Las Mejores Vitaminas y Minerales para el Crecimiento del Cabello

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
vitaminas y minerales para el crecimiento del cabello

La pérdida y adelgazamiento del cabello es un problema que afecta a muchas personas. A los 35 años, alrededor del 66% de los hombres experimentan algún tipo de pérdida o disminución del cabello. A mitad de los 50, alrededor del 85% de los hombres han perdido una cantidad significativa de cabello. [1] Aunque se hable menos de ello, la pérdida de cabello también afecta a las mujeres; aproximadamente, un 40% de las personas que experimentan pérdida de cabello son mujeres.

Y, debido a que generalmente se considera más aceptable o, al menos, más común en los hombres, la pérdida del cabello puede ser especialmente preocupante para las mujeres, [2] causando depresión y afectando negativamente a la autoestima. [3]

Si bien para muchos, una buena masa de cabello brillante es una característica externa de juventud y buenos genes, [4] la pérdida del cabello no es puramente una cuestión de vanidad. Por el contrario, la salud del cabello en realidad puede ser un indicador del estado de salud.[5] Asi que, veamos a continuación algunas vitaminas y minerales para el crecimiento del cabello.

Vitaminas para el Crecimiento del Cabello

Todo lo que hace su cuerpo es impulsado por la nutrición. Sin suficiente vitamina B-12, sus niveles de energía se van a ver perjudicados, la salud de los huesos puede verse afectada negativamente con niveles de calcio insuficientes y su sistema inmunológico no se mantendrá fuerte sin suficiente selenio. Lo mismo sucede con el crecimiento del cabello y, de hecho, varios nutrientes son absolutamente necesarios para el crecimiento normal del cabello: las vitaminas A, C, biotina (B7) y niacina (B3), y los minerales esenciales como el hierro, zinc, [5] y yodo. En conjunto, proporcionan la base nutricional para mantener el cabello grueso y con buen cuerpo y brillante. Si no recibe los nutrientes esenciales que apoyan la salud del cabello, no se verá ni se sentirá en su mejor momento.

Vitamina D

Es importante consumir una cantidad adecuada de vitamina D para prevenir la pérdida de cabello, especialmente en las mujeres. En un estudio, las mujeres que experimentaban pérdida de cabello con un patrón femenino también tenían niveles bajos de vitamina D. [6]

Vitamina A

La deficiencia de vitamina A viene acompañada de una serie de consecuencias graves para la salud. Aunque sea rara, esta deficiencia también resulta en un pelo seco, uno de los primeros síntomas de que no está recibiendo suficiente vitamina A. [7]

Biotina

La biotina o vitamina B7, es una de las vitaminas del complejo B. La relación entre la biotina y el crecimiento del cabello todavía no está clara pero se sabe que la biotina es necesaria para el crecimiento sano del cabello. [8] Al igual que con la deficiencia de vitamina A, la caída del cabello suele ser uno de los primeros síntomas de una deficiencia de biotina. [9] La mejor manera de evitar una deficiencia de biotina es simplemente, obtener suficiente biotina en su dieta. Los aguacates, plátanos, legumbres y verduras de hoja verde son algunas de las mejores fuentes alimenticias de biotina. Si su porción diaria de biotina no es suficiente, el suplemente de biotina del Global Healing Center es de origen vegetal, altamente biodisponible y puede ayudar a llenar esa brecha.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante, lo que significa que ayuda a mitigar los daños de los radicales libres. Aunque muchas personas asocian el daño de los radicales libres como una especie de proceso sólo interno, las células del folículo del pelo también se ven afectadas por el estrés de los radicales libres y se puede empezar a notar en el cabello, especialmente a medida que envejece. La teoría de los radicales libres del envejecimiento (FRTA, según sus siglas en inglés) sostiene que una vida de daño celular de los radicales libres es lo que realmente causa los efectos que comúnmente se otorgan al envejecimiento: la disminución de la función celular y los órganos asociada a los años. [10]

Los antioxidantes como la vitamina C pueden ayudar a reducir el daño oxidativo. En los folículos pilosos, esto significa prevenir el envejecimiento innecesario y prematuro del cabello, así como de la pérdida de cabello. [11] Afortunadamente, una dieta equilibrada puede suministrar más que suficiente vitamina C. Algunas de las mejores fuentes son las frutas cítricas, fresas, pimientos y coles de Bruselas.

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante que ayuda a combatir el daño de los radicales libres. Las personas que sufren de pérdida de cabello, por lo general, tienen menos antioxidantes presentes en el cuero cabelludo y, por lo tanto, más evidencia de daño oxidativo en la piel. Un pequeño estudio con personas afectadas por alopecia (un tipo de pérdida de cabello donde el sistema inmune ataca los folículos pilosos) concluyó que la suplementación oral con tocotrienol, un tipo de vitamina E, ayudó a reducir el estrés oxidativo en el cuero cabelludo y estimular más el crecimiento del cabello. [12]

Minerales para el Crecimiento del Cabello

Hierro

La deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más común en el mundo. Es muy frecuente tanto en los países desarrollados como en desarrollo, y las causas y los síntomas son muchos. El hierro forma parte de la hemoglobina de los glóbulos rojos y ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo. [13]

Como era de esperar, varios estudios han vinculado los niveles de hierro con la pérdida del cabello. Si bien no es necesario examinar a todos los pacientes con alopecia para detectar una anemia por deficiencia de hierro, los tratamientos de pérdida de cabello mejoran cuando se abordan los niveles de hierro. [14] La anemia ferropénica se suele remediar con alimentos fortificados con hierro o suplementos de hierro. [13] Los mejores alimentos ricos en hierro incluyen las judías blancas, el chocolate y las lentejas.

Zinc

La deficiencia de zinc tiene un historial bien documentado de contribuir a la pérdida del cabello. Un estudio encontró que los pacientes con alopecia tenían concentraciones significativamente más bajas de zinc en la sangre. Desafortunadamente, puede que no sea la ingesta inadecuada de zinc lo que contribuye a la pérdida de cabello. Más bien, parece que los pacientes con alopecia tienen problemas para metabolizar y utilizar el zinc. [15] En cualquier caso, la administración de suplementos de zinc sigue siendo útil para aquellos con bajos niveles de zinc. [15] Mejor aún, muchos alimentos son una excelente fuente de zinc. Algunos de los mejores alimentos con zinc son: el ajo, las semillas de calabaza y los garbanzos.

Yodo

La alteración de la tiroides puede causar pérdida del cabello y el yodo es necesario para la producción de la hormona tiroidea. Se han observado trastornos de la tiroides en hasta un 28% de las personas con alopecia. [16] Sin suficientes hormonas tiroideas, los folículos pilosos se quedan en la fase de “descanso” (telógena) del ciclo del cabello, en lugar de la fase de crecimiento (anágena). [17]

Los vegetales marinos como las algas, el kombu y el nori proporcionan las concentraciones de yodo más consistentes pero no son muy populares entre los occidentales. Si no los encuentra agradables al paladar, los suplementos de yodo podría ser la solución para obtener el yodo necesario para apoyar la producción de hormonas tiroideas.

Otras Causas Comunes de la Pérdida de Cabello

Hay muchas causas de la caída del cabello, algunas incluyen el estrés, las deficiencias nutricionales, los desequilibrios hormonales, la genética y la falta de cuidado del cabello. Incluso hay muchas enfermedades en las que la pérdida del cabello es un síntoma primario. [18] La forma más común de la pérdida de cabello es la alopecia androgenética (AGA o calvicie de patrón masculino/femenino) y afecta tanto a hombres como mujeres, [19] pero las otras causas, como el efluvio telógeno, la alopecia areata, la tiña, la alopecia cicatricial y otros, son comunes. [18]

Como nota al margen, la pérdida del cabello no es el único problema que puede surgir de la AGA. Para los hombres, la alopecia androgenética está estrechamente asociada con la enfermedad coronaria del corazón, próstata agrandada, resistencia a la insulina, hipertensión arterial y cáncer de próstata. En las mujeres, la alopecia androgenética conlleva un mayor riesgo de desarrollar el síndrome del ovario poliquístico (PCOS, según sus siglas en inglés). [19]

El abuso y falta de cuidado del cabello también pueden conducir a la pérdida del cabello. El calor excesivo puede dañar el cabello, dejándolo frágil y propenso a la rotura. Peinar y atar el cabello demasiado apretado estresa los folículos pilosos y puede dar lugar a un tipo de pérdida de cabello llamada alopecia por tracción. Las colas de caballo, trenzas, [20] e incluso, los turbantes, [21] a menudo son culpables; la solución es simple: deje de agarrar el cabello con tanta fuerza.

Un Enfoque Holístico para el Cuidado del Cabello

Un cabello fuerte y de aspecto brillante comienza en el interior. Una buena nutrición es clave para apoyar el crecimiento del cabello sano y mitigar la pérdida del cabello relacionada con la dieta. Si tiene problemas para obtener un espectro completo de nutrientes en su dieta, es posible que le interese considerar los suplementos de vitaminas y minerales. Los antioxidantes también son importantes dado que la evidencia sugiere que la inflamación del cuero cabelludo puede estar asociada con la pérdida del cabello. [22] Si está perdiendo el cabello, trabaje con su proveedor de atención médica de confianza para descubrir la causa. Hay muchas terapias para tratar la pérdida del cabello e identificar la causa raíz (sin doble sentido) es clave para implementar una solución exitosa.

Dr. Edward F. Group III, DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (22)
  1. American Hair Loss Association: Men’s hair loss, an Introduction. American Hair Loss Association. 2004. Web. 16 Nov. 2016.
  2. American Hair Loss Association - Women’s Hair Loss, an Introduction. American Hair Loss Association. 2004. Web. 16 Nov. 2016
  3. Hair Loss. American Academy of Dermatology. 2016. Web. 16 Nov. 2016.
  4. Buss, David. Evolutionary Psychology: The New Science of the Mind. Fifth edition ed. N.p.: Psychology Press, 2015. Book. 16 Nov. 2016.
  5. Buss, David M. The Handbook of Evolutionary Psychology, Volume 1: Foundation. 2015. Book. 16 Nov. 2016.
  6. Rasheed, H, et al. Serum Ferritin and Vitamin D in Female Hair Loss: Do They Play a Role? Skin pharmacology and physiology. 26.2 (2013): 101–7. Web. 16 Nov. 2016
  7. Pappas, Apostolos. The Relationship of Diet and Acne. 1.5 (2009): n.pag. Web. 16 Nov. 2016.
  8. Vitamin H (Biotin). University of Maryland Medical Center. University of Maryland Medical Center, 1997. Web. 16 Nov. 2016.
  9. Tobin, Desmond J. Aging of the Hair Follicle Pigmentation System. 1.2 (2009): 83–93. Web. 16 Nov. 2016.
  10. Wickens, AP. Ageing and the Free Radical Theory. Respiration physiology. 128.3 (2001): 379–91. Web. 16 Nov. 2016.
  11. Trüeb, Ralph M. Oxidative Stress in Ageing of Hair. International Journal of Trichology 1.1 (2009): 6–14. Web. 16 Nov. 2016.
  12. Beoy, LA, WJ Woei, and YK Hay. Effects of Tocotrienol Supplementation on Hair Growth in Human Volunteers. Tropical life sciences research. 21.2 (2010): 91–9. Web. 16 Nov. 2016.
  13. Miller, Jeffery L. Iron Deficiency Anemia: A Common and Curable Disease. Cold Spring Harbor Perspectives in Medicine 3.7 (2013): n.pag. Web. 16 Nov. 2016.
  14. Trost, LB, WF Bergfeld, and E Calogeras. The Diagnosis and Treatment of Iron Deficiency and Its Potential Relationship to Hair Loss. Journal of the American Academy of Dermatology. 54.5 (2006): 824–44. Web. 16 Nov. 2016.
  15. Kil, Min Seong, Chul Woo Kim, and Sang Seok Kim. Analysis of Serum Zinc and Copper Concentrations in Hair Loss. Annals of Dermatology 25.4 (2013): 405–409. Web. 16 Nov. 2016.
  16. Puabilai, Siripen, et al. PREVALENCE OF THYROID DISEASES IN PATIENTS WITH ALOPECIA AREATA. International Journal of Dermatology 33.9 (1994): 632–633. Web.
  17. Freinkel, Ruth K, and Norbert Freinkel. Hair Growth and Alopecia in Hypothyroidism. Archives of Dermatology 106.3 (1972): 349–352. Web. 16 Nov. 2016.
  18. Types of hair loss / introduction. American Hair Loss Association. 2004. Web. 16 Nov. 2016.
  19. Androgenetic alopecia. National Institutes of Health. Genetics Home Reference, 15 Nov. 2016. Web. 16 Nov. 2016.
  20. Barbosa, Aline Blanco, et al. Patchy Traction Alopecia Mimicking Areata. International Journal of Trichology 7.4 (2015): 184–186. Web. 16 Nov. 2016.
  21. James, Jinny, Rao N Saladi, and Joshua L Fox. Traction Alopecia in Sikh Male Patients. The Journal of the American Board of Family Medicine 20.5 (2007): 497–498. Web. 16 Nov. 2016.
  22. Mahe, Yann F., et al. Androgenetic Alopecia and Microinflammation. International Journal of Dermatology 39.8 (2000): 576–584. Web.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad