¿Qué es el Intestino Permeable? Causas, Síntomas y Remedios

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en

El intestino permeable se caracteriza por tener perforaciones de la pared intestinal que permiten que las moléculas o microorganismos entren al torrente sanguíneo. Este fenómeno es un profundo fracaso de los intestinos en su deber de actuar como barrera protectora. El síndrome de intestino permeable es difícil de diagnosticar; muchos médicos no saben qué buscar en el diagnóstico de pacientes que experimentan una compleja matriz de síntomas.

¿Qué Es Exactamente el Intestino?

El intestino abarca la mucosa intestinal (revestimiento), la comunidad microbiana (y sus genes) en los intestinos, y el sistema inmune y los nervios. Además de ser el órgano más importante del sistema digestivo, el intestino es el mayor órgano inmunológico,[1] con aproximadamente 2,700 pies cuadrados (250 metros) de área de superficie.[2] Comer o beber expone esta área del tamaño de una pista de tenis al mundo exterior. Se supone que las moléculas digeridas (micro, macro y fitonutrientes) en los alimentos se deben filtrar por la mucosa intestinal, que se compone de células epiteliales en la superficie del intestino delgado. El contenido de los intestinos se supone que debe permanecer en la luz intestinal y continuar el viaje hacia el colon.[3] Pero, con un intestino permeable, el contenido del intestino se puede escapar, sin control, entre las células epiteliales del intestino.[4]

Los espacios entre las células intestinales, conocidos como uniones oclusivas, se supone que forman un sello entre el interior de la luz intestinal y el resto del cuerpo. Cuando las uniones estrechas no están lo suficientemente apretadas, las cosas se escapan más allá de los porteros intestinales hasta el torrente sanguíneo. A partir de aquí, los patógenos, toxinas y antígenos pueden circular por todo el cuerpo, causando estragos y provocando una respuesta inflamatoria sistémica.[4] Los huecos entre las células de la mucosa intestinal se asocian con una gran variedad de trastornos y síndromes que incluyen:

  • La enfermedad inflamatoria intestinal (IBD)
  • El síndrome del intestino irritable (IBS)
  • La diabetes tipo 1
  • La artritis reumatoide (RA)[4]
  • Alergias a los alimentos
  • La enfermedad celíaca[5]
  • El asma[6]
  • El autismo[7]
  • El Parkinson[8]

¿Qué Causa el Intestino Permeable?

Las uniones oclusivas no son una barrera perfecta. Hay varios factores que pueden causar que se relajen o se contraigan: dieta, medicamentos, hormonas, inflamación y mucho más. Cuando las uniones oclusivas se relajan o contraen, su función puede verse interrumpida.[9]

1. La Dieta

Hay pocas cosas que afectan a la salud tanto como la dieta. Varios delincuentes principales parecen contribuir al desarrollo del intestino permeable:

  • Alcohol: Cuando el cuerpo humano metaboliza el alcohol, el acetaldehído, un producto metabólico, puede aumentar la permeabilidad intestinal.[10]
  • Azúcar: El azúcar y los edulcorantes artificiales causan inflamación que pone en peligro la salud del intestino. Además, un análisis de orina que mida la glucosa en la orina es un indicador útil de la gravedad del intestino permeable.[11]
  • Productos lácteos: Los productos lácteos están vinculados a trastornos gastrointestinales – en particular, entre las personas en el espectro del autismo.[12]
  • El gluten: El consumo de gluten contribuye al aumento de la permeabilidad intestinal en personas con sensibilidad al gluten.[13]
  • Aditivos: los aditivos alimentarios industriales tales como emulsionantes, disolventes, transglutaminasa microbiana, glucosa y la sal contribuyen al síndrome del intestino permeable.[14]
  • Pesticidas: El glifosato altera las bacterias del intestino que pueden contribuir al desarrollo de la permeabilidad intestinal.[15]

2. Candida

Varias especies de Candida son conocidas por alterar la composición de la microbiota intestinal. El desequilibrio resultante en la microbiota se llama disbiosis.[16] Estas perturbaciones pueden conducir al desarrollo de trastornos digestivos incluyendo el intestino permeable.[17]

3. Estrés Crónico

No es ningún secreto que el estrés afecta negativamente a su salud [18, 19] pero especialmente, pasa factura a la salud intestinal. El estrés psicológico aumenta la presencia de citoquinas inflamatorias, una clase de proteínas señalizadoras creadas por el sistema inmune que contribuyen al desarrollo del intestino permeable. Los estudios en animales han demostrado que tanto el estrés psicológico como físico comprometen la integridad de la barrera intestinal. [20]

4. Toxinas Ambientales

El entorno está inundado de sustancias y químicos nocivos, muchos de los cuales suponen un riesgo importante para su salud. Mercurio, [21] BPA, [22], fungicidas e insecticidas, [23] todos ellos pueden afectar negativamente a la permeabilidad intestinal.

5. Medicamentos

Los medicamentos no esteroideos antiinflamatorios (AINE), como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno han demostrado una tendencia a aumentar la permeabilidad intestinal y provocar inflamación. [24]

6. Deficiencia de Zinc

El zinc es un oligoelemento esencial que apoya el sistema inmunológico [25] y juega un papel importante en las enfermedades del intestino irritable. La deficiencia de zinc puede conducir a la permeabilidad intestinal, mientras que la suplementación con zinc apoya la función de las uniones oclusivas. [26]

Los Síntomas del Síndrome de Intestino Permeable

Se podría pensar que los síntomas del intestino permeable son todos los trastornos digestivos pero, dado que el intestino permeable permite que los cuerpos extraños entren en el torrente sanguíneo, puede ejercer una amplia gama de efectos en el cuerpo en general y producir una variada gama de síntomas. Algunos de los síntomas más obvios incluyen alergias, [27] trastornos cardiovasculares [28] y una multitud de trastornos metabólicos. [29, 30, 31] El síndrome de fatiga crónica y la depresión son condiciones separadas y únicas, pero ambas son conocidas por comprometer la integridad de la mucosa intestinal. [31, 32]

La permeabilidad intestinal permite a los microbios externos acceder directamente a la corriente sanguínea. En respuesta, el sistema inmunológico libera anticuerpos, [34], que por error se unen a las proteínas normales en la sangre, etiquetándolas para la acción inmune. Afortunadamente, hay maneras de aliviar la carga de vivir con un intestino permeable.

¿Cuál Es La Mejor Solución Para El Intestino Permeable?

Una dieta saludable es una de las medidas más eficaces para ayudar a gestionar el intestino permeable. Los alimentos que son fuente de probióticos son útiles para mitigar los efectos de la enfermedad. [35] Nutrientes como la glutamina y la curcumina apoyan el ambiente intestinal equilibrando la respuesta inmune demasiado estimulada y el estrés oxidativo que debilita la pared intestinal. [36]

Monitorear lo que entra en su cuerpo es uno de los mejores remedios naturales para gestionar el intestino permeable. Si sufre de un trastorno digestivo, ya sea el intestino permeable, el síndrome del intestino irritable, la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o cualquiera de los muchos trastornos asociados con la hiperpermeabilidad, trate de mantener un diario de los alimentos diarios para identificar los alimentos que desencadenan los síntomas. Si experimenta frecuentes ataques de asma, es el momento de hacer cambios significativos en el estilo de vida, como la incorporación de los mejores alimentos para el intestino permeable en su dieta para apoyar su salud y calidad de vida.

¿Tiene experiencia con el intestino permeable? ¿Qué información nos puede ofrecer? Deje un mensaje a continuación y comparta sus ideas.

Referencias (36)
  1. Moens, E, and M Veldhoen. “Epithelial Barrier Biology: Good Fences Make Good Neighbours.” Immunology. 135.1 (2011): 1–8. Web. 21 Dec. 2016.
  2. “About the Small & Large Intestines.” Children’s Hospital of Pittsburg. Children’s Hospital of Pittsburgh, 2016. Web. 21 Dec. 2016.
  3. Purves, William K., et al. Life: The Science of Biology. N.p.: Sinauer, 2004. Print. 21 Dec. 2016.
  4. Lee, Sung Hee. “Intestinal Permeability Regulation by Tight Junction: Implication on Inflammatory Bowel Diseases.” Intestinal Research 13.1 (2015): 11–18. Web. 21 Dec. 2016.
  5. Groschwitz, Katherine R., and Simon P. Hogan. “Intestinal Barrier Function: Molecular Regulation and Disease Pathogenesis.” J Allergy Clin Immunol 124.1 (2014): 3–22. Web. 21 Dec. 2016.
  6. Walker J, Dieleman L, Mah D, Park K, Meddings J, Vethanayagam D. High prevalence of abnormal gastrointestinal permeability in moderate-severe asthma. Clin Invest Med. 2014 Apr 1;37(2):E53-7.
  7. de Magistris L, Familiari V, Pascotto A, Sapone A, Frolli A, Iardino P, Carteni M, De Rosa M, Francavilla R, Riegler G, Militerni R, Bravaccio C. Alterations of the intestinal barrier in patients with autism spectrum disorders and in their first-degree relatives. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2010 Oct;51(4):418-24. doi: 10.1097/MPG.0b013e3181dcc4a5.
  8. Conlon M, Bird A. The Impact of Diet and Lifestyle on Gut Microbiota and Human Health. Nutrients. 2015 Jan; 7(1): 17–44.
  9. Lee S. Intestinal Permeability Regulation by Tight Junction: Implication on Inflammatory Bowel Diseases. Intest Res. 2015 Jan; 13(1): 11–18.
  10. Purohit V, Bode J, Bode C, Brenner D, Choudhry M, Hamilton F, Kang Y, Keshavarzian A, Rao R, Sartor R, Swanson C, Turner J. Alcohol, Intestinal Bacterial Growth, Intestinal Permeability to Endotoxin, and Medical Consequences. Alcohol. Author manuscript; available in PMC 2009 Aug 1.
  11. Rao AS, Camilleri M, Eckert DJ, Busciglio I, Burton DD, Ryks M, Wong BS, Lamsam J, Singh R, Zinsmeister AR. Urine sugars for in vivo gut permeability: validation and comparisons in irritable bowel syndrome-diarrhea and controls. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2011 Nov;301(5):G919-28. doi: 10.1152/ajpgi.00168.2011. Epub 2011 Aug 11.
  12. Whiteley P, Shattock P, Knivsberg AM, Seim A, Richest K, Todd L, Carr K, Hooper M. Gluten- and casein-free dietary intervention for autism spectrum conditions. Front Hum Neurosci. 2012; 6: 344.
  13. de Punder K, Pruimboom L. The Dietary Intake of Wheat and other Cereal Grains and Their Role in Inflammation. Nutrients. 2013 Mar; 5(3): 771–787.
  14. Lerner A, Matthias T. Changes in intestinal tight junction permeability associated with industrial food additives explain the rising incidence of autoimmune disease. Autoimmun Rev. 2015 Jun;14(6):479-89. doi: 10.1016/j.autrev.2015.01.009. Epub 2015 Feb 9.
  15. Samsel A, Seneff S. Glyphosate, pathways to modern diseases II: Celiac sprue and gluten intolerance. Interdiscip Toxicol. 2013 Dec; 6(4): 159–184.
  16. Leclercq S, Matamoros S, Cani P, Neyrinck A, Jamar F, Stärkel P, Windey K, Tremaroli V, Bäckhed F, Verbeke K, de Timary P, Delzenneb N. Intestinal permeability, gut-bacterial dysbiosis, and behavioral markers of alcohol-dependence severity. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014 Oct 21; 111(42): E4485–E4493.
  17. Schulze J, Sonnenborn U. Yeasts in the Gut: From Commensals to Infectious Agents. Dtsch Arztebl Int. 2009 Dec; 106(51-52): 837–842.
  18. National Institute of Mental Health. Fact Sheet on Stress.
  19. MedlinePlus. Stress and Your Health.
  20. Bested A, Logan A, Selhub E. Intestinal microbiota, probiotics and mental health: from Metchnikoff to modern advances: Part II – contemporary contextual research. Gut Pathog. 2013; 5: 3.
  21. FDA. DAMS Fact Sheets on Mercury Exposure.
  22. Braniste V, Jouault A, Gaultier E, Polizzi A, Buisson-Brenac C, Leveque M, Martin P, Theodorou V, Fioramonti J, Houdeaua E. Impact of oral bisphenol A at reference doses on intestinal barrier function and sex differences after perinatal exposure in rats. Proc Natl Acad Sci U S A. 2010 Jan 5; 107(1): 448–453.
  23. Cohen M. Environmental toxins and health--the health impact of pesticides. Aust Fam Physician. 2007 Dec;36(12):1002-4.
  24. Sigthorsson G, Tibble J, Hayllar J, Menzies I, Macpherson A, Moots R, Scott D, Gumpel M, Bjarnason I. Intestinal permeability and inflammation in patients on NSAIDs. Gut. 1998 Oct; 43(4): 506–511.
  25. National Institutes of Health. Zinc Fact Sheet for Consumers.
  26. MedlinePlus. Zinc in Diet.
  27. Perrier C, Corthésy B. Gut permeability and food allergies. Clin Exp Allergy. 2011 Jan;41(1):20-8. doi: 10.1111/j.1365-2222.2010.03639.x. Epub 2010 Nov 11.
  28. Sandek A, Rauchhaus M, Anker SD, von Haehling S. The emerging role of the gut in chronic heart failure. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2008 Sep;11(5):632-9. doi: 10.1097/MCO.0b013e32830a4c6e.
  29. Bounous G, McArdle AH, Hodges DM, Hampson LG, Gurd FN. “Biosynthesis of intestinal mucin in shock: relationship to tryptic hemorrhagic enteritis and permeability to curare.” Ann Surg. 1966 Jul; 164(1): 13–22.
  30. Vajro P, Paolella G, Fasano A. MICROBIOTA AND GUT-LIVER AXIS: A MINI-REVIEW ON THEIR INFLUENCES ON OBESITY AND OBESITY RELATED LIVER DISEASE. J Pediatr Gastroenterol Nutr. Author manuscript; available in PMC 2014 May 1.
  31. Schnabl B. Linking intestinal homeostasis and liver disease. Curr Opin Gastroenterol. Author manuscript; available in PMC 2014 Jul 1.
  32. Maes M, Leunis JC. Normalization of leaky gut in chronic fatigue syndrome (CFS) is accompanied by a clinical improvement: effects of age, duration of illness and the translocation of LPS from gram-negative bacteria. Neuro Endocrinol Lett. 2008 Dec;29(6):902-10.
  33. Maes M, Kubera M, Leunis JC. The gut-brain barrier in major depression: intestinal mucosal dysfunction with an increased translocation of LPS from gram negative enterobacteria (leaky gut) plays a role in the inflammatory pathophysiology of depression. Neuro Endocrinol Lett. 2008 Feb;29(1):117-24.
  34. Ruff W, Vieira S, Kriegel M. The Role of the Gut Microbiota in the Pathogenesis of Antiphospholipid Syndrome. Curr Rheumatol Rep. 2015 Jan; 17(1): 472.
  35. Rao R, Samak G. Protection and Restitution of Gut Barrier by Probiotics: Nutritional and Clinical Implications. Curr Nutr Food Sci. 2013 May 1; 9(2): 99–107.
  36. Rapin JR, Wiernsperger N. Possible links between intestinal permeability and food processing: A potential therapeutic niche for glutamine. Clinics (Sao Paulo). 2010 Jun;65(6):635-43. doi: 10.1590/S1807-59322010000600012.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad