¿Qué Efecto Tiene una Dieta Alcalina en la Salud Intestinal?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el
dieta alcalina en la salud intestinal

Una dieta alcalina es una dieta de moda destinada a gestionar los niveles de acidez del cuerpo. Se dice que a través de las dietas alcalinas puedes consumir ciertos alimentos para ajustar la acidez de tu cuerpo o los niveles de pH para mejorar tu salud. [1] La escala de pH va de 0 (ácido) a 14 (básico o alcalino); 7 es neutro. [2]

El cuerpo utiliza los nutrientes y los electrolitos para mantener el equilibrio, el cual existe dentro de un estrecho rango de pH. El cuerpo requiere un entorno ligeramente alcalino entre 7,35 y 7,45, por lo general, entorno al 7.4. [3]

El cuerpo humano es una colección compleja de sistemas, órganos y fluidos que trabajan juntos para mantener la vida. Aunque algunos sistemas parecen más importantes que otros, cada uno tiene un propósito muy específico. Cuando sus diversas partes trabajan juntas en armonía, lo llamamos homeostasis. Si un solo sistema está desequilibrado, la homeostasis queda perturbada y la salud y el bienestar pueden sufrir las consecuencias. A pesar de que el pH del cuerpo es importante, es sólo uno de los muchos componentes que contribuyen a la homeostasis.

Los estudios demuestran que la dieta moderna aumenta los niveles de acidez del cuerpo. [4] Se dice que a través de una dieta alcalina puedes gestionar tus niveles de pH interno, especialmente, en tu intestino. El intestino tiene un papel muy importante en tu salud, pero antes de entrar en eso, vamos a echar un vistazo más detallado a esta dieta.

¿Qué Es una Dieta Alcalina?

A través de la dieta alcalina se ingieren alimentos con ciertos niveles de pH con el propósito de influir en la acidez del cuerpo. La idea tiene sentido, pero es importante entender que no es el nivel de pH de la comida en sí lo que importa, sino el efecto que ese alimento tiene en el cuerpo. [5] Por ejemplo, un limón en sí es ácido, pero una vez en el cuerpo, estimula la alcalinidad.

Las personas que siguen esta dieta, incluyendo celebridades como Jennifer Aniston, Gwyneth Paltrow y Victoria Beckham, [6] dicen experimentar beneficios como pérdida de peso, aumento de energía y una mejor resistencia a ciertas enfermedades. A pesar de su popularidad, los datos aún no han demostrado nada de esto.

Es difícil decir si la dieta alcalina realmente tiene algún efecto sobre el equilibrio del pH del cuerpo. El cuerpo humano debe regular y gestionar el pH pero utiliza agentes amortiguadores internos para lograrlo. El cuerpo regula automáticamente su propio equilibrio ácido-base, independientemente de lo que comas. [7]

Sin embargo, la dieta parece ofrecer beneficios reales en otros aspectos; en gran medida, se cree que es el resultado de una alimentación más saludable en general, dado que la dieta alcalina tiende a fomentar el consumo de alimentos con una buena cantidad de nutrientes y antioxidantes. La investigación sugiere que esta dieta ayuda a mantener los niveles adecuados de hormonas, la salud ósea y la masa muscular. [8]

¿La Dieta Alcalina Funciona?

Para determinar si una dieta “funciona”, es importante establecer metas e indicadores específicos. ¿Es un intento de bajar de peso? ¿Quieres obtener más energía? ¿Crear más musculo?

Desde un punto de vista puramente nutricional, la dieta alcalina es buena. Se centra, en gran medida, en frutas y verduras. Los investigadores sugieren que la ausencia de estos alimentos es lo que contribuye a muchos de los problemas de salud de hoy en día. [9] [10] Sin embargo, ten presente que cualquier dieta que incluya alimentos naturales te ayudará a cuidar mejor tu salud que una dieta que no los incluya. Pero es el hecho de comer alimentos sanos y naturales, no un cambio en los niveles de ácido, lo que conlleva estos beneficios.

Otro objetivo de la dieta alcalina es reducir la velocidad de la osteoporosis o detenerla. Se basa en la hipótesis de la ceniza ácida de la osteoporosis. Según esta hipótesis, una dieta alta en proteínas y granos, y baja en potasio provoca la pérdida de hueso. Algunos estudios sugieren que los hombres y las mujeres con mayor acidez en la sangre tienen una mayor tasa de pérdida de masa ósea.

Por desgracia, no parece que la investigación apoye esta afirmación. Los estudios no indican que una dieta alcalina prevenga una pérdida de calcio en la osteoporosis. [11] Las investigaciones recientes muestran que el entrecruzamiento del colágeno, una parte del proceso de formación de hueso, tiene un papel más directo en la osteoporosis. [12]

La conclusión es que tu cuerpo es un sistema complejo. Las vitaminas, minerales, ácidos grasos y otros nutrientes afectan a muchos sistemas diferentes. Antes de comenzar una dieta, considera cómo mide los resultados.

Medición de los Resultados de la Dieta

Los defensores de esta dieta afirman que su éxito se puede medir con el pH de la orina. Es cierto que los alimentos que consumes cambian el pH de la orina. Las carnes y quesos, por ejemplo, hacen que sea más ácida. Las frutas y verduras la hacen menos ácida. [13]

Sin embargo, la acidez de la orina por sí sola no es una prueba exacta. El estado ácido-alcalino de tu cuerpo es mucho más complejo de lo que un simple análisis de orina puede revelar y un estudio publicado en el British Journal of Nutrition sugiere que el pH de la orina puede ser una medida poco fiable. [14] La orina sólo se te indica la cantidad de ácido que has excretado. No proporciona la información completa sobre los niveles de pH internos en todo tu cuerpo. [15] Tienes un montón de diferentes líquidos en tu cuerpo y todos ellos tienen diferentes niveles de pH. El pH de la orina varía desde 4.6 a 8 [16], mientras que la sangre normalmente oscila alrededor de 7,4. [17]

Dicho esto, la dieta alcalina puede “funcionar”, pero no en la forma en que se podría pensar, o desear. De nuevo, es difícil equivocarse al comer muchas frutas y verduras.

Beneficios Potenciales de la Dieta

Tu cuerpo mantiene un estricto control sobre tus niveles de pH. Los alimentos que comes pueden alterar los niveles de ácido urinario, pero alteran poco el pH de cualquier otra manera. [18] La dieta alcalina puede no cumplir con sus alegaciones con respecto a influir en la acidez, pero eso no quiere decir que no contenga buenas recomendaciones dietéticas. Por el contrario, fomenta el consumo de muchos alimentos orgánicos, vegetales y ricos en vitamina C, selenio, hierro y zinc; todos ellos apoyan la salud intestinal y el sistema inmune. [19] Las espinacas, almendras, anacardos y cacahuetes contienen oxalatos que previenen las piedras en los riñones. [20] Los pimientos rojos, brócoli y zanahorias proporcionan grandes cantidades de vitamina A. Esto favorece la cicatrización y la recuperación de la piel, especialmente de enfermedades como el acné. [21]

Muchos de los alimentos sugeridos por la dieta alcalina proporcionan alternativas bajas en calorías y ricas en nutrientes a los hábitos dietéticos tradicionales. [22] Los alimentos bajos en calorías pueden mejorar los niveles de energía y ayudar a mantener un peso corporal saludable. [23] Al eliminar los alimentos con alto contenido de ácidos grasos omega-6, reducirás los niveles de ácido araquidónico que causa inflamación asociada con enfermedades del corazón y dolor en las articulaciones. [24] Una dieta alcalina también ayuda a evitar los alimentos procesados ??y azúcares refinados, ninguno de los cuales ofrecen beneficios nutricionales y ambos son causas comunes de insomnio. Eliminarlos de tu dieta puede ayudarte a disfrutar de un sueño más profundo y reparador. [25]

La “eficacia” de la dieta alcalina no tiene nada que ver con tus niveles de pH, sino que realmente muchos de sus beneficios provienen de comer alimentos orgánicos. Los nutrientes que obtendrás tienen un impacto mucho mayor en tu salud que el pH de la orina. La nutrición afecta tu salud intestinal y el bienestar general, más que cualquier otro factor.

El Papel de la Nutrición en la Salud y el Bienestar

La salud intestinal tiene una enorme influencia en tu salud en general; es por eso que recomiendo una limpieza regular para eliminar toxinas y estimular el intestino a estar en buenas condiciones y funcionando. La limpieza ayuda a muchos sistemas de tu cuerpo que están diseñados para trabajar juntos y fortalecerse mutuamente. Su funcionamiento en armonía es la definición de bienestar. Cuando le proporcionas a tu cuerpo una nutrición adecuada, ya sea que le llames “dieta alcalina” o de otra manera, estás fomentando un ambiente armonioso más adecuado para la homeostasis.

La Dieta Que Recomendamos para la Salud Intestinal

La nutrición y la limpieza se apoyan mutuamente y son dos de las cosas más importantes que puedes hacer para tu bienestar. Si estás buscando un plan de alimentación saludable, recomiendo una Dieta de Limpieza del Cuerpo. Se compone de frutas y verduras orgánicas, y sus beneficios son muchos: una nutrición increíble, eliminación de toxinas y un intestino sano. Puedes notar similitudes entre la Dieta de Limpieza del Cuerpo y la dieta alcalina. Ese no era mi objetivo pero los alimentos que se cree que ayudan a equilibrar el pH resultan ser los mismos que los que limpian y nutren mejor el cuerpo.

Comas lo que comas, trata de entender el papel de la nutrición en la salud. La comida es el combustible. Al igual que no pondrías un combustible malo en tu coche, no pongas una comida mala en tu cuerpo.

¿Qué consejos tienes para una alimentación saludable? Deja un mensaje a continuación y ¡comparte tus ideas!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (25)
  1. “What Is PH.” Brooklyn College. Brooklyn College, n.d. Web. 24 Mar. 2016.
  2. “What Is PH?” EPA.gov. United States Environmental Protection Agency, 22 Feb. 2016. Web. 24 Mar. 2016.
  3. Waugh A, Grant A. Anatomy and Physiology in Health and Illness. 10th edition. Philadelphia, Pa, USA: Churchill Livingstone Elsevier; 2007. Print.
  4. Pizzorno, Joseph, Lynda A. Frassetto, and Joseph Katzinger. “Diet-induced Acidosis: Is It Real and Clinically Relevant?” British Journal of Nutrition Br J Nutr (2009): 1. Web.
  5. Bliss, Rosalie Marion. “Plant Foods for Preserving Muscle Mass.” USDA. United States Department of Agriculture, 23 May 2008. Web. 24 Mar. 2016.
  6. “Top Diets Review for 2016.” NHS Choices. GOV.uk, n.d. Web. 24 Mar. 2016.
  7. Caroline, Nancy L., Bob Elling, and Nancy L. Caroline. Nancy Caroline’s Emergency Care in the Streets: 7th Edition. Burlington, MA: Jones and Bartlett Learning, 2013. 347-49. Print.
  8. Schwalfenberg, Gerry K. “The Alkaline Diet: Is There Evidence That an Alkaline pH Diet Benefits Health?” Journal of Environmental and Public Health 2012 (2012): 727630. PMC. Web. 24 Mar. 2016.
  9. Katz DL. Plant Foods in the American Diet? As We Sow…. The Medscape Journal of Medicine. 2009;11(1):25.
  10. Guenther, Patricia M., Kevin W. Dodd, Jill Reedy, and Susan M. Krebs-Smith. “Most Americans Eat Much Less than Recommended Amounts of Fruits and Vegetables.” Journal of the American Dietetic Association 106.9 (2006): 1371-379. Web.
  11. Fenton, Tanis R., Andrew W. Lyon, Michael Eliasziw, Suzanne C. Tough, and David A. Hanley. “Meta-Analysis of the Effect of the Acid-Ash Hypothesis of Osteoporosis on Calcium Balance.” Journal of Bone and Mineral Research 24.11 (2009): 1835-840. Web.
  12. Saito, M., and K. Marumo. “Collagen Cross-links as a Determinant of Bone Quality: A Possible Explanation for Bone Fragility in Aging, Osteoporosis, and Diabetes Mellitus.” Osteoporosis International Osteoporos Int 21.2 (2009): 195-214. Web.
  13. Remer, Thomas, and Friedrich Manz. “Potential Renal Acid Load of Foods and Its Influence on Urine PH.” Journal of the American Dietetic Association 95.7 (1995): 791-97. Web.
  14. Bonjour, Jean-Philippe. “Nutritional Disturbance in Acid–base Balance and Osteoporosis: A Hypothesis That Disregards the Essential Homeostatic Role of the Kidney.” British Journal of Nutrition Br J Nutr 110.07 (2013): 1168-177. Web.
  15. Brooks, David W. “Ph Of The Blood – Control Mechanisms.” University of Nebraska–Lincoln. University of Nebraska–Lincoln, n.d. Web. 12 Mar. 2016.
  16. “Urine PH Test.” Medline Plus. U.S. National Library of Medicine, 2 Nov. 2014. Web. 24 Mar. 2016.
  17. Kellum, John A. “Determinants of Blood pH in Health and Disease.” Critical Care 4.1 (2000): 6–14. PMC. Web. 24 Mar. 2016.
  18. De Santo, NG, G. Gapasso, G. Malnic, P. Anastasio, L. Spitali, and A. D’Angelo. “Effect of an Acute Oral Protein Load on Renal Acidification in Healthy Humans and in Patients with Chronic Renal Failure.” Journal of the American Society of Nephrology 8.5 (1997): 784-92. Web. 24 Mar. 2016.
  19. Kirkpatrick, Kristin, MS, RD, LD. “Eat These Foods to Boost Your Immune System – Health Essentials from Cleveland Clinic.” Health Essentials. Cleveland Clinic, 15 Jan. 2015. Web. 24 Mar. 2016.
  20. “Diet for Kidney Stone Prevention.” National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, Feb. 2013. Web. 24 Mar. 2016.
  21. Pappas, Apostolos. “The Relationship of Diet and Acne: A Review.” Dermato-endocrinology 1.5 (2009): 262–267. Print.
  22. “Low-Calorie, Lower Fat Alternative Foods.” National Heart, Lung, and Blood Institute. U.S. Department of Health & Human Services, n.d. Web. 24 Mar. 2016.
  23. Galgani, J, and E Ravussin. “Energy Metabolism, Fuel Selection and Body Weight Regulation.” International journal of obesity (2005) 32.Suppl 7 (2008): S109–S119. PMC. Web. 24 Mar. 2016.
  24. Sears, Barry, and Camillo Ricordi. “Anti-Inflammatory Nutrition as a Pharmacological Approach to Treat Obesity.” Journal of Obesity 2011 (2011): 431985. PMC. Web. 24 Mar. 2016.
  25. Zeng, Yawen et al. “Strategies of Functional Foods Promote Sleep in Human Being.” Current Signal Transduction Therapy 9.3 (2014): 148–155. PMC. Web. 24 Mar. 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad