Se relaciona el ver la TV con comer de manera poco saludable

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
comeindo hamburguesas

Existe un viejo dicho que dice que la televisión pudre el cerebro. Si bien esto no puede ser literalmente cierto, hay formas en que puede contribuir a arruinar la salud. Un meta-estudio recientemente publicado realizado por investigadores de Escuela del Deporte, Ejercicio y Ciencias de la Salud (SSEHS por sus siglas en inglés) de la Universidad de Loughboroug, en Inglaterra, ha puesto de relieve los peligros potenciales para la salud de pasar demasiado tiempo frente a la pantalla.

Se recopilaron datos de 53 estudios independientes internacionales que se centraron en el comportamiento sedentario en lo que respecta a los hábitos dietéticos y de ver televisión. Se encontró una fuerte relación entre ver una gran cantidad de televisión y una creciente ingestión de alimentos nutricionalmente pobres como refrigerios altos en calorías, comida rápida y refrescos. También se identificó una reducción en el consumo de frutas y verduras.

Doble acción

Según la Dra. Natalie Biddle, autora principal de la investigación, la influencia negativa de la televisión se debe a una combinación de factores interrelacionados. El bombardeo constante de anuncios publicitarios durante las pausas comerciales e incluso dentro de la programación real puede estimular decisiones poco saludables relacionadas con la alimentación. Cuando esta influencia se combina con la exposición regular a las cortas explosiones de estimulación auditiva y visual muy específicas, tiene un efecto muy real en el lapso de atención del espectador y puede afectar su capacidad de tomar decisiones con fundamento apropiadamente.

Las actividades normales asociados con el ver televisión, como el surfeo por los canales y uso de “TiVo”, también recompensan el comportamiento impulsivo. Cuando los espectadores ven un alimento anunciado, existe una gran probabilidad de que lo van a querer, incluso si no están realmente hambrientos. Si la comida no está fácilmente disponible, pueden perder el interés y regresar a su asiento con las manos vacías… o puede que en su lugar tomen lo mejor que tengan cerca en la cocina y esto podría ser inferior a lo nutricionalmente ideal.

No sólo los hábitos que comienzan mirando la TV generalmente conducen al aumento del consumo de refrigerios y a las malas prácticas alimentarias, el sedentarismo propio de ver televisión también tiene un alto costo para la salud del espectador y la apariencia física.

Alternativas

La forma más sencilla de evitar estos y otros riesgos para la salud relacionados con el ver televisión en exceso es simplemente ver menos televisión. Aun sin tener en cuenta las últimas conclusiones de la Universidad de Loughborough, el reducir el tiempo de la televisión a un máximo de tres o cuatro horas a la semana sigue siendo una buena idea. La reducción de la cantidad de horas que vemos televisión puede traer como resultado el tener un montón de tiempo libre disponible para encontrar nuevos pasatiempos. Además, pasar el tiempo extra compartiendo con los amigos y la familia o lo utilizándolo para ponernos al día con la lectura será mucho más gratificante.

¿Qué piensa usted de los resultados de este meta-estudio? ¿Cómo encaja la TV en su día? ¡Vamos a debatirlo en los comentarios que aparecen a continuación!

Dr. Edward F. Group III, DC, ND, DACBN, DCBCN, DABFM

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2017 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad