La Importancia Del Yodo Para La Salud De Tiroides

Dr. Group
por Dr. Edward Group DC, NP, DACBN, DCBCN, DABFM
Publicada el , Última Actualización en
La ensalada de algas marinas está llena de yodo que es beneficioso para la salud de la tiroides.

El yodo es un nutriente esencial, significa que el cuerpo humano lo necesita para muchas funciones esenciales pero que no lo puede sintetizar por sí mismo. Sin suficiente yodo, la glándula de tiroides no puede producir las hormonas de tiroides que regulan el crecimiento, metabolismo y otros proceso importantes en el cuerpo. Cuando esto sucede, los niveles de energía se bajan, las hormonas se empiezan a desequilibrar, y los estados físicos y emocionales son afectados. Aquí veremos más acerca de todo lo que necesita saber sobre el yodo y la relación especial con la tiroides.

¿Porque el Yodo es Esencial Para la Tiroides?

La glándula de la tiroides necesita yodo para producir hormonas de tiroides triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), necesaria para el corazón, cerebro, y función muscular.

La tiroides es una glándula endocrina con forma de mariposa situada en la parte frontal del cuello debajo de la laringe (caja de voz). Apodado la “glándula maestra,” la tiroides juega un papel crítico en la salud. La glándula de la tiroides necesita yodo para producir hormonas de tiroides, las más conocidas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4). El nombre corto se refiere al número de moléculas de yodo que estas hormonas contienen, T3 tienen tres moléculas de yodo, T4 tiene cuatro. T3 y T4 regulan el metabolismo del cuerpo. El corazón, cerebro, y función muscular dependen de las hormonas de la tiroides como T3 y T4.

Yodo y Trastornos de la Tiroides

Alrededor del 12 por ciento del total de la población Estadounidense puede experimentar enfermedades de tiroides que surgen en algún momento de su vida.

De acuerdo a la Asociación Americana de la Tiroides, aproximadamente 20 millones de estadounidenses tienen algún tipo de enfermedad tiroidea, y alrededor del 12 por ciento del total de la población Estadounidense puede experimentar enfermedades de tiroides que surgen en algún momento de su vida. Para aquellos que padecen actualmente de un trastorno de la tiroides, más de la mitad no lo saben.[1]

Yodo y Hipotiroidismo

El hipotiroidismo se refiere a una tiroides poco activa que no produce suficientes hormonas tiroideas. Cerca del cinco por ciento de la población estadounidense mayores de doce años de edad tienen un desorden endocrino, con una incidencia significativamente mayor en mujeres que en hombres y personas mayores de 60 años.[2] Los síntomas, que pueden ser leves al inicio, incluyen[2]:

  • Fatiga
  • Depresion
  • Aumento de peso inexplicable
  • Intolerancia a las temperaturas frías
  • Uñas fragiles
  • Dolor muscular y articulaciones
  • Bocio (hinchazón de la glándula tiroides)
  • Presion arterial baja
  • Colesterol elevado

Sin una intervención, los síntomas pueden progresar lo que incluye:

  • Periodos menstruales irregulares
  • Cara, manos o pies hinchados
  • Discapacidad auditiva
  • Ronquidos
  • Piel y cabello seco
  • Cabello delgado

Si bien factores genéticos, discapacidades congénitas, trastornos autoinmunes como la enfermedad de Hashimoto, cirugía de tiroides, tratamiento con radiación, embarazo o el uso prolongado de ciertos medicamentos pueden causar hipotiroidismo, deficiencia de yodo es la causa más común en todo el mundo.[3, 4, 5]

deficiencia de yodo y enfermedad autoinmune son la causa principal de hipotiroidismo.

Si bien los alimentos ricos en yodo están disponibles, la causa más común de hipotiroidismo primario es la tiroiditis autoinmune, una inflamación de la glándula tiroides.[5] Hipotiroidismo secundario es el término usado que se refiere a una tiroides poco activa debido a la falla de la glándula pituitaria que indica la producción de hormona tiroidea a través de la liberación de la hormona estimulante de la tiroides (TSH).[6]

Yodo y Hipertiroidismo

Una tiroides hiperactiva causa hipertiroidismo. Con esta condición, la tiroides libera en exceso de tiroxina (T4), lo que lleva a un desequilibrio metabólico. Menos del dos por ciento de la población estadounidense tienen esta condición. Las mujeres son 2-10 veces más propensas a desarrollar hipertiroidismo que los hombres. Individuos mayores de 60 años también están en un alto riesgo, así también como personas con diabetes tipo dos, insuficiencia suprarrenal, tiroiditis, cáncer de ovario o testicular, antecedentes familiares de enfermedad tiroidea o anemia perniciosa debido a una deficiencia o malabsorción de vitamina B-12.[7, 8] La causa más común de hipertiroidismo en los Estados Unidos es, la enfermedad de Grave, una condición autoinmune que ocurre de 7-8 veces más frecuentes en mujeres que en hombres.[9]

Hipertiroidismo ocurre cuando la glándula de la tiroide libera en exceso T4, llevando a un desequilibrio metabolico, perdida de peso, fatiga, y nerviosismo. Es más común en mujeres que en hombres.

Porque tiroxina regula el metabolismo y como el cuerpo usa la energía en prácticamente en todas las células del cuerpo, los síntomas que son más comunes de presentarse primero incluyen fatiga, nerviosismo, aumento del apetito, palpitación irregular o rápida, dificultad en dormir, cambios de humor, temblores, debilidad muscular y pérdida de peso inexplicable.[7, 8] Otros síntomas de una tiroide hiperactiva incluyen:

  • Bocio
  • Desórdenes menstruales
  • Enrojecimiento de la piel
  • Intolerancia al frio
  • Diarrea
  • Pérdida del cabello
  • Ojos protuberantes

Si no se controla, hipertiroidismo puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, derrame cerebral u osteoporosis. Hipertiroidismo también puede causar oftalmopatía de Grave, una condición que puede resultar en dolor de la vista, sensibilidad a la luz, visión doble y, en raros casos, pérdida de la visión.[7]

Para personas con hipertiroidismo, yodo reduce la secreción hormonal, aunque los científicos todavía no entiende como o porque.[10] Estudios encontraron que las inyecciones de yodo en pacientes con hipertiroidismo demostraron con éxito una disminución en la producción de tiroxina.[11] Muchas veces yodo radioactivo es usado en muchos casos.[7] Tratamientos depende en que tan severo la condición se ha convertido así que siempre consulte con su proveedor de salud para una guia.

¿Cuánto Yodo es Necesario?

Para individuos saludables, la cantidad de yodo que es necesario cada día depende de la edad y es medido en microgramos (mcg). De acuerdo con la Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), la cantidad diaria recomendada (RDA) de yodo en microgramos (mcg) son los siguientes:[12]

Etapa de Vida RDA
Infantes de nacimiento – 6 meses 110 mcg (si no están lactando)
Infantes 7-12 meses 130 mcg (si no están lactando)
1-8 años 90 mcg (si no están lactando)
9-13 años 120 mcg
Adolescentes >14 y adultos 150 mcg
Mujeres embarazadas 220 mcg
Mujeres lactando 290 mcg

Dado la gama de funciones críticas que apoyan el yodo, muchos especialistas del cuidado de salud creen que la recomendación son muy bajas. Tomar nota que si usted tiene una condición de la tiroides, ya sea hipotiroidismo o hipertiroidismo, las recomendaciones específicas de su proveedor de atención médica para el consumo de yodo puede variar de estas recomendaciones estándares. En algunos casos, el consumo de yodo puede empeorar estas condiciones así que asegurarse de consultar con su médico.

Como la Deficiencia de Yodo Afecta la Tiroides

La deficiencia de yodo es un problema serio y es la causa número uno de discapacidades mentales prevenibles en el mundo. La Organización de Salud del Mundo estima alrededor de un billón de personas sufrirán de algún tipo de forma de problemas de salud debido a la falta de yodo en la dieta, y aproximadamente el 40% de la población mundial está en riesgo de deficiencia de yodo.[13, 14, 15] Aunque la sal de mesa ha sido iodizada desde 1924, la deficiencia de yodo está aumentando otra vez en el mundo occidental. Un reporte en 1998 encontró que la deficiencia de yodo ha aumentado en los Estado Unidos durante los 20 años anteriores, probablemente debido a los cambios de dieta.[16]

La insuficiencia de yodo afecta directamente en la tiroides ya que las hormonas T3 y T4 requieren este mineral esencial. Si no tiene suficiente yodo, no puede producir lo suficiente de estas dos hormonas de tiroides. Estas hormonas que contienen yodo se utilizan para el mantenimiento y funcionamiento del cerebro corazón, músculos y huesos, así como para el metabolismo – convirtiendo los nutrientes de alimentos en energía necesarios para el cuerpo y órganos para trabajar propiamente.

¿Como Saber si Tiene Deficiencia de Yodo?

Mientras que la función de la tiroides es fácil de medir, no hay un examen de sangre específico para determinar cuánto yodo circula en el cuerpo. Sin embargo, ya que los riñones eliminan el yodo, los proveedores de la salud pueden evaluar el consumo de yodo midiendo la concentración en la orina.[13] Los médicos pueden realizar análisis de sangre para determinar los niveles de hormona tiroidea y los niveles de inmunoglobulina (TSI) que estimula la tiroides. Una deficiencias de yodo se sospecha cuando la hormona de la tiroides cae por debajo de un rango normal. La aparición de un bocio también indica una deficiencia o un exceso de yodo.

Yodo, Tiroides, y Embarazo

Durante el embarazo, niveles elevados de estrógeno y hormonas gonadotropina coriónica humana (hCG) desencadenan una mayor liberación de hormonas tiroideas, las cuales se requieren para el desarrollo correcto del cerebro y del sistema nervioso del bebé. Raramente, el embarazo induce a una enfermedad de Grave la cual enviará la tiroides a una sobremarcha, lo que lleva al hipertiroidismo. Síntomas incluyen fatiga, dificultad en dormir, e irritabilidad y muchas veces los médicos y mujeres embarazadas a menudo lo pasan por alto como síntomas normales del embarazo. Hipertelorismo durante el embarazo puede llevar a presion arterial alta (preeclampsia), anemia y bajo peso al nacimiento y otras condiciones.[17]

Durante el embarazo, niveles elevados de estrógeno y hormonas gonadotropina coriónica humana (hCG) desencadenan una mayor liberación en la tiroides de T3 y T4, necesitados para el desarrollo apropiado del bebé. Esto significa que necesita más yodo durante el embarazo.

Hipertiroidismo puede suceder luego de dar a luz. También, inflamación de la tiroides, o tiroiditis posparto, puede ocurrir después de dar a luz y provocar el hipertiroidismo, especialmente en mujeres con diabetes tipo I.[17] Fatiga y cambios de humor a menudo se atribuyen a la depresión posparto y son ignorados, así que si estos síntomas persisten, asegurarse de contactar a su proveedor de salud.

Fuentes de Yodo

Si usted quiere asegurarse de obtener el yodo adecuado, puede ser obtenido en alimentos o suplementos. El yodo también está presente en la sal de mesa ionizada.

Yodo en Alimentos

Hay muchos alimentos ricos en yodo. Marisco y peces de agua salada, como el atún, son excelente fuente de este mineral. La alga, nori, y quelpo son altos en yodo.[13] Huevos y carnes también contienen yodo.

Productos lácteos hechos de leche de vaca, incluyendo yogur, queso, y helado, contienen alimentos de yodo, aunque por accidente más que por diseño. Muchos agricultores de leche utilizan una solución salina que contiene yodo para limpiar las tetinas de la vaca y el equipo de recolección que puede llegar a la leche.[18] Agricultores también alimentan a las vacas lecheras con granos que contienen yodo.

Yodo ocurre naturalmente en frutas y vegetales como resultado de ser obtenidos de la tierra. Sin embargo, la concentración en las plantas depende en gran medida de la región en la que se cultivó el producto y del contenido de yodo del suelo de esa región en particular.

Yodo en la Sal

La sal ionizada usualmente contienen yoduro de potasio en un rango de 76 mcg por ¼ cucharadita de sal, así como 580 mg de sodio. Sin embargo, debido a que la sal de mesa lleva problemas de salud, recomiendo la sal de cristal del Himalaya, la cual tiene niveles variados de yodo, aunque no se agrega de forma natural como la sal yodada. Tenga en cuenta que los alimentos procesados, como las sopas y verduras enlatadas, o las comidas congeladas envasadas, rara vez contienen sal yodada.

Suplementos de Yodo

Para asegurar un suministro regular y consistente de yodo, muchas personas consideran un suplemento de yodo es uno de los suplementos nutricionales más importante. Hay algunas formas diferentes, como el yoduro de potasio y yoduro de sodio.

Recomiendo yodo naciente, también llamado yodo nano-coloidal.

Recomiendo yodo naciente, también llamado yodo nano-coloidal o yodo atómico. El último nombre se refiere al número incompleto de electrones en la estructura, resultando en la habilidad de mantener una carga electromagnética. El término “naciente” significa nuevo, recién hecho y se aplica a esta forma de suplemento porque se produce a través de un proceso electrolítico. Este método patentado garantiza una forma consumible de yodo que el cuerpo absorbe fácilmente y utiliza para mantener niveles óptimos de yodo y apoya la salud de la tiroides. Otra distinción sobre esta forma de suplemento de yodo es que es un mono-elemental, lo que significa que no está unido a otros elementos (el yoduro de potasio contiene potasio y yodo), lo que lo hace fácilmente reconocible y utilizado por el cuerpo.

Su Historia

¿Tiene alguna historia que quiera compartir acerca de su tiroides, yodo, o combinación de los dos? ¿Qué es lo que le llamó la atención? ¿Ha probado una suplementación de yodo, le fue de mucha ayuda? ¿Tiene una condición de la tiroides? Comparta su historia a continuación.

Referencias (19)
  1. "General Information/Press Room." American Thyroid Association. Accessed 5 Jul. 2018.
  2. "Hypothyroidism (Underactive Thyroid)." National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health. Aug. 2016.
  3. Zimmermann MB, Boelaert K. "Iodine Deficiency and Thyroid Disorders." Lancet Diabetes Endocrinol. 2015 Apr;3(4):286-95.
  4. "Hypothyroidism." UCLA Endocrine Center.
  5. Chakera AJ, et al. "Treatment for Primary Hypothyroidism: Current Approaches and Future Possibilities." Drug Des Devel Ther. 2012; 6,1-11.
  6. "Hypothyroidism Secondary." UCLA Endocrine Center.
  7. "Hyperthyroidism." National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health. Aug. 2016.
  8. "Hyperthyroidism." UCLA Endocrine Center.
  9. "Graves’ Disease." American Thyroid Association. Accessed 21 May 2018.
  10. Emerson CH, et al. "Serum thyroxine and triiodothyronine concentrations during iodide treatment of hyperthyroidism." J Clin Endocrinol Metab. 1975;40(1),33-36.
  11. Wolff J, et al. "The temporary nature of the inhibitory action of excess iodine on organic iodine synthesis in the normal thyroid." Endocrinology. 1949;45(5),504-513.
  12. "Iodine: Fact Sheet for Consumers." Office of Dietary Supplements, National Institutes of Health. 17 Feb. 2016.
  13. "Iodine Deficiency." American Thyroid Association.
  14. Hwalla N, et al. "The Prevalence of Micronutrient Deficiencies and Inadequacies in the Middle East and Approaches to Interventions." Nutrients. 2017; 9(3),229.
  15. Ahad F, Ganie SA. "Iodine, Iodine metabolism and Iodine deficiency disorders revisited." Indian J Endocrinol Metab. 2010;14(1),13-17.
  16. Burgess JR, Dwyer T, McArdle K, Tucker P, Shugg D. "The changing incidence and spectrum of thyroid carcinoma in Tasmania (1978-1998) during a transition from iodine sufficiency to iodine deficiency." J Clin Endocrinol Metab. 2000;85(4),1513-7.
  17. "Hyperthyroidism in Pregnancy." National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, National Institutes of Health. Dec. 2017. Accessed 21 May 2018.
  18. Watson RR, et al, eds. "Dairy’s Inadvertent Contribution to Sustaining Optimal Iodine Nutrition." In Nutrients in Dairy and Their Implications for Health and Disease. Academic Press. 19 Jun 2017.
  19. "Fact Sheet for Health Professionals." Office of Dietary Supplements, National Institutes of Health. 2 Mar. 2018. Accessed 5 Jul. 2018.

†Los resultados pueden variar. La información y declaraciones hechas son para fines educativos y no tienen la intención de reemplazar el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, prescribe o diagnostica enfermedades. Las opiniones y consejos nutricionales expresados ​​por Global Healing Center no pretenden ser un sustituto del servicio médico convencional. Si tiene una condición médica grave o preocupación por su salud, consulte a su médico.

Compre Nuestros Suplementos Completamente Naturales y Para la Salud Vegana

Suscríbase a Nuestro Boletín

Reciba correos sobre cómo cuidar de la salud a su correo aquí.

Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA).
Estos productos no están diseñados para diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Información y declaraciones hechas son para propósitos de educación y no pretenden sustituir el consejo de su médico. Global Healing Center no dispensa consejos médicos, recetas o diagnostica enfermedades. Diseñamos y recomendamos programas individuales de nutrición y suplementos que permiten que el cuerpo se reconstruya y se cura a sí mismo. Las opiniones y consejos de nutrición expresados por Global Healing Center no están destinados a ser un sustituto para el servicio médico convencional. Si usted tiene una condición médica grave, consulte a su médico. Este sitio web contiene enlaces a sitios web operados por otras partes. Estos vínculos se proporcionan para su conveniencia y referencia. No somos responsables por el contenido o los productos de cualquier otro sitio. Dónde Global Healing Center tenga el control sobre la publicación o comunicación de tales afirmaciones hacia el público, Global Healing Center hará su mejor esfuerzo para eliminar estas afirmaciones.

© Copyright 1998 - 2019 | Todos los Derechos Reservados www.globalhealingcenter.net

Exención de responsabilidad | Política de Privacidad