¿Qué Son los Radicales Libres?

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
¿Qué Son los Radicales Libres?

No es necesario mirar muchos anuncios de alimentos saludables para darse cuenta de cuántos mensajes de mercadeo y publicidad se centran en los antioxidantes y los radicales libres. Los vendedores hablan de los radicales libres como la causa del sufrimiento humano, mientras que los antioxidantes son la mejor defensa y el secreto de la inmortalidad.

Aunque los magos del “márketing” exageran la verdad, los radicales libres, de hecho, sí perjudican las moléculas de ADN y los antioxidantes pueden ayudar a reducir el daño que causan. Las mitocondrias de nuestras células son responsables de liberar la energía de las moléculas de los alimentos pero también librean los radicales libres que roban electrones como las especies de oxígeno reactivo y nitrógeno reactivo. Afortunadamente, los antioxidantes eliminan los radicales libres y evitan que causen daños mayores.

Los efectos a largo plazo del daño de los radicales libres (o el daño oxidativo) condujeron a la teoría mitocondrial del envejecimiento. La teoría mitocondrial del envejecimiento, como la teoría del envejecimiento de los radicales libres, dice que el estrés de los radicales libres provoca “envejecimiento”. Pero, la teoría mitocondrial del envejecimiento también afirma que los radicales libres dañan el ADN mitocondrial con frecuencia y, con el tiempo, el daño se acumula. Este “desgaste” normal del código genético dificulta la función de las mitocondrias. Cuando las mitocondrias no funcionan normalmente, la célula no recibe la energía que necesita y, en última instancia, la operación de la célula como un todo se ve afectada. Cuando esto sucede en millones y millones de células, el propio organismo envejece y su función biológica comienza a disminuir.

El lado positivo es que se puede reducir el daño de los radicales libres. Vamos a explorar los radicales libres, cómo nos afectan y su relación con los antioxidantes.

¿Qué Son los Radicales Libres?

Los radicales libres son átomos, iones o moléculas que contienen un electrón no apareado. El electrón desapareado lo vuelve inestable y altamente reactivo. En un proceso llamado oxidación, los radicales libres roban electrones de otras moléculas como grasas, proteínas, membranas celulares e incluso, de ADN que alteran la estructura fundamental de la molécula afectada. Puede que una molécula que esté desequilibrada no parezca una preocupación importante, pero la oxidación provoca una reacción en cadena al dañar el ADN de la célula, su estructura y su capacidad de funcionar. Con el tiempo, el daño oxidativo se acumula y contribuye al envejecimiento y a varias enfermedades degenerativas. [1]

¿De Dónde Vienen los Radicales Libres?

Hay muchos tipos de radicales libres, pero cuando hablamos de la salud, nos referimos a aquellos que contienen oxígeno en la molécula, conocidos colectivamente como especies reactivas del oxígeno (ROS, según sus siglas en inglés).

El oxígeno es un elemento esencial para la vida y cada célula de su cuerpo lo requiere para el metabolismo celular. Durante el metabolismo celular, las células utilizan el oxígeno para convertir los alimentos en una forma de energía que el cuerpo puede utilizar, llamada ATP. Los radicales libres son un subproducto natural. [2]

El metabolismo celular no es la única fuente de radicales libres. Los radicales libres generan y son generados por la inflamación, el estrés, la enfermedad y el envejecimiento. [3] Las fuentes ambientales peligrosas, como la contaminación, los metales tóxicos, el alcohol, el humo del cigarrillo, la radiación, los productos químicos industriales y los medicamentos nos exponen a los radicales libres. [1]

Evitar por completo los radicales libres no es posible ni deseable. A bajas concentraciones, los radicales libres son beneficiosos para el cuerpo humano. Su sistema inmunológico los utiliza para ayudar a defenderse de los patógenos. [4]

Como en todas las cosas, sin embargo, mantener un equilibrio correcto es crítico y los problemas comienzan cuando los radicales libres están totalmente fuera de equilibrio. Cuando los radicales libres abruman a su cuerpo, esto conduce al estrés oxidativo.

¿Qué Es el Estrés Oxidativo?

El estrés oxidativo es el daño oxidativo que resulta de un desequilibrio entre los radicales libres y la provisión de antioxidantes de su cuerpo. De acuerdo con la teoría de los radicales libres del envejecimiento (FRTA, según sus siglas en inglés), los organismos envejecen debido a los daños de los radicales libres acumulados en las células y el ADN. La teoría afirma que el daño acumulativo a los componentes celulares y el tejido conectivo conduce a las arrugas, la disminución de la capacidad física, el aumento de la susceptibilidad a la enfermedad y la muerte. [5] Aunque la teoría de los radicales libres del envejecimiento siga siendo controvertida, el estrés oxidativo contribuye a enfermedades degenerativas tales como artritis, enfermedades del corazón, hipertensión, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson, distrofia muscular y más. [1]

El Poder de los Antioxidantes Contra los Radicales Libres

Los radicales libres avanzan por su cuerpo en busca de comida: electrones para robar (o regalar) y no son muy exigentes. Necesitan pares de electrones con el fin de volverse estables y buscan desesperadamente moléculas para lograrlo. Los radicales libres se llevarán (o dejarán) un electrón, esté disponible o no, incluidos los de las frágiles moléculas de ADN, las proteínas y las grasas. Los antioxidantes detienen el daño de los radicales libres a las moléculas [6] aceptando o donando un electrón para que sea estable. Los antioxidantes son los únicos que se mantienen estables al donar un electrón. A menudo, se habla de las fuentes de antioxidantes en términos de su capacidad de captación de radicales libres. La “capacidad de eliminación de radicales libres” de los antioxidantes varía de uno a otro.

Los Antioxidantes Importantes

El cuerpo produce naturalmente algunos antioxidantes, como el glutatión, el ubiquinol y el ácido úrico. Es probable que usted ingiera muchos otros a través de su dieta o suplementos. Algunos de los antioxidantes más potentes provienen de las frutas y verduras en sus compuestos vegetales únicos llamados fitoquímicos. He aquí algunos ejemplos:

Las Antocianinas

Se encuentran más abundantemente en las bayas, la berenjena, la col roja, las uvas rojas y otros vegetales de colores vivos, pero las antocianinas son pigmentos de color púrpura comunes en todas las plantas. Son los que hacen que los arándanos sean azules y las frambuesas rojas. Las antocianinas proporcionan una amplia gama de beneficios para la salud. [7]

Los Polifenoles

Los polifenoles son un grupo de varios miles de fitoquímicos con propiedades antioxidantes. A menudo escuchamos hablar de los polifenoles en el chocolate, pero los científicos están empezando a publicar más e investigar más sobre un polifenol llamado curcumina, el compuesto activo curcuminoide de la cúrcuma. [8]

Los Curcuninoides

Estos compuestos de polifenol de cúrcuma se han analizado por sus innumerables beneficios para la salud. [8] Los curcuminoides protegen y cuidan la salud mediante la activación del sistema inmunológico, la protección del cerebro e influyendo en la expresión génica, entre otros efectos beneficiosos.

El Beta-caroteno

El beta-caroteno es un pigmento de color naranja rojizo que se encuentra naturalmente en las zanahorias, calabazas, batatas, mangos, espinacas, zapallos, tomates, melones y melocotones. En el interior del cuerpo, se convierte en vitamina A. Es importante tener en cuenta que, si bien el betacaroteno en sí es un antioxidante potente, los resultados de algunas investigaciones han cuestionado si la vitamina A tiene realmente alguna actividad antioxidante en absoluto. [9]

El Licopeno

El licopeno es un pigmento rojo brillante que se encuentra en los tomates, las sandías y las papayas. Al igual que el betacaroteno, el licopeno es un carotenoide: un tipo de fitoquímico con propiedades antioxidantes. El licopeno contribuye a un menor riesgo de cáncer de próstata, coágulos de sangre y accidentes cerebrovasculares. [10]

La Vitamina C

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, apoya el sistema inmunológico y la buena salud en general. También resulta ser un antioxidante. Buenas fuentes de vitamina C incluyen los pimientos rojo y amarillo, kiwis, brócoli, col, fresas y, por supuesto, las frutas cítricas como las naranjas y los limones.

La Vitamina E

La vitamina E es una vitamina soluble en grasa conocida por sus propiedades antioxidantes. El girasol y el aceite de cártamo, las verduras de hojas verdes, las nueces y las semillas son fuentes ricas de este antioxidante. La vitamina E también está fácilmente disponible tanto en multivitamínicos como en suplementos de vitamina-E.

El Selenio

El selenio es un mineral esencial y un antioxidante que es crucial para la salud de la tiroides. Nuestros cuerpos no producen selenio, por lo que es necesario obtenerlo de fuentes dietéticas o suplementos. Las nueces de Brasil, los champiñones y las setas shiitake, las habas, las semillas de chía y el arroz son todas buenas fuentes alimenticias de selenio.

Incorporar Antioxidantes en Su Dieta

En última instancia, disfrutar de una vida sana es producto de decisiones saludables y de su compromiso de seguir un estilo de vida saludable todos los días. Muchos alimentos comunes, especialmente las frutas y verduras, son ricos en antioxidantes y una dieta cuidadosamente planeada debe proporcionar todo lo que necesita. Los factores externos y ambientales, sin embargo, pueden exponernos a más radicales libres de los que la dieta sola puede gestionar. En estos casos, la suplementación puede ayudar.

Si está buscando un suplemento antioxidante, recomiendo MegaHydrate™. MegaHydrate es una mezcla patentada de antioxidantes potentes. Proporciona una protección excelente contra el daño de los radicales libres y ayuda a apoyar la producción de energía y la actividad metabólica. Como siempre, consulte a su profesional de la salud de confianza antes de comenzar cualquier nueva rutina de suplementación y asegúrese de que le está proporcionando a su cuerpo la nutrición que necesita.

Dr. Edward F. Group III, DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (10)
  1. Lobo, V. et al. “Free Radicals, Antioxidants and Functional Foods: Impact on Human Health.” Pharmacognosy Reviews 4.8 (2010): 118–126. PMC. Web. 14 Dec. 2016.
  2. Cadenas, E, and KJ Davies. “Mitochondrial Free Radical Generation, Oxidative Stress, and Aging.” Free Radical Biology & Medicine., vol. 29, 18 Oct. 2000, pp. 222–30. Accessed 14 Dec. 2016.
  3. Pham-Huy, Lien Ai, Hua He, and Chuong Pham-Huy. “Free Radicals, Antioxidants in Disease and Health.” International Journal of Biomedical Science?: IJBS 4.2 (2008): 89–96. Web. 14 Dec. 2016.
  4. Rahman, Khalid. “Studies on Free Radicals, Antioxidants, and Co-Factors.”Clinical Interventions in Aging 2.2 (2007): 219–236. Web. 14 Dec. 2016.
  5. Gemma C, Vila J, Bachstetter A, et al. “Oxidative Stress and the Aging Brain: From Theory to Prevention.” In: Riddle DR, editor. Brain Aging: Models, Methods, and Mechanisms. Boca Raton (FL): CRC Press/Taylor & Francis; 2007. Chapter 15.
  6. Nimse, Satish Balasaheb, and Dilipkumar Pal. “Free Radicals, Natural Antioxidants, and Their Reaction Mechanisms.” RSC Advances, vol. 5, no. 35, 12 Mar. 2015, pp. 27986–28006. Accessed 21 Dec. 2016.
  7. Lila, Mary Ann. “Anthocyanins and Human Health: An In Vitro Investigative Approach.” Journal of Biomedicine and Biotechnology 2004.5 (2004): 306–313.PMC. Web. 14 Dec. 2016.
  8. Gupta, Subash C., Sridevi Patchva, and Bharat B. Aggarwal. “Therapeutic Roles of Curcumin: Lessons Learned from Clinical Trials.” The AAPS Journal 15.1 (2012): 195–218. Web. 27 Jan. 2017.
  9. “Antioxidants and Free Radicals.” Rice.edu, Rice University. Accessed 21 Dec. 2016.
  10. Godman, Heidi. “Lycopene-Rich Tomatoes Linked to Lower Stroke Risk - Harvard Health Blog.” Harvard Health Publications, Harvard Medical School, 10 Oct. 2012. Accessed 14 Dec. 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad