Saludables Tazas Veganas de Mantequilla de Maní

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
Saludables Tazas Veganas de Mantequilla de Maní

Nada pone a prueba su fuerza de voluntad como las temporadas de fiesta conocidas como halloween, dias navideños y una que otra celebración familiar. Todo está al alcance y al mismo tiempo delicioso y terrible para usted. Y dado que se trata de un día especial, ¿un atracón de azúcar de un día es realmente tan malo?

Por desgracia, sí, porque nunca es sólo un día. Toda temporada de fiesta marca el comienzo de nuestro descenso colectivo a las profundidades de la gula, socialmente aceptada. Todos esos snacks secretos van sumando y no sólo en términos de calorías vacías. Están repletos de colorantes sintéticos, conservantes, saborizantes artificiales y azúcar refinada que provoca inflamación.

Mi antojo más fuerte son las tazas de mantequilla de maní. Si alguna vez ha leído la etiqueta de las tazas de mantequilla de maní que comúnmente conocemos, sabrá que es mejor no comer el tipo de tazas de maní que puede comprar en la tienda. Puede conseguir algo mucho mejor preparando sus propias tazas veganas de mantequilla de maní.

Las tazas caseras de mantequilla de maní pueden contener chocolate más saludable y menos de la mitad de las calorías (¡eso no significa que pueda comer el doble!). Estas tazas de mantequilla de maní saben muy bien y van a satisfacer cualquier antojo de dulces. En esta receta, he utilizado chocolate negro con un 60% de cacao y los resultados fueron muy ricos y satisfactorios, sobre todo si es generoso con la mantequilla de maní natural orgánica. Una vez que haya probado las tazas de mantequilla de maní hechas con chocolate de alta calidad (por no mencionar rico en antioxidantes) ya no querrá saber nada de los productos baratos, producidos en masa, imitando el chocolate y con mantequilla de maní hecha a base de polirricinoleato de poliglicerol que venden los grandes fabricantes de dulces.

El Origen y la Política de la Mantequilla de Maní

La mantequilla de maní parece ser un fenómeno exclusivamente estadounidense, pero el maní, en realidad, es una legumbre que se consume en todo el mundo. Originaria del este de Bolivia, la planta se extendió por toda América del Sur y el Caribe antes de que los exploradores españoles “descubrieran” por primera vez el maní en 1502 en la isla de La Española. Desde aquí, el maní viajó a España y luego a África. [1]

En la década de 1700, el maní se introdujo en los Estados Unidos por medio del comercio de esclavos africanos. El maní era incluso, una ración de alimento para los esclavos durante la traicionera travesía del Atlántico. [2] Una vez en EE.UU., el maní se seguía considerando como un alimento para los esclavos, los pobres y el ganado. El maní no se quitó esta reputación hasta la Guerra Civil, momento en el cual los desnutridos soldados confederados dependieron de este humilde alimento rico en grasa y proteínas. El maní se volvió una parte esencial de la dieta de los soldados confederados, pero no comían mantequilla de maní. En cambio, los sureños disfrutaban del maní tostado que todavía son uno de los snacks favoritos del sur. [3]

De hecho, tenemos que agradecerle a John Harvey Kellogg, conocido por los cereales Kellogg, la expansión de la popularidad de mantequilla de maní en el siglo XIX. [4] La pasta de maní triturada y cocida al vapor fue pensada originalmente como un alimento rico en proteínas que no era necesario masticar para los pacientes del sanatorio. Se hizo popular entre las clases altas, cuando los ex pacientes ricos volvían a casa. En ese momento, la mantequilla de maní todavía no había llegado a las masas. [5]

Sin embargo, esto cambió con la hidrogenación. En 1923, Heinz se convirtió en el primer fabricante de alimentos en añadir aceite hidrogenado a la mantequilla de maní, lo cual mejoró la estabilidad de almacenamiento y resolvió el problema de la separación del aceite. Finalmente, la mantequilla de maní estaba disponible para todo el mundo, pero el contenido de aceite hidrogenado siguió aumentando. Algunas marcas contenían hasta un 25% de aceite hidrogenado y sólo un 75% de mantequilla de maní. [6]

Durante 12 años, la FDA y los fabricantes de alimentos discutieron sobre el porcentaje apropiado de maní que debe contener la mantequilla de maní. En última instancia, la mantequilla de maní estaba descrita como un producto que contenía al menos un 90% de maní y no más del 10% de ingredientes opcionales, tales como sal, aceite y azúcar. Como todos sabemos, el contenido de grasas trans en el aceite hidrogenado es terrible para la salud del corazón. [6] Dado que las grasas trans están saliendo del suministro de alimentos de Estados Unidos, hemos notado un cambio de vuelta a la mantequilla de maní “natural”, que sólo debe contener cacahuetes molidos y un poco de sal.

Por desgracia, muchos fabricantes de mantequilla de maní están añadiendo aceite de palma, una grasa saturada a su mantequilla de maní sin revolver. [7] Recomiendo encarecidamente la mantequilla de maní antigua, el tipo que tiene separación de aceite, todo lo que tiene que hacer es agitarla. Tiene una mejor textura y más sabor a maní que la mantequilla de maní hidrogenada o con aceite de palma. El aceite de palma no sólo es insostenible en términos ecológicos y está envuelta en controversia, [8] [9] sino que también vuelve la mantequilla de maní más grasa y menos agradable al paladar. Para esta receta, yo usé ??mantequilla de maní natural (sólo maní y sal) y funcionó de maravilla.

Lea Esto Antes de Trabajar con Chocolate

Primero y ante todo, use un delantal, no se arrepentirá. ¡La ropa manchada de chocolate es realmente un problema! Trate de evitar el uso de paños de cocina. El chocolate puede hacer muchos desastres y una vez que se solidifica es difícil de lavar; es mejor usar toallas de papel y forrar la superficie de trabajo con papel encerado.

Tenga cuidado de que no le caiga nada de agua en el chocolate porque el agua arruina el chocolate. Si comete este error, NO MEZCLE el agua en el chocolate porque se pondrá feo y extrañamente granulado. Sólo tiene que tomar rápidamente una cuchara y sacar toda el agua y el chocolate dañado.

Receta: Tazas Veganas de Mantequilla de Maní

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Tiempo de enfriamiento: 15-20 minutos, dependiendo del chocolate
  • Tiempo total: 35 minutos
  • Porciones: 9 porciones

Ingredientes

  • ? taza de mantequilla de maní orgánico, agitar para incorporar el aceite
  • 3 cucharadas de azúcar fina de coco
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla puro orgánico
  • 1 cucharadita de sal cristalina del Himalaya
  • 1 ½ taza de chips de chocolate veganas

Utensilios

  • Delantal, muy recomendable
  • Papel de cera, opcional
  • Cacerola para baño maría o bol y olla aptos para horno
  • Palillo
  • Espátula de silicona
  • Moldes para cupcakes o chocolate

Instrucciones

  1. Comience fundiendo las virutas de chocolate a fuego medio-bajo en su cacerola para baño maría. Esto tomará unos 10-15 minutos. Preste atención a su progreso y mezcle de vez en cuando.
  2. Mientras se derrite el chocolate, agite la mantequilla de maní, azúcar de coco, vainilla y sal en un recipiente limpio, esto sólo debe tomar un minuto. Una vez que se forme una masa de maní, meta el recipiente en el congelador para hacer que la masa se vuelva un poco más fácil de manipular. La sacará para el paso 5.
  3. Mezcle el chocolate fundido utilizando un palillo o una espátula de silicona pequeña hasta que todas las virutas se hayan fundido completamente en un líquido. Si esto toma más de unos pocos minutos, puede subir la intensidad a fuego medio durante un minuto o dos para derretir las virutas más rápido.
  4. Una vez que el chocolate se haya derretido completamente, retire del fuego y deje el recipiente con el chocolate derretido en su área de trabajo. Con cuidado, vierta una capa fina de chocolate en las camisas para cupcakes. Use una cuchara pequeña o su palillo para suavizar el chocolate en una capa uniforme. Mantenga el chocolate caliente dejando el contenedor sobre el agua caliente de nuevo.
  5. Saque su masa de maní del refrigerador. Saque pedacitos y forme bolas, aplane en discos que sean ligeramente más pequeños que el molde. Con cuidado, coloque la capa de mantequilla de maní sobre el chocolate.
  6. Vierta el chocolate restante por encima de los moldes. Si está usando camisas para cupcakes, utilice su palillo para que la parte superior del chocolate no quede con bultos ni se vea irregular.
  7. Con cuidado, coloque sus tazas de mantequilla de maní en el refrigerador para enfriar durante al menos 20 minutos. ¡Ya las puede disfrutar!

Consejos para Trabajar con Chocolate

Este proyecto es más fácil si tiene una cacerola para el baño maría, pero no es imprescindible. Si no tiene una cacerola para el baño maría, sólo tendrá que poner el chocolate en un recipiente apto para el horno, meter este recipiente en una olla con unas pocas pulgadas de agua y fundir el chocolate. Una vez que el chocolate se haya derretido completamente, use un utensilio robusto como una cuchara de madera para levantar el recipiente sin agua ni vapor. Sujete el recipiente, ya sea con una toalla de papel doblada o un guante de silicona.

El chocolate derretido podría no extenderse uniformemente (o en absoluto) al verter en las camisas para cupcakes o moldes. Sólo tiene que utilizar un palillo o una cuchara para aplanar la masa. Tenga cuidado de cubrir todo el fondo en una capa uniforme cuando distribuya el chocolate. Trate de hacer las capas de chocolate lo más finas posible. Si accidentalmente vierte demasiado chocolate, sólo tiene que apretar la pasta de mantequilla de maní un poco más cuando la agregue a la camisa o molde.

¿Ha intentado preparar sus propios chocolates o tazas de mantequilla de maní? ¡Deje un comentario y díganos cómo le fue!

Dr. Edward F. Group III, DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM

Referencias (9)
  1. Smith, Andrew F. Peanuts: The Illustrious History of the Goober Pea (the Food Series). N.p.: University of Illinois Press, 2006. Book.
  2. Palmer, Brian. Why Do Americans Love Peanut Butter? Slate Magazine, 9 Feb. 2009. Web. 19 Oct. 2016.
  3. Moss, Robert, and Serious Eats. “The Real Origins of the Boiled Peanut.” N.p., 12 Aug. 2015. Web. 19 Oct. 2016.
  4. Texas, State of. Dr. John Harvey Kellogg – Inventor of Kellogg’s Corn Flakes. UT health science center library. Sept. 2016. Web. 19 Oct. 2016.
  5. Michaud, Jon, et al. “A CHUNKY HISTORY OF PEANUT BUTTER” Page-Turner. The New Yorker, 16 July 2014. Web. 19 Oct. 2016.
  6. Hamblin, James. “The Quest for Purity Through Peanut Butter.” The Atlantic, 23 June 2016. Web. 19 Oct. 2016.
  7. Tracy, Erika. What Is Natural Peanut Butter? — grower tour. The Kitchn, 29 Oct. 2014. Web. 19 Oct. 2016.
  8. Schaeffer, Ashley, and Rainforest Action Network. Palm Oil is Causing Mass Deforestation, Killing Animals – and It’s Making Us Sick. One Green Planet, 2016. Web. 19 Oct. 2016.
  9. Neslen, Arthur. “Greenpeace Blockades IOI Palm Oil Refinery in Rotterdam Port.” The Guardian. The Guardian, 28 Sept. 2016. Web. 19 Oct. 2016.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad