Los Beneficios del Ajo Para la Salud: La Mejor Medicina de la Naturaleza

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Beneficios del Ajo Para la Salud

El ajo (Allium sativum) es una planta que se utiliza en la cocina y en la medicina, más conocida por su sabor y aroma. Aunque se usa frecuentemente como condimento, el ajo es técnicamente un vegetal.

La Historia del Ajo

Como miembro de la familia Allium, es un pariente cercano de las cebollas, chalotes, puerros y cebolletas. Los beneficios del ajo no terminan en la adición de sabor a la comida, sino que es un legítimo súper alimento que se ha utilizado para una asombrosa variedad de aplicaciones médicas desde hace miles de años.

Los seres humanos han consumido ajo tanto en la cocina como para la curación durante más de 7.000 años. Esta planta es originaria de Asia Central, pero su uso y cultivo se ha extendido por todo el mundo. Los antiguos egipcios daban ajo a los obreros que construyeron las pirámides para aumentar su resistencia y prevenir enfermedades. En la antigua Grecia, los atletas olímpicos masticaban ajo antes de participar en los juegos. Se pueden encontrar referencias al ajo en la Odisea de Homero, en textos médicos de 5.000 años de antigüedad de la India y en la Biblia. El ajo se utilizó como alimento y medicina en las culturas de los antiguos romanos, chinos, vikingos, fenicios, israelitas y persas.

Ahora, el ajo sigue siendo un alimento popular y aromatizante. Es un elemento básico de la cocina del Mediterráneo, India, Oriente Medio, China y el sudeste asiático. Las posibles aplicaciones médicas del ajo incluso reciben un renovado interés de los investigadores.

Perfil Nutricional del Ajo

A primera vista, las propiedades nutricionales del ajo pueden parecer desconcertantes. Si nos fijamos en los datos de nutrición oficiales de ajo, una porción típica de ajo (3-9 gramos), no proporciona ninguna cantidad significativa de los nutrientes esenciales que figuran normalmente. No ofrece ninguna cantidad destacable de fibra, proteínas, hierro, potasio ni vitaminas A, D, E, o la mayoría de las vitaminas del complejo B.

Es una buena fuente de selenio y contiene pequeñas cantidades de calcio, magnesio, fósforo y vitaminas C y B6, pero hay mejores fuentes de estos nutrientes. Usted tendría que comer una gran cantidad de ajo crudo para recibir una cantidad sustancial de estos nutrientes y, a pesar de ser delicioso, creo que muy pocos de nosotros aceptaríamos ese desafío.

Entonces, ¿qué contiene exactamente el ajo que hace que sea un apoyo para la salud tan apreciado en tantas culturas diferentes? El ajo debe sus propiedades curativas a la presencia de varios compuestos fitoquímicos sulfurosos. El ajo fresco contiene un compuesto sulfóxido llamado aliina. Cuando se corta, aplasta o daña el ajo fresco, la aliina se convierte en alicina debido a una enzima llamada aliinasa. La alicina es en gran parte responsable del penetrante olor del ajo. Su propósito real es actuar como mecanismo de defensa, protegiendo la planta de las plagas.

La alicina es inestable y se descompone en otros compuestos sulfurosos que incluyen disulfuro de dialilo, trisulfuro de dialilo y tetrasulfuro de dialilo. En el interior del cuerpo humano, el disulfuro de dialilo se descompone en sulfuro de metilo alílico, la causa principal del aliento a ajo. (Nota: una forma natural de reducir el aliento a ajo es chupar una rodaja de limón, tomar té verde o comer espinacas o una manzana. Estos alimentos contienen todas las sustancias que enmascaran o descomponen el olor a ajo).

Estos son los compuestos sulfurosos que otorgan al ajo su capacidad de curación. La propiedad de resistencia a las plagas de la alicina todavía funciona cuando el compuesto está en el cuerpo humano. Esto hace que el ajo sea una defensa sorprendentemente buena contra organismos nocivos como bacterias, virus, protozoos y hongos.

El disulfuro de dialilo también posee habilidades antimicrobianas, así como propiedades saludables anti-cancerígenas y para el corazón. Los mecanismos exactos detrás de los beneficios del ajo aún no se entienden completamente, pero hay estudios en curso. Sabemos que el ajo puede ser una herramienta potente para apoyar un estilo de vida saludable. He aquí algunas maneras cómo el ajo puede ayudar.

Beneficios Saludables del Ajo

1. El ajo apoya la salud cardiovascular

El ajo es uno de los mejores alimentos para la salud del corazón. Los estudios han encontrado que el ajo reduce el colesterol y reduce el contenido de lípidos en la sangre. Los estudios experimentales y clínicos sobre los beneficios cardiovasculares del ajo han concluido que tiene un efecto positivo en la aterosclerosis, la hiperlipidemia, la hipertensión y la trombosis. [1] El ajo también parece poseer la capacidad de prevenir los coágulos de sangre. Se están llevando a cabo pruebas para examinar este mecanismo.

2. El ajo puede ayudar con la hipertensión

Los investigadores han descubierto que la administración oral de ajo puede disminuir la presión arterial en estudios en humanos y animales. Sorprendentemente, hubo una respuesta medible después de una sola dosis. La administración oral crónica de ajo tiene un efecto positivo a largo plazo. La alicina parece tener un efecto relajante sobre las células del músculo liso de la arteria pulmonar, lo que permite que la arteria se abra más completamente. [1] Esto no quiere decir que pueda cambiar a una dieta sólo de tocino y esperar que el ajo elimine las consecuencias, pero cuando se combina con una dieta equilibrada, el ajo puede mejorar sustancialmente la presión arterial.

3. El ajo es un apoyo nutricional contra el cáncer

En todo el mundo se han hecho estudios que han encontrado una correlación entre un alto consumo de ajo y un menor riesgo de cáncer. Un mayor consumo de ajo está asociado con una reducción del cáncer de estómago, colon, esófago, páncreas, próstata y mama. [2] El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ha dicho que el ajo puede ser el alimento más eficaz para la prevención del cáncer. [3]

4. El ajo y la diabetes

El ajo también puede proporcionar beneficios significativos para quienes sufren de diabetes. Los estudios experimentales han demostrado que el ajo disminuye los niveles de glucosa en la sangre y este efecto hipoglucemiante se ha replicado en estudios con animales. El tratamiento para los seres humanos ha sido menos estudiado pero parece prometedor. Se ha reportado que el ajo reduce los niveles de colesterol en la sangre y reduce la resistencia a la insulina. Sin embargo, se necesitan más estudios para comprender plenamente el efecto del ajo sobre los niveles de glucosa en la sangre humana. [3]

5. El ajo protege el hígado

El ajo es uno de los mejores alimentos para ayudar a limpiar el hígado. Puede ayudar a mitigar los efectos de la enfermedad del hígado graso [4] y proporciona efectos hepatoprotectores para ciertos agentes tóxicos. Los estudios han encontrado que el ajo puede proteger a las células hepáticas del acetaminofeno, la gentamicina y los nitratos. [3]

6. Propiedades antimicrobianas del ajo

Durante siglos, la medicina tradicional ha utilizado el ajo por sus propiedades antimicrobianas. Los estudios modernos han encontrado que las propiedades antibacterianas del ajo son eficaces para la salmonella, las infecciones por estafilococos, clostridium (la causa del botulismo), proteus, mycobacterium y H. pylori. Incluso se ha sugerido que el ajo sea un tratamiento para la tuberculosis resistente a los medicamentos. [3]

La acción del ajo contra los organismos nocivos no se detiene en las bacterias. Es antiprotozoarios, antifúngico e incluso, antiviral. Estudios in vitro han concluido que el ajo es eficaz contra la influenza, el citomegalovirus, el rinovirus (la causa del resfriado común), la neumonía viral, el rotavirus, herpes simplex 1 y 2 e incluso, el VIH. [3] Por desgracia, estos resultados sólo se han confirmado en estudios de laboratorio. Cómo estas sustancias activas del ajo reaccionan con los virus dentro del sistema humano está por ver.

Estudios con personas que padecían resfriado concluyeron que quienes consumieron extracto de ajo experimentaron síntomas más leves y una duración de la enfermedad más corta que los grupos placebo, pero el mecanismo exacto detrás de este fenómeno todavía no está claro. [5] Se necesita más investigación para comprender más plenamente el poder curativo del ajo.

7. El ajo es un potente antioxidante

Los radicales libres son moléculas inestables que dañan el ADN y resultan en una mala salud. El ajo contiene potentes antioxidantes que combaten los radicales libres. Cuando la alicina se descompone, produce un ácido que reacciona con los radicales libres y los atrapa. Investigadores de la Universidad de Queens en Ontario creen que puede ser el antioxidante alimenticio más poderoso que se haya descubierto. [6]

Maneras de Consumir Ajo

Hay cientos, si no miles, de recetas que incluyen ajo. Sin embargo, la mejor manera de absorber los beneficios para la salud del ajo es consumirlo crudo. El ajo crudo puede ser un poco intenso para algunas personas, pero hay varias maneras para aliviar el picante y al mismo tiempo, mantener todos los beneficios para salud. Mi manera favorita es agregar ajo crudo a un aderezo como el de ajo con limón que se utiliza en esta receta de cuñas de col o la vinagreta balsámica de una ensalada de judías verdes.

Aunque pueda parecer un poco extraño a quienes no lo hayan intentado, en realidad, se puede beber el ajo. Para un impulso del sistema inmunológico rápido, me gusta preparar un té de ajo:

Receta Clásica de Té de Ajo

Beneficios del Ajo Para la Salud

Ingredientes

  • 1 diente de ajo orgánico
  • ½ lima o limón, en jugo
  • 1 cucharadita de miel orgánica cruda

Instrucciones

  1. Rebane 1 diente de ajo orgánico muy finamente.
  2. Hierva una taza de agua.
  3. Coloque el ajo en rodajas en una taza.
  4. Vierta el agua caliente sobre el ajo y cubra la taza con un plato pequeño.
  5. Deje reposar durante 10 minutos.
  6. Añada el jugo de medio limón.
  7. Añada la mitad de una cuchara de miel orgánica cruda.

Si el té no le acaba de gustar, tengo otro estimulante inmunológico de emergencia. En mi opinión, éste es menos sabroso que el té, pero funciona. Pique dos dientes de ajo, mezcle con el jugo de diez limas y beba. Si es demasiado fuerte, añada un poco de zumo de naranja natural para suavizar el sabor.

Puede que se necesite más investigación, pero ya está claro que el ajo es un súper alimento increíble con increíbles beneficios para la salud. Nuestros antepasados lo ??sabían y ahora estamos redescubriendo el poder de este picante vegetal. Si no se siente bien y cree que se va a enfermar, coma un par de dientes de ajo crudo. Esto podría aliviar esta sensación, aunque después sus amigos, familiares y compañeros de trabajo puede que prefieran evitar cualquier conversación muy de cerca con usted.

¿Le gusta el ajo? Deje un mensaje a continuación y comparta sus ideas.

Dr. Edward F. Group III, DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (6)
  1. Banerjee, Sanjay K, and Subir K Maulik. “Effect of Garlic on Cardiovascular Disorders: A Review.” Nutrition Journal 1 (2002): 4. PMC. Web. 8 Dec. 2016.
  2. “Garlic and Cancer Prevention.” National Cancer Institute. National Institutes of Health, 22 Jan. 2008. Web. 08 Dec. 2016.
  3. Bayan, Leyla, Peir Hossain Koulivand, and Ali Gorji. “Garlic: A Review of Potential Therapeutic Effects.” Avicenna Journal of Phytomedicine 4.1 (2014): 1–14. Web.
  4. Raghu, R, et al. “Transcriptome Analysis of Garlic-Induced Hepatoprotection Against Alcoholic Fatty Liver.” Journal of Agricultural and Food Chemistry., vol. 60, no. 44, 17 Oct. 2012, pp. 11104–19. Accessed 8 Dec. 2016.
  5. Nantz, MP, et al. “Supplementation with Aged Garlic Extract Improves Both NK and ??-T Cell Function and Reduces the Severity of Cold and Flu Symptoms: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Nutrition Intervention.” Clinical Nutrition (Edinburgh, Scotland)., vol. 31, no. 3, 28 Jan. 2012, pp. 337–44. Accessed 8 Dec. 2016.
  6. Queen's University. “Chemists Shed Light On Health Benefits Of Garlic.” ScienceDaily. ScienceDaily, 31 January 2009.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad