¿Por Qué Es Importante la Vitamina E Para La Salud?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el

la vitamina E para la salud

La vitamina E, también conocida como tocoferol, es una vitamina soluble en grasa que juega un papel importante en la salud humana. [1] Como antioxidante, la vitamina E ayuda a mantener las células sanas y por lo tanto, a mantener el cuerpo sano. La vitamina E también puede ayudar con los problemas de visión [2], la gota [3] y la artritis. [4] Hoy hablaremos de los papeles clave de vitamina E en el cuerpo.

Qué Dice el Dr. Haas Sobre la Vitamina E

Sobre e vitaminas, el Dr. Elson M. Haas escribió El libro, literalmente. Ese libro se llama Mantenerse Sano con la nutrición: La guía completa para la dieta y la medicina nutricional. Esto es lo que dice acerca de la vitamina E. [5]

“La vitamina E, como sus diversas formas de tocoferol, se encuentra tanto en alimentos vegetales como animales. En general, las fuentes animales de vitamina E son pobres, como la mantequilla, la yema de huevo, la grasa de leche y el hígado. Las mejores fuentes de vitamina E son los aceites vegetales, de semillas o de frutos secos”.

“El componente aceitoso de todos los cereales, semillas y frutos secos contiene tocoferol. La cubierta de protección de los cereales contiene vitamina E; lo cual se pierde en el fresado o refinamiento de los cereales. Para preservar la vitamina E, la extracción del aceite de los frutos secos y semillas se debe hacer de forma natural, como por prensado en frío, en lugar de por el calor o por extracción química, lo que se acostumbra a hacer en la elaboración de alimentos.”

“Debido a estas formas de procesamiento, la dieta estadounidense promedio ha perdido muchas de sus fuentes naturales de tocoferoles. Su ingesta es normalmente muy baja. Los aceites vegetales prensados en frío son la mejor fuente de vitamina E. Son más saludables en su forma cruda en aderezos y salsas, en lugar de utilizarlos para cocinar. La mayoría son aceites poliinsaturados a los cuales les afecta negativamente el calentamiento”.

Los niveles específicos de vitamina E en los alimentos están relacionados con el contenido de los ácidos linoleico y linolénico [6] – nuestros ácidos grasos más esenciales.

Consumir Vitamina E a Través de la Dieta

El Dr. Haas también habla sobre el contenido de vitamina E en ciertos alimentos:

“El contenido de alfa-tocoferol varía entre los diferentes alimentos y aceites. El aceite de cártamo es una de las mejores fuentes: alrededor un 90 por ciento de su vitamina E es alfa. El aceite de maíz tiene sólo alrededor del 10 por ciento de alfa-tocoferol. Otros alimentos que contienen cantidades significativas de vitamina E son la soja, la margarina, los guisantes verdes crudos, las espinacas, los espárragos, la col rizada, el pepino, el tomate y el apio”.

Si es posible, siempre es mejor obtener las vitaminas de los alimentos de origen vegetal en lugar de suplementos [7] que pueden estar elaborados con ingredientes sintéticos. He aquí algunas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina E. [8]

Las Mejores Fuentes Alimenticias de Vitamina E
Alimento Miligramos (mg)por porción % del Valor Diario Recomendado
Aceite de germen de trigo, 1 cda 20.3 100
Semillas de girasol, tostadas, 1 onza 7.4 37
Almendras, tostadas, 1 onza 6.8 34
Aceite de girasol, 1 cda 5.6 28
Aceite de cártamo, 1 cda 4.6 25
Avellanas, tostadas, 1 onza 4.3 22
Mantequilla de maní, 2 cda 2.9 15
Cacahuetes, tostados, 1 onza 2.2 11
Aceite de maíz, 1 cda 1.9 10
Espinaca, hervida, ½ taza 1.9 10
Brócoli, picado, cocido, ½ taza 1.2 6
Aceite de soja, 1 cda 1.1 6
Kiwi, 1 mediano 1.1 6
Mango, en rodajas, ½ taza 0.7 4
Tomate, crudo, 1 mediano 0.7 4
Espinacas, crudas, 1 taza 0.6 3

Beneficios Adicionales para la Salud de la Vitamina E

Cuando se trata de beneficios saludables, la vitamina E es probablemente mejor conocida por sus propiedades antioxidantes. [9] Los antioxidantes neutralizan a los radicales libres[10] que causan estrés oxidativo.[11] El estrés oxidativo puede causar una varios problemas graves de salud, incluyendo la enfermedad neurodegenerativa. [12] Los antioxidantes pueden ayudar a prevenir y reparar el daño celular. El Dr. Haas lo explica:

“La formación de radicales libres proviene varias reacciones químicas que tienen lugar en el cuerpo y es el principio de muchas enfermedades como las enfermedades del corazón, hipertensión, artritis, senilidad y, probablemente, incluso el cáncer. Sin la vitamina E, las membranas celulares y el ADN quedan menos protegidos contra los daños de los radicales libres”.

“La vitamina E, como antioxidante, ayuda a estabilizar las membranas celulares y proteger los tejidos de la piel, ojos, hígado, mamas y testículos. Protege los pulmones del daño oxidativo de las sustancias ambientales. La formación de radicales libres y la oxidación están ligadas al desarrollo del cáncer… Se necesita más investigación para llegar a conclusiones definitivas”.

“Ayuda a la respiración de las células musculares y del corazón mejorando su función con menos oxígeno. La vitamina E puede mejorar el vigor y la resistencia, y reducir la incidencia de la enfermedad cardiovascular. La vitamina E reduce la agregación plaquetaria y la adhesividad de las plaquetas al colágeno, incluso más que la aspirina”.

Los Suplementos de Antioxidantes

Llevando una dieta rica en frutas y verduras frescas, tomando mucha agua y evitando los alimentos procesados y el azúcar refinado, por lo general, te asegurarás de recibir los antioxidantes adecuados. Para una ayuda extra de antioxidantes, recomiendo los suplementos de origen vegetal. Los antioxidantes son sólo uno de los beneficios que tiene por ofrecer la vitamina E. Veamos unas cuantas formas más en que esta vitamina puede apoyar a tu salud.

Otros Usos de la Vitamina E

El Dr. Haas habla de otros usos de la vitamina E:

“Su efecto antioxidante reduce la formación de trombina y ayuda a disminuir la coagulación de la sangre. También parece reducir al mínimo la agregación y la adherencia de las plaquetas (un componente de la coagulación sanguínea). Esto genera o perpetúa el proceso aterosclerótico”.

“La vitamina A y E juntas pueden ayudar a disminuir el colesterol y la acumulación de grasa en general. Para ayudar en la curación y reducir al mínimo la coagulación, el tocoferol es un nutriente útil antes y después de las cirugías, se limita a dosis de 200-300 UI por día. Unas cantidades más altas en realidad pueden suprimir el proceso de curación”.

La vitamina E también ofrece beneficios tópicos para el cuidado de la piel [13] y, de hecho, hay varias líneas de productos para el cuidado de la piel a base de vitamina E. Muchas son cremas hidratantes y cremas nutritivas que ayudan a reparar las lesiones de la piel, úlceras y quemaduras. La vitamina E puede ayudar a curar o disminuir las cicatrices causadas por una lesión o cirugía. Y, según el Dr. Haas, eso no es todo:

“La vitamina E puede ser muy útil para las mujeres. La investigación muestra un alivio en los dolores menstruales, así como, en general, para varios trastornos menstruales. Muchos de los problemas de la menopausia, como los dolores de cabeza, sofocos o picazón vaginal debido a la sequedad, se pueden reducir con el uso de suplementos de vitamina E. “

También parece que la vitamina E podría ayudar con el herpes zóster [14], los problemas de visión [15], las migrañas menstruales [16], la enfermedad de hígado graso [17], la distrofia muscular [18], los calambres en las piernas, el síndrome de piernas inquietas [19] y los problemas circulatorios causados por la diabetes. [20] La vitamina E no es un tónico milagroso, pero sí juega un papel importante para mantener una buena salud.

¿Cuánta Vitamina E Necesito?

Parece que la dieta estadounidense promedio podría beneficiarse de un poco más vitamina E. Esto es lo que el Dr. Haas tiene dice acerca de la cantidad de vitamina E que debemos consumir:

“La cantidad de vitamina E requerida varía según el tamaño corporal y la cantidad de grasas poliinsaturadas en la dieta. La vitamina E es necesaria para proteger estas grasas de la oxidación. Se necesita más cuánto más aceites refinados, alimentos fritos o aceites rancios consumamos. Los suplementos de estrógeno o el desequilibrio de estrógeno en las mujeres aumenta su necesidad de vitamina E, al igual que la contaminación del aire “.

“La vitamina E no se debe tomar con hierro, especialmente con hierro inorgánico, como sulfato ferroso o hierro añadido a productos alimenticios. Sin embargo, el selenio, un importante antioxidante, puede aumentar la potencia de la vitamina E.”

“A pesar de que la dosis diaria recomendada de vitamina E es baja, muchas personas no consumen suficiente vitamina E a través de la dieta por sí sola.”

“Aproximadamente, se utiliza como referencia la cantidad de 400-600 UI, de forma preventiva. Para efectos terapéuticos, se sugiere una cantidad entre 800-1600 UI diarias. Para usos terapéuticos de vitamina E, es mejor comenzar con un nivel bajo y aumentarlo gradualmente. Los niveles más de 1.600 UI por día no son recomendables a menos que se realice bajo una cuidadosa supervisión médica”.

Consulte esta tabla para los niveles diarios saludables de vitamina E saludables. [8]

Recomendaciones Alimenticias de Vitamina E
Edad Hombre Mujer Embarazo Lactancia
0-6 meses 4 mg (6 UI) 4 mg (6 UI)    
7-12 meses 5 mg (7,5 UI) 5 mg (7,5 UI)    
1-3 años 6 mg (9 UI) 6 mg (9 UI)    
4-8 años 7 mg (10.4 UI) 7 mg (10.4 UI)    
9-13 años 11 mg (16.4 UI) 11 mg (16.4 UI)    
14+ años 15 mg (22.4 UI) 15 mg (22.4 UI) 15 mg (22.4 UI) 19 mg (28,4 UI)
UI = Unidades Internacionales

Si tienes la presión arterial alta, es posible que te interese evitar dosis altas de vitamina E, ya que puede aumentar la presión arterial. Sin embargo, una dosis de 400 UI al día no suele ser excesiva. Si tienes la presión arterial alta y vas a iniciar una suplementación con vitamina E, revisa la presión arterial. Como siempre, consulta a tu médico antes de comenzar cualquier programa de suplementación.

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (20)
  1. National Institute of Health. Vitamin E: Health Sheet for Health Professionals. Last updated May 9, 2016.
  2. Larsen PD, Mock DM, O’Connor PS. Vitamin E deficiency associated with vision loss and bulbar weakness. Ann Neurol. 1985 Dec;18(6):725-7
  3. Hsu, Dur-Zong et al. Therapeutic Effects of Sesame Oil on Monosodium Urate Crystal-Induced Acute Inflammatory Response in Rats. SpringerPlus 2 (2013): 659. PMC. Web. 13 June 2016.
  4. Choi EJ1, Bae SC, Yu R, Youn J, Sung MK. Dietary vitamin E and quercetin modulate inflammatory responses of collagen-induced arthritis in mice. J Med Food. 2009 Aug;12(4):770-5. doi: 10.1089/jmf.2008.1246.
  5. Haas, Elson M., and Buck Levin. “Chapter 5 : Vitamins: Vitamin E.” Staying Healthy with Nutrition: The Complete Guide to Diet and Nutritional Medicine. Berkeley: Celestial Arts, 2006. N. pag. Print.
  6. Applegate TJ, Sell JL. Effect of dietary linoleic to linolenic acid ratio and vitamin E supplementation on vitamin E status of poults. Poult Sci. 1996 Jul;75(7):881-90.
  7. McDougall, Craig, and John McDougall. Plant-Based Diets Are Not Nutritionally Deficient. The Permanente Journal 17.4 (2013): 93. PMC. Web. 13 June 2016.
  8. “Vitamin E Fact Sheet for Health Professionals.” National Institutes of Health. U.S. Department of Health & Human Services, 09 May 2016. Web. 27 May 2016.
  9. National Institute of Health. Vitamin E: Health Sheet for Consumers. Last updated May 9, 2016.
  10. Lobo, V. et al. Free Radicals, Antioxidants and Functional Foods: Impact on Human Health. Pharmacognosy Reviews 4.8 (2010): 118–126. PMC. Web. 13 June 2016.
  11. Jakus V. The role of free radicals, oxidative stress and antioxidant systems in diabetic vascular disease. Bratisl Lek Listy. 2000;101(10):541-51.
  12. Uttara, Bayani et al. Oxidative Stress and Neurodegenerative Diseases: A Review of Upstream and Downstream Antioxidant Therapeutic Options. Current Neuropharmacology 7.1 (2009): 65–74. PMC. Web. 13 June 2016.
  13. Thiele JJ, Hsieh SN, Ekanayake-Mudiyanselage S. Vitamin E: critical review of its current use in cosmetic and clinical dermatology. Dermatol Surg. 2005 Jul;31(7 Pt 2):805-13; discussion 813.
  14. Nicholas, Jacqueline Ann et al. Design of Oral Agents for the Management of Multiple Sclerosis: Benefit and Risk Assessment for Dimethyl Fumarate. Drug Design, Development and Therapy 8 (2014): 897–908. PMC. Web. 13 June 2016.
  15. Rizvi, Saliha et al. The Role of Vitamin E in Human Health and Some Diseases. Sultan Qaboos University Medical Journal 14.2 (2014): e157–e165. Print.
  16. Ziaei S, Kazemnejad A, Sedighi A. The effect of vitamin E on the treatment of menstrual migraine. Med Sci Monit. 2009 Jan;15(1):CR16-9.
  17. SHIASI ARANI, Kobra et al. Effect of Vitamin E and Metformin on Fatty Liver Disease in Obese Children- Randomized Clinical Trial. Iranian Journal of Public Health 43.10 (2014): 1417–1423. Print.
  18. Berneske, G. M. et al. Clinical Trial of High Dosage Vitamin E in Human Muscular Dystrophy. Canadian Medical Association Journal 82.8 (1960): 418–421.
  19. Ayres, Samuel, and Richard Mihan. Leg Cramps (Systremma) and ‘Restless Legs’ Syndrome — Response to Vitamin E (Tocopherol). California Medicine 111.2 (1969): 87–91.
  20. Baburao Jain, Anand, and Vaishali Anand Jain. Vitamin E, Its Beneficial Role in Diabetes Mellitus (DM) and Its Complications. Journal of Clinical and Diagnostic Research: JCDR 6.10 (2012): 1624–1628. PMC. Web. 13 June 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad