¿Qué Son las Piedras de Riñón?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
que son las piedras de riñón

Pregunta qué se siente a cualquier persona que haya tenido un cálculo renal o piedra en el riñón y te contará una historia horrible de dolor y agonía. Los cálculos renales, que son depósitos minerales dentados, se forman en los riñones y pasan a través del tracto urinario. ¿Suena horrible? Lo es.

Si bien no hay manera de mantenerse inmune a desarrollar cálculos renales, hay pasos que puedes tomar para desalentar su formación. Echemos un vistazo a qué son realmente los cálculos renales, por qué se forman y lo que puedes hacer para reducir las posibilidades de desarrollarlos.

¿Qué Causa los Cálculos Renales?

Varios factores pueden causar cálculos renales; uno de los más comunes es el exceso de calcio. [1] Mientras que el calcio es un nutriente que el cuerpo necesita, si ingieres demasiado o los sistemas de procesamiento del cuerpo están desequilibrados, el calcio se puede acumular en los riñones y se une a los fosfatos y oxalatos para desarrollar piedras. Otras causas de los cálculos renales incluyen una orina ácida, infecciones en los riñones y predisposición genética. Las personas que han padecido cálculos renales con anterioridad son más propensas a padecerlos de nuevo. Factores secundarios como la obesidad, deshidratación y medicamentos también pueden fomentar la formación de las piedras del riñón. [2]

¿Por Qué Son Dolorosas las Piedras?

A veces, en comparación con el parto, los cálculos renales pueden ser una de las experiencias más dolorosas de la vida. El nivel de malestar es proporcional al tamaño de la piedra. Los cálculos más pequeños se pueden formar y pasar a través del tracto urinario casi sin notarlos. Las piedras más grandes, sin embargo, son una historia diferente. Con una forma como un vidrio roto y dentado, cada fracción de un milímetro que pasa a través del tracto urinario puede ser insoportable.

¿Cómo se Diagnostican los Cálculos Renales?

Dolor de espalda, dolor al orinar y sangre en la orina son algunos de los síntomas más evidentes de cálculos renales. Sin embargo, existen pruebas formales que pueden ayudar en una determinación precisa.

  • Análisis de orina – Una muestra de orina, un procedimiento bastante simple y no invasivo, puede detectar una infección o sustancias ligadas a la formación de cálculos.
  • Análisis de sangre – Analizan los niveles sanguíneos de calcio, ácido úrico, electrolitos y fósforo y pueden detectar desequilibrios que coinciden con la formación de cálculos. También pueden proporcionar información sobre la función renal.
  • Escáner – Aunque sea un poco más invasivo, las radiografías y tomografías computarizadas pueden detectar la ubicación, el tamaño de una piedra y, en ocasiones, la causa de su formación.

Eliminar las Piedras en los Riñones

Aunque sean dolorosas, la mayoría de las piedras se eliminan solas. Algunas, sin embargo, necesitan ayuda. Hay una serie de remedios caseros para evitar los cálculos renales y varios procedimientos a nivel hospitalario. Una solución eficaz, conocida como terapia de ondas de choque, se ha vuelto muy popular. Es un proceso en el que se envían ondas de choque a través del cuerpo para romper las piedras en trozos más pequeños que se eliminan más fácilmente. Nota interesante: el uso de una tabla de inversión (en inglés) es un excelente complemento a la terapia de ondas de choque.

En otro procedimiento conocido como la ureteroscopia, un instrumento largo similar a un tubo se inserta a través de la uretra para romper las piedras en partículas diminutas – es tan divertido como suena.

Por último, la cirugía es una opción, pero normalmente queda reservada para los casos más graves. Durante la cirugía, un urólogo inserta una pequeña herramienta a través de una incisión en la espalda para extraer la piedra.

¿Se Pueden Prevenir los Cálculos Renales?

No hay manera segura de prevenir los cálculos renales, pero existen algunas estrategias que fomentan la función normal de los riñones. Mantener un peso saludable y mantener el cuerpo hidratado debe ser básico para todo el mundo. La limpieza de riñón, el jugo de limón y comer alimentos que ayudan a los riñones también son buenas ideas. Además, los alimentos con alto contenido de betaína, un compuesto químico que se encuentra en los mariscos, la quinoa, la espinaca y la remolacha, pueden ayudar a combatir los cálculos renales equilibrando el pH de la orina. [3]

Aunque los cálculos renales contienen calcio, el calcio en la orina está influenciado por otros factores, incluyendo la ingesta de sodio, potasio y vitamina D. No es necesariamente el resultado de consumir un exceso de calcio en la dieta. [4] Sin embargo, si los cálculos renales son un problema recurrente para ti, evalúa si tu consumo de calcio es adecuado.

¿Has padecido cálculos renales? ¿Cuál te pareció ser la estrategia más importante para combatirlos? ¡Deja un comentario y dínoslo!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (4)
  1. Coe FL, Evan A, Worcester E. Kidney stone disease. The Journal of Clinical Investigation. 2005 October;115(10):2598-608.
  2. Malvinder S Parmar. Kidney stones. BMJ: British Medical Journal. June 12, 2005; 328(7453): 1420-1424.
  3. Frassetto L, Kohlstadt I. Treatment and prevention of kidney stones: an update. American Family Physician. 2011 December 1;84(11):1234-42.
  4. Trinchieri A. Diet and renal stone formation. Minerva Medica. 2013 February;104(1):41-54.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad