gut microflora of children with autistic spectrum disorders and that of healthy children. Journal of Medical Microbiology. October 2005 vol. 54 no. 10 987-991. doi: 10.1099/jmm.0.46101-0.
  3. Timothy G. Dinan, Catherine Stanton, John F. Cryan. Psychobiotics: A Novel Class of Psychotropic. Biological Psychiatry, 2013; 74 (10): 720 DOI:10.1016/j.biopsych.2013.05.001.
  4. F De Ponti. Pharmacology of serotonin: what a clinician should know. Gut. October 2004; 53(10): 1520-1535.
  5. Simon N. Young. How to increase serotonin in the human brain without drugs. Journal of Psychiatry & Neuroscience. November 2007; 32(6): 394-399.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad