Los Productos Químicos Tóxicos de Uso Doméstico Más Comunes

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
Productos Químicos Tóxicos

¿Sabías que todos los días entras en contacto con productos químicos tóxicos y peligrosos en tu casa? Si no prestas atención y vas con mucho cuidado, es casi imposible evitar estos productos. Echemos un vistazo a los productos químicos domésticos más comunes y a lo que podemos hacer para reducir nuestra exposición y susceptibilidad a su impacto negativo sobre nuestra salud.

¿Los Ambientadores Son Peligrosos?

Solo por el hecho de que algo huela de manera agradable y fresca no significa que sea bueno para ti. Los ambientadores de aire son un buen ejemplo. Los ambientadores pueden funcionar interfiriendo con tu sentido del olfato recubriendo los conductos nasales con una película aceitosa o pueden contener agentes químicos que adormecen los nervios.

La información publicada en una edición de 2015 de la Revista de Ciencias Toxicológicas concluye que los ambientadores de aire son una fuente de compuestos orgánicos volátiles (COV) en los ambientes interiores. También contienen partículas ultra-finas y formaldehído que pueden ocasionar irritación sensorial, disfunción respiratoria y otros problemas graves. [1] La lista completa de efectos secundarios dañinos es larga: daños al sistema nervioso central, niveles hormonales alterados, daño a los órganos y daño a los sistemas pulmonar y cardiovascular. [1] Peor aún, los efectos negativos de los ambientadores pueden tardar años en aparecer. Momento en el cual, ya es demasiado tarde.

¿Los Limpiadores para el Hogar Son Peligrosos?

El amoníaco se encuentra en muchos productos de limpieza del hogar: cocina, baño, suelo, horno, vidrio y pulidores. Si el producto contiene, al menos, un 5% de amoniaco, tiene que estar etiquetado como venenoso.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos mantiene la Red de Información de Toxicología: TOXNET. De acuerdo con TOXNET, la exposición a corto plazo al amoníaco puede irritar, quemar e incluso, dañar los ojos y la piel. El amoníaco es irritante para las vías respiratorias y causa tos, sibilancias y dificultad para respirar. Una exposición más alta puede causar edema pulmonar, una condición que puede llegar a ser mortal. [2]

El amoníaco no es el único ingrediente peligroso en productos de limpieza domésticos. Los limpiadores de horno y para el fregadero contienen hidróxido de sodio (lejía). La lejía es corrosiva y un irritante fuerte para la piel y los ojos. [3] Sólo el hecho de tocarla puede producir daños graves y su ingesta puede resultar en una emergencia médica grave. [4] En altas concentraciones, la lejía puede quemar la piel y causar ceguera permanente al contacto.

Los limpiadores de inodoros a menudo contienen ácido clorhídrico que es corrosivo y puede dañar seriamente cualquier tejido que toque, produciendo un daño irreversible. Usar equipo de protección es un requisito absoluto al manipular cualquier producto que contenga ácido clorhídrico (o mejor aún, es mejor no manipularlo). Nunca se deben mezclar productos que contengan ácido clorhídrico con lejía ya que hacerlo ¡produciría gases tóxicos!

Cuando compres productos de limpieza del hogar, lee las etiquetas. Presta atención si dice “peligro” o “corrosivo”. Todos los productos para el hogar contienen advertencias y renuncias de responsabilidad. Léelas y asegúrate de que sabes lo que estás a punto de comprar y exactamente cómo, y cómo no, manipularlo.

El Problema con los Detergentes para Platos y Ropa

La mayoría de los detergentes para lavavajillas contienen cloro de forma seca y concentrada. Esos paquetes para lavavajillas son pequeños y suelen tener colores brillantes, y muchos niños curiosos los han confundido con caramelos. De hecho, son una de las principales causas de las intoxicaciones infantiles. Los paquetes de detergente para lavadoras de aspecto similar también se han convertido en un problema. [5]

Desde enero de 2013 hasta diciembre de 2014, los centros de toxicología de EE.UU. recibieron 62,254 llamadas relacionadas con la exposición de niños menores de seis años de edad a detergentes para lavadora y lavavajillas. [5] Alrededor del 60% de todas las llamadas estaban relacionadas con los paquetes de detergente y un 45% fueron remitidas a un centro de atención médica, más del doble del número de visitas causadas por los detergentes tradicionales. [5] Cada 45 segundos, los centros de toxicología reciben una llamada sobre un niño expuesto a paquetes tóxicos de detergente de lavandería.

Alfombras y Muebles Tóxicos Peligrosos

Muchas fórmulas de limpieza de alfombras utilizan sustancias tóxicas tales como percloroetileno e hidróxido de amonio. El primero es un conocido carcinógeno y puede dañar el hígado, los riñones y el sistema nervioso. [6] El último es corrosivo para los ojos, la piel y las vías respiratorias. [7] [8]

Es fácil que la alfombra, la tapicería y los muebles se vuelvan tóxicos. Pocas personas piensan en estos artículos como una fuente de productos químicos peligrosos. Pero, en realidad, pueden liberar compuestos orgánicos volátiles (COV). [9] Los COV son un grupo de sustancias químicas peligrosas que se evaporan a temperatura ambiente e incluyen el benceno, la acetona y el formaldehído. La exposición, incluso a corto plazo, a los COV puede irritar las vías respiratorias, irritar los ojos y causar náuseas y dolor de cabeza. También puede desencadenar síntomas como el asma. La exposición a largo plazo a los COV puede causar daño al hígado, al riñón o daño al sistema nervioso, incluso cáncer. [10]

Cómo Limitar la Exposición a Productos Químicos Tóxicos de Uso Doméstico

Hay muchas otras maneras de reducir la toxicidad de tu entorno en el interior de tu hogar. No uses marcas tóxicas y comienza a utilizar alternativas naturales, no tóxicas. Incluso puedes ir un paso más allá y elaborar tus propios productos. El bicarbonato de sodio puede es eficaz para limpiar lavabos y bañeras. Mezcla agua y vinagre para obtener un buen producto de limpieza para superficies con el que podrás limpiar puertas y ventanas sin problema.

En lugar de ambientadores hechos con productos químicos, opta por ambientadores naturales como flores frescas y plantas de interior.

Para lavar la ropa, utiliza detergentes sin fragancias y evita los paquetes de detergente. Opta por las alternativas orgánicas y respetuosas con el medio ambiente.

Los colchones tradicionales pueden estar repletos de productos químicos con retardantes de llamas. En su lugar, adquiere uno que sea totalmente natural y esté hecho de lana no tratada, algodón orgánico o látex natural.

En lugar de una alfombra barata y sintética, elige una natural, de preferencia algo de lana o cáñamo. El cáñamo es resistente al moho y se puede utilizar en el baño o en otras áreas húmedas. Además, considera que los limpiadores de alfombras más populares pueden ser muy perjudiciales para las personas y el medio ambiente. En su lugar, utiliza alternativas orgánicas y biodegradables.

Para lidiar con las toxinas que no se pueden evitar, considera realizar una limpieza de cuerpo completo exhaustiva. Limpiar el colon, los riñones, el hígado y la vesícula biliar es una excelente manera de sentirse mejor. También puedes realizar limpiezas específicas para organismos nocivos o productos químicos y metales tóxicos. Eliminar toxinas no sólo debería hacerte sentir mejor, sino que debería mejorar tus niveles de energía.

¿Tienes algún consejo para mantener tu casa menos tóxica? Deja un comentario abajo y comparte tus ideas con nosotros.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (10)
  1. Kim, Sanghwa, Seong-Ho Hong, Choon-Keun Bong, and Myung-Haing Cho. “Characterization of Air Freshener Emission: The Potential Health Effects.” J. Toxicol. Sci. The Journal of Toxicological Sciences 40.5 (2015): 535-50. Web. 9 May 2016.
  2. “HSDB: AMMONIA.” TOXNET. U.S. National Library of Medicine, 24 July 2015. Web. 09 May 2016.
  3. Mackison, F.W., R.S. Stricoff, L.J. Partridge, Jr. (eds.). NIOSH/OSHA – Occupational Health Guidelines for Chemical Hazards. DHHS/NIOSH Publication No. 81-123 (3 VOLS). Washington, DC: U.S. Government Printing Office, Jan. 1981, p. 2.
  4. Gosselin, R.E., R.P. Smith, H.C. Hodge. Clinical Toxicology of Commercial Products. 5th ed. Baltimore: Williams and Wilkins, 1984., p. II-66. Print.
  5. Davis, M. G., M. J. Casavant, H. A. Spiller, T. Chounthirath, and G. A. Smith. “Pediatric Exposures to Laundry and Dishwasher Detergents in the United States: 2013-2014.” Pediatrics 137.5 (2016): n. pag. Web. 9 May 2016.
  6. “Perchloroethylene (PCE, PERC) – Toxic Chemicals and Environmental Health Risks Where You Live and Work – Text Version.” Tox Town. U.S. National Library of Medicine, 31 Mar. 2016. Web. 09 May 2016.
  7. “AMMONIUM HYDROXIDE (10%-35% Solution).” The National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH). Centers for Disease Control and Prevention, 01 July 2014. Web. 09 May 2016.
  8. Lee, Soo-Jeong, Bora Nam, Robert Harrison, and Oisaeng Hong. “Acute Symptoms Associated with Chemical Exposures and Safe Work Practices among Hospital and Campus Cleaning Workers: A Pilot Study.” Am. J. Ind. Med. American Journal of Industrial Medicine 57.11 (2014): 1216-226. PubMed. Web. 9 May 2016.
  9. Katsoyiannis, Athanasios, Paolo Leva, and Dimitrios Kotzias. “VOC and Carbonyl Emissions from Carpets: A Comparative Study Using Four Types of Environmental Chambers.” Journal of Hazardous Materials152.2 (2008): 669-76. PubMed. Web. 9 May 2016.
  10. “Volatile Organic Compounds in Your Home.” Minnesota Department of Health. Minnesota.gov, 26 Jan. 2016. Web. 09 May 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad