Principales Causas de la Deficiencia de Vitamina D y Mejores Remedios Naturales

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Caminante que mira en la salida del sol. Obtener suficiente luz solar, puede ayudar con la deficiencia de vitamina D.

¿Está recibiendo suficiente vitamina D? Puede pensar que sí, pero a menos que siga una dieta equilibrada, se exponga a la luz solar y tome suplementos de nutrientes, es posible que no obtenga suficiente vitamina D. Incluso puede tener una deficiencia de vitamina D. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) estiman que aproximadamente del 35 al 50 por ciento de la población de los Estados Unidos no recibe lo suficiente de este micronutriente crítico.[1] Esto es importante para todos nosotros, ya que la vitamina D tiene un impacto significativo en su salud y bienestar general.[2]

¿Qué Es la Vitamina D?

La vitamina D es una vitamina importante, soluble en grasa, que es crucial para la buena salud. Hay dos tipos de vitamina D: vitamina D2, o ergocalciferol, y vitamina D3, o colecalciferol. La vitamina D2 se encuentra en algunos suplementos y alimentos fortificados. La vitamina D3 es lo que el cuerpo produce por la exposición a los rayos ultravioleta del sol y, en comparación con D2, la vitamina D3 se absorbe y se usa más fácilmente por el cuerpo.[3] Esa es una de las características que distingue a la vitamina D de otros micronutrientes como las vitaminas A, B y C — el cuerpo humano la crea después de la exposición directa a la luz solar, razón por la cual a menudo se la denomina “vitamina solar”.

El Papel de la Vitamina D en el cuerpo

El cerebro, los huesos, el sistema inmunológico y prácticamente todas las demás células del cuerpo tienen receptores específicos para la vitamina D y lo requieren para funcionar con la máxima eficiencia. La vitamina D favorece la salud ósea y ayuda a prevenir enfermedades infantiles como el raquitismo y las enfermedades de la vejez como la osteoporosis y la osteomalacia. Pero la importancia de la vitamina D va más allá de nuestros huesos. En 1903, el médico danés Niels Finsen recibió el Premio Nobel por su tratamiento pionero de la tuberculosis con luz ultravioleta.[4] Y aunque en aquel momento se desconocía por qué la “helioterapia” de Finsen funcionaba tan bien, los científicos ahora entienden que la vitamina D y el calcitriol desempeñaron un papel importante en su éxito.

En un estudio de 2011, los investigadores de la Universidad de Oxford descubrieron que la vitamina D influye directamente en más de 200 genes, incluidos muchos que tienen implicaciones en trastornos autoinmunes, enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.[5] Otros estudios ahora muestran el papel del micronutriente en la promoción de la salud ósea, la salud cardíaca y el sistema inmunológico. Esta es la razón por la cual tener niveles adecuados de D3 circulando en su sangre es tan importante para una salud óptima. Según el Consejo de Vitamina D, los niveles adecuados están en el rango de 40-80 ng/ml.[6]

¿Cuánta Vitamina D Necesita Su Cuerpo?

La cantidad diaria recomendada de vitamina D es la ingesta diaria mínima necesaria para apoyar la salud ósea. Algunos escenarios, como el embarazo o ciertas condiciones de salud, pueden requerir más. Las recomendaciones se proporcionan en unidades internacionales (UIs). Para referencia, un microgramo es equivalente a 40 UI.

Etapa de la Vida RDA
0 – 12 meses 400 IU
1 – 70 años 600 IU
70+ años 800 IU
Mujeres embarazadas 600 IU
Mujeres lactantes 600 IU

Síntomas de la Deficiencia de Vitamina D

  • Debilidad muscular
  • Fatiga
  • Dolores de hueso
  • Malestar

Si no obtiene suficiente vitamina D de forma regular, podría experimentar una deficiencia de vitamina D. Los síntomas de la deficiencia de vitamina D son sutiles. Si bien algunas personas pueden experimentar debilidad muscular, fatiga, dolores en los huesos o simplemente sentimientos de malestar general, es probable que la gran mayoría de las personas no puedan medir sus niveles de vitamina D sin un análisis de sangre — especialmente en los primeros días de una deficiencia. Muchos síntomas, como presión arterial alta, mayor riesgo de infecciones y problemas de vejiga, están relacionados con otros problemas de salud.

La mayoría de las personas no tendrán ningún síntoma de deficiencia de vitamina D.

La deficiencia crónica de vitamina D afecta casi todos los aspectos del bienestar. Algunas de las enfermedades más graves relacionadas con niveles bajos de vitamina D consisten en enfermedades cardiovasculares,[8] osteoporosis, trastornos autoinmunes, diabetes y una serie de afecciones neurológicas. Una nueva investigación también muestra que los niveles adecuados de vitamina D son cruciales para un embarazo saludable y ayudan al bebé en desarrollo a evitar problemas de salud más adelante en la vida.[9]

Si sospecha que tiene una deficiencia de vitamina D, realizarse una prueba. Los niveles de vitamina D se pueden evaluar con un análisis de sangre. Los niveles normales en sangre están dentro del rango de 40-80 ng/ml. Asegúrese de preguntarle a su médico la prueba de sangre 25-hidroxi vitamina D durante su examen físico anual para asegurarse de que sus lecturas sean precisas. Un resultado de 20 ng/ml o menos podría resultar en un mayor riesgo de trastornos del estado de ánimo, deterioro cognitivo y enfermedad periodontal, entre otros.

Causas de la Deficiencia de Vitamina D y Quién Está en Riesgo

La deficiencia de vitamina D, o incluso niveles bajos de vitamina D, pueden ocurrir por una variedad de razones. Muchas personas no reciben suficiente exposición al sol. Algunas personas no obtienen suficiente vitamina D en su dieta, lo que puede ser complicado, ya que no hay muchos alimentos que sean una buena fuente natural de vitamina D. Ciertas condiciones de salud, como el sobrepeso, pueden afectar los niveles de vitamina D, siendo mayor, la lactancia materna, y otras situaciones.

Poca o Nula Exposición al Sol

Las personas que no se exponen lo suficiente a la luz solar, ya sea quedándose adentro, viviendo en un área con luz solar inconsistente, o simplemente aventurandose afuera con protector solar, están en riesgo de niveles bajos de vitamina D, e incluso de deficiencia de vitamina D. Las nubes, la sombra, las ventanas y el protector solar bloquea los rayos UV que hacen que su cuerpo comience a producir vitamina D. Durante todo el año, debe tratar de encontrar un poco de luz solar en la piel.

Ciertas Restricciones Dietéticas

No hay muchos alimentos que sean fuentes naturales de vitamina D, por lo que es fácil no cumplir con los requisitos de vitamina D debido a su dieta. Algunos alimentos están fortificados con vitamina D, pero generalmente se encuentran en forma de vitamina D2. Los veganos, los vegetarianos y cualquier persona que no consuma pescado, productos lácteos u otros alimentos de origen animal que proporcionen una medida de la vitamina D también pueden encontrarse con una falta en el departamento de vitamina D.

Tener Sobrepeso

La obesidad es un gran factor de riesgo para la deficiencia de vitamina D. El cuerpo extrae calcitriol de las células grasas del cuerpo. Si tiene sobrepeso, es más difícil que las células grasas liberen niveles suficientes de este micronutriente para circular en la sangre.

Lactancia Recién Nacidos

El contenido de nutrientes de la leche materna está relacionado con el estado nutricional de la madre. Si ella tiene poca vitamina D (o cualquier otro nutriente, para el caso) su leche materna también lo será. Cuando considera que los bebés no pasan, y no deberían, pasar mucho tiempo bajo la luz solar directa, no es de extrañar que puedan estar en riesgo de deficiencia de vitamina D. La suplementación con vitamina D a menudo se recomienda durante la infancia, pero consulte con su proveedor de atención médica para garantizar el protocolo y la dosis adecuados.

Adultos Mayores

El proceso de envejecer puede presentar muchos desafíos y tener niveles bajos de vitamina D es uno de ellos. A medida que las personas envejecen, es más difícil para su piel producir vitamina D tan eficientemente como solía hacerlo. Cuando lo combina con el hecho de que muchos adultos mayores pasan más tiempo en lugares cerrados, es fácil comprender por qué necesitan estar especialmente atentos para mantener los niveles adecuados de vitamina D (y sus niveles generales de nutrientes en general).

Personas con Más Melanina

Las personas con un tono de piel más oscuro pueden tener dificultades para alcanzar los niveles máximos de vitamina D como resultado de los niveles más altos del pigmento melanina. Con un tono de piel más oscuro, es necesario que el cuerpo tenga una mayor exposición a la luz solar para producir cantidades adecuadas de la vitamina solar.

Personas con Ciertas Enfermedades

Hay muchas condiciones de salud que pueden causar o exacerbar niveles bajos de vitamina D o deficiencia de vitamina D. Las enfermedades digestivas, como la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad celíaca, que afectan la absorción de nutrientes, a menudo afectan la capacidad del cuerpo para absorber las fuentes dietéticas de vitamina D. También es común que las personas con afecciones digestivas sigan una dieta que no siempre proporciona el espectro completo de nutrientes que el cuerpo requiere. Además, las enfermedades que afectan el hígado pueden llevar a niveles bajos de vitamina D.[7]

Remedios para la Deficiencia de Vitamina D

Como la mayoría de los desafíos de salud, la mejor manera de solucionar el problema depende de su causa. Si no pasa suficiente tiempo bajo el sol, comience a encontrar tiempo para hacer esto. Haga un inventario de su ingesta nutricional. Si no está obteniendo suficiente vitamina D en su dieta (y es muy probable que no lo esté), agregue alimentos que la proporcionen o considere un suplemento.

Exposición a la Luz del Sol

La mayoría de nosotros estamos condicionados a no salir de casa sin una capa gruesa de protector solar. Pero un poco de sol en tu piel no es algo malo. De hecho, para que su cuerpo produzca vitamina D, es algo necesario. Puede ayudar a elevar sus niveles de vitamina D con relativamente poca exposición, no es necesario que se broncee o queme. Por supuesto, cuánto es suficiente (y cuánto es demasiado) depende de dónde viva, la época del año y el tono de su piel. Los expertos sugieren que permanezca al sol durante aproximadamente la mitad del tiempo que le tomaría a su piel verse rosa. Y, recuerde, cuanta más piel pueda exponer a los rayos del sol, más vitamina D producirá.

Alimentos con Vitamina D

  • Atún
  • Caballa
  • Salmón
  • Sardinas
  • Queso
  • Huevos
  • Jugo de Naranja Fortificado
  • Leche Fortificada y Yogur

No hay muchos alimentos que sean una buena fuente natural de vitamina D. Algunos tipos de pescado y otros alimentos de origen animal como el hígado, el queso y los huevos contienen vitamina D, pero no es una cantidad grande y para las personas que siguen una dieta basada en plantas, esas no son opciones adecuadas de todos modos. Algunas variedades de hongos proporcionan vitamina D. La fórmula infantil y los alimentos procesados ​​que han sido fortificados con nutrientes son otra fuente de vitamina D. Sin embargo, en general, los alimentos por sí solos no proporcionan suficiente vitamina D para la mayoría de las personas.

Suplementos de Vitamina D

Aunque la mejor fuente de vitamina D es la producción propia de su cuerpo, no siempre es fácil obtener una porción saludable de la luz solar, especialmente durante los meses de invierno. Pero puede ayudar a mantener niveles saludables de vitamina D con suplementos.[10] El Instituto de Medicina recomienda 600 UI de D3 por día para la mayoría de las personas, pero sugiere 800 UI para los mayores de 70 años para ayudar a promover la salud ósea. Para aquellos que están experimentando niveles bajos de vitamina D, los expertos en atención médica también pueden recomendar un suplemento que ofrezca de 4,000 a 10,000 UI. Recomiendo Suntrex D3™si necesitas una fuente regular y consistente de vitamina d de alta calidad.[11]

Muchas veces se recomiendan suplementos de vitamina D para mujeres embarazadas y niños pequeños para ayudar a reforzar sus niveles de vitamina D. Aunque hay recomendaciones generales, es mejor confiar en la guía personalizada de un proveedor de atención médica para determinar la dosis adecuada y saludable para su situación.

¿Puede Uno Tomar Demasiada Vitamina D?

Si bien la suplementación puede ayudar a mantener niveles suficientes de vitamina D, tenga cuidado de no excederse. La vitamina D es una vitamina soluble en grasa. Se almacena en las células grasas del cuerpo y puede volverse tóxico si los niveles crecen demasiado, lo que lleva a una condición llamada hipercalcemia, que es una acumulación severa de calcio en la sangre que puede causar problemas gastrointestinales y problemas renales. Si toma más de 10,000 UI por día, trabaje de cerca con su proveedor de atención médica para monitorear sus niveles y asegurarse de que se mantengan en un rango saludable.

¿Qué Nutrientes Complementan la Vitamina D?

Teniendo en cuenta el profundo impacto que tiene en la salud, la vitamina D suena un poco como un micronutriente milagroso, pero no funciona sola. Los científicos han descubierto que otras vitaminas y nutrientes, como la vitamina A, el boro, el zinc, la vitamina K y el magnesio son fundamentales para garantizar que los niveles de vitamina D se mantengan normales y consistentes.[12] Simplemente demuestra que seguir una dieta saludable y equilibrada que proporcione la cantidad diaria recomendada de todos los nutrientes es la mejor estrategia en general para reforzar sus esfuerzos para mantener una salud óptima.

Puntos a Recordar

Con tantos estudios que promocionan el papel de la vitamina D para mantener una buena salud y desalentar las enfermedades de la salud, es importante asegurarse de tener un nivel saludable de vitamina D circulante en la sangre en cada edad y en cada etapa de la vida. Si desea vivir la vida al máximo — y evitar los molestos dolores y molestias cotidianos — un poco de sol, algunos ajustes en su dieta y los suplementos adecuados de vitamina D pueden ayudarle a asegurarse de que está alcanzando su mayor potencial de salud.

¿Es usted consciente de sus necesidades y consumo de vitamina D? ¿Qué reflexiones puede ofrecer? Deja un comentario abajo y comparte sus pensamientos con nosotros.

Referencias (12)
  1. "Vitamin D." CDC Nutrition: Vitamins and Minerals. The Centers for Disease Control and Prevention. Published 7 May 2018. Accessed 22 July 2018.
  2. Jain, RB. "Recent Vitamin D Data from NHANES: Variability, Trends, Deficiency and Sufficiency Rates, and Assay Compatibility Issues." Journal of Advanced Nutrition and Human Metabolism. Published 2016. Accessed 22 July 2018.
  3. Haughton LA, Reinhold V. "The Case Against Ergocalciferol (Vitamin D2) as a Vitamin Supplement." The American Journal of Clinical Nutrition. Published 1 October 2006. Accessed 22 July 2018.
  4. "Niels Ryberg Finsen - Biographical." NobelPrize.org. Published 2014. Accessed 22 July 2018.
  5. "Vitamin D Linked to Autoimmune and Cancer Disease Genes, Underscoring Risks of Deficiency." Genome Research. CSH Press. Published 24 August 2010. Accessed 22 July 2018.
  6. "For Health Professionals: Position Statement on Supplementation, Blood Levels, and Sun Exposure." The Vitamin D Council. Accessed 22 July 2018.
  7. Forrest K, Stuhldreher W. "Prevalence and Correlates of Vitamin D Deficiency in US Adults." Nutrition Research. Science Direct. Published January 2011. Accessed 22 July 2018.
  8. Kheiri B, et al. "Vitamin D Deficiency and Risk of Cardiovascular Diseases: A Narrative Review." Clinical Hypertension. BMC. Published 22 June 2018. Accessed 22 July 2018.
  9. Hollis BW, Wagner CL. "New insights into the vitamin D requirements during pregnancy." Bone Research. Nature. Published 29 August 2017. Accessed 22 July 2018.
  10. "How Do I Get the Vitamin D My Body Needs?" The Vitamin D Council. Accessed 22 July 2018.
  11. News Staff. "IOM Updates Guidance on Vitamin D, Calcium." AAFP.org. Published 1 December 2010. Accessed 22 July 2018.
  12. "Vitamin D and Other Vitamins and Minerals." The Vitamin D Council. Accessed 22 July 2018.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2019 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad