Los Mejores Aceites Esenciales y Sus Beneficios

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
aceites esenciales

Los aceites esenciales, también llamados aceites volátiles, son aceites perfumados extraídos de plantas. Históricamente, han sido utilizados en la medicina, cosméticos, perfumes, alimentos y, más recientemente, en la aromaterapia. Los aceites esenciales son “esenciales” porque contienen la “esencia” de la planta, es decir, el sabor o el olor. [1]

Los aceites esenciales no sólo son populares, sino que tienen un uso terapéutico legítimo y la ciencia los respalda. [2] Aunque el beneficio exacto depende del aceite en cuestión, algunos tienen efectos antimicrobianos y anti-inflamatorias. Otros pueden afectar la función cognitiva, el estado de ánimo y la memoria. Algunos, incluso pueden ayudar a aliviar la rigidez, el dolor en los músculos y las articulaciones.

Algunos aceites esenciales se pueden aplicar a la piel, otros es mejor tomarlos por vía oral. Sin embargo -y esto es importante- no ingiera ni aplique por vía tópica ningún aceite esencial a menos que esté absolutamente seguro de que se puede utilizar de esa manera. No todos los aceites esenciales se pueden tomar internamente y algunos pueden irritar la piel. Los aceites esenciales son una fuente concentrada de muchos fitoquímicos y algunos aceites esenciales deben diluirse con un “aceite portador” sin perfume para que se puedan utilizar de manera segura en la piel.

Beneficios Saludables de los Aceites Comunes

Uno de los principales beneficios de los aceites esenciales es que, cuando se utilizan correctamente, ofrecen muchos beneficios y tienen pocos o ningún efecto secundario. Muchos aceites esenciales son eficaces contra los organismos nocivos. Algunos pueden influir positivamente en su estado de ánimo y el estado mental. Otros aceites esenciales pueden incluso ayudar a reducir el dolor de cabeza o la sensación de náuseas. La aromaterapia utiliza aceites esenciales para mejorar la calidad de vida y reducir los efectos secundarios desagradables de las terapias agresivas y trastornos de salud. [3] Sólo tenga cuidado de no derramarlos; algunas superficies, como la madera pintada, pueden reaccionar a estos aceites. A continuación mencionaremos algunos de los mejores aceites esenciales conocidos.

Aceite de Lavanda

Derivado de las flores frescas de lavanda, el aceite de lavanda es uno de los aceites esenciales más conocidos. Parece ralentizar la actividad del sistema nervioso central, mejorar la calidad del sueño, fomentar una mejor concentración y ayudar a estimular el crecimiento del cabello en las personas que sufren de alopecia areata, un tipo de pérdida de cabello. [4]

La lavanda también puede ayudar a combatir la ansiedad. En un estudio, se encontró que el aceite de lavanda encapsulado fue eficaz para el trastorno de ansiedad generalizada, sin efectos sedantes ni potencial de abuso. [5]

Aceite de Eucalipto

El aceite de eucalipto, derivado de las hojas de Eucalyptus odorata, una variedad más pequeña del árbol de eucalipto, es un potente biocida. Es antimicrobiano, insecticida (mata insectos), herbicida, acaricida (mata los ácaros y garrapatas) y nematicida (mata los nematodos). [6] Es especialmente eficaz contra las cepas bacterianas de Staphylococcus aureus, Haemophilus influenza, Staphylococcus agalactiae y Streptococcus pneumoniae. [7]

El aceite de eucalipto es bueno para la salud respiratoria. La inhalación de vapor de eucalipto puede ayudar a aliviar la tos y la congestión. El aroma del aceite actúa como expectorante, ayudando a aflojar la flema en las fosas nasales y los pulmones. [8]

En un estudio, los investigadores encontraron que la combinación de aceite de eucalipto y aceite de menta aumenta el rendimiento cognitivo. El mismo estudio también encontró que el olor de estos dos aceites esenciales reduce los dolores de cabeza y fomenta la relajación mental y muscular. [9]

Aceite de Menta Piperita

El aceite de menta piperita puede ayudar a aliviar las náuseas, [10] el dolor de cabeza, [9] el malestar estomacal, los gases, la indigestión y la ansiedad. Funciona en el sistema digestivo acelerando la velocidad de eliminación. El aceite de menta calma el músculo liso involuntario del estómago, produciendo un efecto antiespasmódico, y mejora el flujo de la bilis. Puede ayudar a aliviar el malestar asociado con el síndrome del intestino irritable (SII) y los estudios han demostrado que el aceite de menta encapsulado puede reducir los síntomas del SII en hasta un 80% de las personas que lo toman. [11] El aceite de menta es eficaz ya que contiene mentol que interfiere con el movimiento de los electrolitos a través de las membranas celulares, deteniendo las contracciones involuntarias. [12]

Más allá de la ayuda digestiva, el aceite de menta piperita puede ofrecer alivio en los brotes de HSV-1 (Herpes simplex) impregnando la piel y actuando como virucida directamente sobre el virus. Se necesita más investigación, pero los resultados preliminares sugieren que la aplicación tópica puede combatir los brotes. [13]

Aceite del Árbol del Té

El aceite de árbol de té es otro aceite esencial con fuertes propiedades antimicrobianas. También conocido como aceite de melaleuca, el aceite de árbol de té proviene de árboles de “té” o “niaouli”. [14] En Australia, tiene un largo historial de uso como antiséptico. Los aborígenes nativos Bundjalung de Australia inhalan el aroma de las hojas machacadas para aliviar la tos y usan cataplasmas para ayudar a sanar las heridas.

Hoy en día, sabemos que el aceite de árbol de té es antibacteriano, antifúngico, antiviral y antiprotozoario. [14] Combate los organismos nocivos dañando las membranas celulares. [15] El aceite de árbol de té también inhibe el crecimiento y la esporulación de levaduras y hongos. El aceite se puede aplicar por vía tópica a los cortes para evitar infecciones. [14]

Como el aceite de menta, el aceite de árbol de té parece tener un efecto en el HSV-1. Un estudio reveló que, mientras que el aceite de árbol de té tópico no evita los brotes de herpes recurrentes, puede reducir la carga viral hasta en un 98,2%. [14]

Aceite de Jojoba

El aceite de jojoba se obtiene de las semillas del arbusto silvestre de jojoba, una pequeña planta leñosa del desierto nativo de Arizona, California y el noroeste de México. Históricamente, los nativos americanos utilizan el aceite de jojoba para ayudar a curar las heridas. El aceite de jojoba contiene ácidos grasos únicos y ésteres de alcoholes grasos que son similares, pero mejores, que los que se encuentran en los cachalotes. [16]

A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de jojoba no es un aceite volátil, pero ofrece un montón de ventajas, principalmente para la piel. [17]  Con respecto a la cicatrización de heridas, los investigadores encontraron que el aceite de jojoba acelera el cierre de las heridas a nivel celular. [18] Para mejorar el aspecto de la piel y reducir el acné, incorpore el aceite de jojoba en su protocolo de cuidado de la piel. La evidencia indica que las máscaras faciales de arcilla de aceite de jojoba pueden ser un remedio eficaz para el acné leve. [18]

Aceite de Manzanilla Azul

El aceite de manzanilla azul se extrae de la manzanilla alemana. El color intenso del aceite de manzanilla azul es el resultado del proceso de extracción a vapor: el contenido de azuleno del aceite se oscurece a un color azul tinta, azul celeste brillante o verde oscuro. Este color se desvanece y se vuelve amarillo oscuro durante el almacenamiento, pero, no se preocupe, los beneficios del aceite no se desvanecen.

La manzanilla se ha utilizado terapéuticamente desde hace miles de años por los griegos, romanos y egipcios para poner remedio a todo, desde enfermedades de la piel y lesiones, a la fiebre y el insomnio. [20] [21] En la medicina tradicional, el aceite de manzanilla azul puede ayudar con el eczema, heridas, contusiones, quemaduras, úlceras bucales, mastitis y otras condiciones. [22]

La manzanilla también es apreciada por sus efectos anti-inflamatorios. Un estudio encontró que la manzanilla inhibe y evita un proceso químico en el cuerpo que incita a la inflamación. [23] Además, la manzanilla parece inhibir los efectos de la bacteria Helicobacter pylori que provoca úlceras en el estómago. [22]

El té de manzanilla puede ayudar con el insomnio, e inhalar el aroma del aceite de manzanilla produce un efecto sedante suave en el cerebro, lo que hace que le dé sueño. Al igual que la lavanda, el aceite de manzanilla ofrece un efecto anti-ansiedad leve para aquellos que padecen un trastorno de ansiedad generalizada. [22]

Aceite de Rosa

El aceite de rosa es un aceite esencial perfumado floral derivado de los pétalos de varias especies de rosas. Por el contrario, el absoluto de rosa no es un aceite esencial, porque la esencia de la rosa es extraído por medio de procesos de extracción química más intensos. Al igual que otros aceites esenciales, el aceite de rosa fomenta un estado de ánimo tranquilo y combate los organismos nocivos. [24] Contiene tocoferol (un compuesto de vitamina E), caroteno y altos niveles de compuestos fenólicos. [25] El aceite de rosa puede volver su piel más permeable [26] por lo cual, a menudo, se añade a los productos para el cuidado de la piel para mejorar su eficacia.

Aceite de Orégano

El aceite de orégano contiene carvacrol, un compuesto orgánico de gran alcance con una larga lista de propiedades beneficiosas, incluyendo la lucha contra los organismos nocivos. [27]  El carvacrol también apoya la salud del hígado. [28]

Aceite de Jazmín

El aceite de jazmín se obtiene de las flores de jazmín. Si bien muchos de los aceites esenciales mencionados ayudan a dormir y son relajantes, el aceite de jazmín tiene un efecto estimulante. Cuando se aplica tópicamente, el aceite de jazmín aumenta el estado de alerta, la frecuencia respiratoria y el vigor. Estos efectos pueden fomentar un mejor estado de ánimo y una mejor sensación de bienestar. [29]

Aceite de Copaiba

El aceite de copaiba se extrae de las plantas amazónicas del género Copaifera. [30] El aceite de Copaiba contiene ácido copalico, que parece detener el crecimiento de bacterias orales comunes pero dañinas, tales como el Streptococcus pyogenus, Streptococcus salivarius y Streptococcus mutágenos. [31]  El aceite de copaiba también tiene efectos antiinflamatorios fuertes. A diferencia de los aceites esenciales, el aceite de copaiba se puede tomar por vía oral. [32]

Aceite de Bergamota

El aceite de bergamota es conocido por sus efectos calmantes, [33]  pero también puede fomentar un peso corporal saludable y apoyar la salud vascular y del corazón. Los investigadores todavía no están seguros de cómo, pero el aceite de bergamota ayuda a mantener unos niveles normales de colesterol y azúcar en la sangre. [34]

Aceite de Neroli

El aceite de neroli se deriva de la flor de Citrus aurantium, también conocida como el naranjo amargo, que es nativo de Asia tropical y subtropical. El aceite tiene muchos nombres, pero con frecuencia se denomina “naranja amarga” y “naranja de Sevilla”. Se le conoce como Neroli, porque a una princesa italiana del siglo XVII, Anne Marie Orsini de Nerola, le gustó el olor. [35] El aceite de neroli se añade comúnmente a las píldoras para hacer dieta, debido a su capacidad para actuar como un supresor del apetito. Uno de los principales beneficios del aceite de neroli es que ayuda a aliviar los síntomas asociados con la menopausia y el estrés. [36] También aumenta las acciones del sistema endocrino, combate los organismos nocivos y calma la irritación. [35]

Aceite de Bálsamo de Limón

También llamado valeriana, el bálsamo de limón es otro aceite esencial que ayuda con los síntomas de la menopausia, especialmente en los patrones de sueño desordenados. [37] El bálsamo de limón también parece agudizar la memoria y aumentar la capacidad para resolver problemas. Algunas investigaciones prometedoras indican que puede mejorar la memoria en las personas con la enfermedad de Alzheimer. [38]

Aceite de Granada

El aceite de granada viene de las muchas semillas de la granada. Es excepcionalmente rico en ácido linolénico, un ácido graso esencial. Algunas investigaciones sugieren que el aceite de granada puede incluso retrasar el desarrollo de cáncer de colon [39] y el cáncer de piel. [40] El aceite también mejora el sistema inmunológico. [41]

Aceite de Incienso

El aceite de incienso se extrae de la savia del árbol Boswellia y tiene un largo historial de uso terapéutico. [42] Lo más interesante es que el incienso fomenta el crecimiento celular normal. [43]

Cómo Utilizar los Aceites Esenciales

La mayoría de los aceites esenciales son seguros, pero hay que prestar atención a su uso previsto y usarlos sólo para sus aplicaciones. Algunos aceites sólo se pueden utilizar aromáticamente y no se deben aplicar a la piel o por vía oral. Puede haber notado que muchos de los aceites son eficaces contra los organismos nocivos. Esos efectos no siempre se limitan a los organismos nocivos, también pudieran afectar a la microbiota intestinal y la piel. Otros pueden matar las células indiscriminadamente, incluyendo las células normales de los tejidos. [44]

Por supuesto, existen aceites esenciales suaves que son ideales para la piel. El aceite de neroli, por ejemplo, promueve la circulación y alivia la irritación. El aceite de rosa hidrata la piel y se utiliza como un tóner suave. Para aprovechar algunos de los beneficios para la piel de los aceites esenciales, Aquaspirit® contiene aceites de neroli, rosa, jazmín y lavanda. Mantiene una piel de aspecto saludable y radiante, y fomenta el bienestar.

¿Utiliza aceites esenciales? Deje un comentario abajo y comparta su experiencia con nosotros.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (44)
  1. Kora?, Radava R., and Kapil M. Khambholja. “Potential of Herbs in Skin Protection from Ultraviolet Radiation.” 5.10 (2011): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  2. “Essential oils.” National Library of Medicine (n.d.): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  3. “Aromatherapy and Essential Oils (PDQ®).” PubMed Health (2005): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  4. Lavender. University of Maryland Medical Center, 1997. Web. 14 Nov. 2016.
  5. Woelk, H, and S Schläfke. “A Multi-Center, Double-Blind, Randomised Study of the Lavender Oil Preparation Silexan in Comparison to Lorazepam for Generalized Anxiety Disorder.” Phytomedicine 17.2 (2009): 94–9. Web. 14 Nov. 2016.
  6. Batish, Daizy R, et al. “Eucalyptus Essential Oil as a Natural Pesticide.” 256.12 (2008): 2166–2174. Web. 14 Nov. 2016.
  7. Elaissi, A, et al. “Chemical Composition of 8 Eucalyptus Species’ Essential Oils and the Evaluation of Their Antibacterial, Antifungal and Antiviral Activities.” BMC complementary and alternative medicine. 12. (2012): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  8. “Eucalyptus.” University of Maryland Medical Center. n.d. Web. 14 Nov. 2016.
  9. Gobel, H, G Schmidt, and D Soyka. “Effect of Peppermint and Eucalyptus Oil Preparations on Neurophysiological and Experimental Algesimetric Headache Parameters.” Cephalalgia 14.3 (1994): 228–234. Web.
  10. Tate, S. “Peppermint Oil: A Treatment for Postoperative Nausea.” Journal of Advanced Nursing 26.3 (1997): 543–549. Web.
  11. Peppermint. University of Maryland Medical Center, 1997. Web. 14 Nov. 2016.
  12. Grigoleit, HG, and P Grigoleit. “Pharmacology and Preclinical Pharmacokinetics of Peppermint Oil.” Phytomedicine 12.8 (2005): 612–6. Web. 14 Nov. 2016.
  13. Shrivastava, Alankar. A REVIEW ON PEPPERMINT OIL. May 2009. Web. 14 Nov. 2016.
  14. Carson, C. F., K. A. Hammer, and T. V. Riley. “Melaleuca Alternifolia (Tea Tree) Oil: A Review of Antimicrobial and Other Medicinal Properties.” Clin Microbiol Rev 19.1 (2006): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  15. Cox, S. D., et al. “The Mode of Antimicrobial Action of the Essential Oil of Melaleuca Alternifolia (tea Tree Oil).” Journal of Applied Microbiology 88.1 (2000): 170–175. Web.
  16. Undersander, D. J., et al. “Jojoba.” Purdue University. Oct. 1990. Web. 14 Nov. 2016.
  17. Benzioni, Aliza. “FRUIT DEVELOPMENT AND WAX BIOSYNTHESIS IN JOJOBA.”New Phytologist 81.1 (1978): 105–109. Web.
  18. Ranzato, E, S Martinotti, and B Burlando. “Wound Healing Properties of Jojoba Liquid Wax: An in Vitro Study.” Journal of Ethnopharmacology 134.2 (2011): 443–9. Web. 14 Nov. 2016.
  19. Meier, L, et al. “Clay Jojoba Oil Facial Mask for Lesioned Skin and Mild Acne–Results of a Prospective, Observational Pilot Study.” Forschende Komplementarmedizin (2006). 19.2 (2012): 75–9. Web. 14 Nov.
  20. “German chamomile.” University of Maryland Medical Center. University of Maryland Medical Center, 1997. Web. 14 Nov. 2016.
  21. Singh, Ompal, et al. “Chamomile (Matricaria Chamomilla L.): An Overview.” Pharmacogn Rev 5.9 (2011): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  22. Srivastava, Janmejai K, Eswar Shankar, and Sanjay Gupta. “Chamomile: A Herbal Medicine of the Past with Bright Future.” Mol Med Report. 3.6 (2010): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  23. Srivastava, JK, M Pandey, and S Gupta. “Chamomile, a Novel and Selective COX-2 Inhibitor with Anti-Inflammatory Activity.” Life sciences 85. (2009): 663–9. Web. 14 Nov. 2016.
  24. Almeida, Reinaldo Nóbrega de, et al. “Anxiolytic-Like Effects of Rose Oil Inhalation on the Elevated Plus-Maze Test in Rats.” Pharmacology Biochemistry and Behavior 77.2 (2004): 361–364. Web. 14 Nov. 2016.
  25. Ulusoy, S, G Bo?gelmez-Tinaz, and H Seçilmi?-Canbay. “Tocopherol, Carotene, Phenolic Contents and Antibacterial Properties of Rose Essential Oil, Hydrosol and Absolute.” Current microbiology. 59.5 (2009): 554–8. Web. 14 Nov. 2016.
  26. Schmitt, S, et al. “Comparative Study on the in Vitro Human Skin Permeation of Monoterpenes and Phenylpropanoids Applied in Rose Oil and in Form of Neat Single Compounds.” Die Pharmazie. 65.2 (2010): 102–5. Web. 14 Nov. 2016
  27. Burt, S. “Essential Oils: Their Antibacterial Properties and Potential Applications in Foods–a Review.” International journal of food microbiology 94.3 (2004): 223–53. Web. 14 Nov. 2016.
  28. H, Can Baser K. “Biological and Pharmacological Activities of Carvacrol and Carvacrol Bearing Essential Oils.” Current Pharmaceutical Design 14. (2008): 3106–3119. Web. 14 Nov. 2016.
  29. Hongratanaworakit, T. “Stimulating Effect of aromatherapy massage with jasmine oil.” Natural product communications. 5.1 (2010): 157–62. Web. 14 Nov. 2016.
  30. Cavalcanti, BC, et al. “Genotoxicity Evaluation of Kaurenoic Acid, a Bioactive Diterpenoid Present in Copaiba Oil.” Food and chemical toxicology: an international journal published for the British Industrial Biological Research Association. 44.3 (2005): 388–92. Web. 14 Nov. 2016.
  31. “Bacteriostatic effect of copaiba oil (Copaifera officinalis) against Streptococcus mutans.” Brazilian Dental Journal 23.1 (n.d.): 36–38. Web. 14 Nov. 2016.
  32. Veiga, Valdir F., et al. “Phytochemical and Antioedematogenic Studies of Commercial Copaiba Oils Available in Brazil.” Phytotherapy Research 15.6 (2001): 476–480. Web.
  33. Bagetta, G, et al. “Neuropharmacology of the Essential Oil of Bergamot.” Fitoterapia. 81.6 (2010): 453–61. Web. 14 Nov. 2016.
  34. Mollace, V, et al. “Hypolipemic and Hypoglycaemic Activity of Bergamot Polyphenols: From Animal Models to Human Studies.” Fitoterapia. 82.3 (2010): 309–16. Web. 14 Nov. 2016.
  35. Suryawanshi, Jyotsna Saonere A. “An Overview of Citrus Aurantium Used in Treatment of Various Diseases.” African Journal of Plant Science 5.7 (2011): 390–395. Web. 14 Nov. 2016.
  36. Choi, SY, et al. Effects of Inhalation of Essential Oil of Citrus Aurantium L. Var. Amara on Menopausal Symptoms, Stress, and Estrogen in Postmenopausal Women: A Randomized Controlled Trial.” Evidence-based complementary and alternative medicine : eCAM. 2014. (2014): n.pag. Web. 14 Nov. 2016.
  37. Taavoni, S, Nazem Ekbatani, and H Haghani. “Valerian/lemon Balm Use for Sleep Disorders During Menopause.” Complementary therapies in clinical practice. 19.4 (2013): 193–6. Web. 14 Nov. 2016.
  38. Liu, Z, et al. “Effects of Combined Acupuncture and Eugenol on Learning-Memory Ability and Antioxidation System of Hippocampus in Alzheimer Disease Rats via Olfactory System Stimulation.” Journal of traditional Chinese medicine = Chung i tsa chih ying wen pan. 33.3 (2013): 399–402. Web. 14 Nov. 2016.
  39. Kohno, Hiroyuki, et al. “Pomegranate Seed Oil Rich in Conjugated Linolenic Acid Suppresses Chemically Induced Colon Carcinogenesis in Rats.” Cancer Science 95.6 (2004): 481–486. Web.
  40. Hora, Justin J., et al. “Chemopreventive Effects of Pomegranate Seed Oil on Skin Tumor Development in CD 1 Mice.” Journal of Medicinal Food 6.3 (2003): 157–161. Web.
  41. Yamasaki, M, et al. “Dietary Effect of Pomegranate Seed Oil on Immune Function and Lipid Metabolism in Mice.” Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.). 22.1 (2005): 54–9. Web. 14 Nov. 2016.
  42. Carvalho, Carla C. C. R. de, and Maria Jose Caramujo. “Ancient Procedures for the High-Tech World: Health Benefits and Antimicrobial Compounds from the Mediterranean Empires.” The Open Biotechnology Journal 2.1 (2008): 235–246. Web. 14 Nov. 2016.
  43. Ni, Xiao, et al. “Frankincense Essential Oil Prepared from Hydrodistillation of Boswellia Sacra Gum Resins Induces Human Pancreatic Cancer Cell Death in Cultures and in a Xenograft Murine Model.” BMC Complementary and Alternative Medicine 12.1 (2012): 253. Web.
  44. Halcón, Linda. “Are Essential Oils Safe?” The University of Minnesota. Taking Charge of Your Health & Wellbeing, 10 May 2016. Web. 14 Nov. 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad